10 habilidades profesionales que no aprenderás en la Universidad

Una carrera universitaria es una de las buenas maneras de forjarse un futuro, pero no basta ni siquiera para ser un buen empleado, y peor si quieres ser un prospero empresario. Necesitas además prepararte por tu cuenta para desarrollar habilidades indispensables para tu éxito. .

1.- Aprender a crear sistemas para ganar dinero

Por ejemplo puedes estar estudiando o ser un ingeniero. En la universidad aprenderás hacer buenos diseños, proyectos, planes de ejecución, pero tendrás que aprender por tu cuenta a crear sistemas que den ganancias. Para esto será necesario que tengas habilidades de crear un equipo de personas que trabajen con el potencial de sus talentos.

También tendrás que aprender por tu cuenta a encontrar oportunidades de mercado, oportunidades de contratar talentos. No puedes dejar de adquirir habilidades de ganar clientes y lograr alianzas estratégicas con la competencia. Luego tendrás que tener una gran tolerancia a los errores y aprender de ellos. Y todo midiendo por la rentabilidad que generen.

2.- Aprender a manejar y ser parte o liderar un equipo

Adquirir habilidades profesionales para resolver problemas, de eso se trata seguir una carrera universitaria, pero hay otros problemas ajenos a la profesión que tienes que resolver como el trato con tus compañeros de trabajo, con el jefe, los empelados, proveedores, clientes, etc.

Son problemas que atacaran tu forma de ser, tu carácter, tu programación subconsciente. Tendrás que aprender a trabajar en grupo donde cada integrante se moverá con pensamientos diferentes al tuyo, donde posiblemente tengan mas experiencia o sean mas brillantes que tu, o al contrario.

Tu no lo sabes todo, y serás parte de un equipo donde cada uno se complementara, muchas veces tendrás que aprender algo mas, pero fundamentalmente tendrás que desarrollar la capacidad de integrarte a un equipo que ni siquiera será tu elección. Aprende .

3.- Tendrás que complementar tu carrera universitaria con alguna maestría

Cuando inicias tus estudios hay una demanda especifica de profesionales de tu área de estudios, pero al finalizar no sabes como estarán las cosas, posiblemente tu profesión no sea suficiente para mantener tu empleo o para encontrar trabajo. Es un echo que , y si estas en esas carreas tienes que hacer los cambios sobre la marcha, necesitaras estar atento.

4.- Entender las diferencias del conocimiento teórico del practico

Muchos universitarios tienen miedo de asumir responsabilidades cuando se trata de hacer practicas pre-profesionales, pero es ahí cuando empieza la verdadera profesionalización. Teóricamente puedes diseñar procesos, pero luego al ejecutarlos, los materiales, el clima, el presupuesto, etc., no se comportan como esta previsto.

Tendrás que aprender sobre calidad, procesos de fabricación a diferente costo, sobre fiabilidad, sobre las ventajas y desventajas de lo barato, sobre la procedencia geográfica o de fabricante de los materiales. Se necesita experiencias para adquirir estas habilidades.

5.- La universidad te da conocimientos, tu trabajo te dará experiencias

Los conocimientos que adquieres en la universidad son solo una parte de tu potencial para desenvolverte en una industria. La adaptación a este cambio puede generar una crisis, de pronto no entiendes como las teorías, la matemática no se cumple al pie de la letra. Necesitas una buena autoestima para mantenerte a flote.

Destacar como estudiante es un merito para la universidad y te puede dar buenos créditos para conseguir empleo. Pero cuando estés laborando se espera que seas muy productivo y trabajes cuidando el secreto comercial. Cualquier innovación no podrás divulgarlo ya que pondrías en riesgo la competitividad de la empresa.

6.- Empezar a aprender de los que tienen mas experiencia

Al trabajar por primera vez luego de graduarte en la universidad necesitaras una actitud proactiva, no importa que hayas destacado como el genio de tu salón. Ahora empezaras a tener relaciones de trabajo, obligaciones laborales, etc. Conocerás personas que aunque no tengan tus conocimientos teóricos, tendrán mucha experiencia, y deberás aprender de ellos con humildad y agradecimiento.

7.- Aprender a trabajar bajo una cadena de mando

En las universidades hay mucha libertad con los horarios, las asistencias y el cumplimiento de trabajos, cualquier incumplimiento solo te afecta a ti, pero en una empresa es importante que asumas responsabilidad, bajo pena de despido por escaso nivel de productividad o irresponsabilidad.

También tienes que aprender a recibir y ejecutar ordenes y considerar a tus superiores no como enemigos, sino como personas que esperan de ti un buen desempeño y que siempre estar dispuestos a apoyarte, motivarte y proporcionarte herramientas para que explores tu potencial.

8.- Importante manifestar agradecimiento a tus maestros

No es solo dar un gracias, el agradecimiento por tu éxito profesional se manifiesta con acciones que también te benefician y confirman que tu formación no solo es académica, también humana y profundamente consciente. Puedes usar las redes sociales para compartir tu sabiduría y tu alegría por la nueva vida que tienes, también puedes organizar conversatorios o una conferencia en tu ciudad para los hijos y amigos de tus maestros. Siempre hay .

9.- El único resultado indispensable es tu felicidad

Quieres dinero, comodidades, éxito, si, pero mucha gente luego de lograr todo esto aun siente que les falta algo, no están conformes. De pronto se sienten que subieron una escalera apoyada en la pared equivocada. Todo el día, cada día se ocupan de su trabajo y solo están atentos a los resultados laborales, pero ¿que hay de ellos mismos? No puedes postergar tus emociones, no es tu trabajo, es tu felicidad. Esto no lo aprenderás e la universidad, es algo que tienes que conseguirlo por tu cuenta.

10.- Convertirte en el guía de tu propia carrera profesional

Ayer conocí a una amiga que esta estudiando negocios internacionales, pero dice que lo que mas le gusta es leer y escribir, por lo que sueña, una vez terminado su carrera darse un tiempo para la literatura. Pero luego conversando llegamos a la conclusión que aun puede darse el gusto escribiendo de negocios.

Además tiene mas opciones laborales en negocios que en literatura, pero no por eso va postergar su pasión, pero es obvio que ella misma tiene que hacerse cargo de dirigir su futuro profesional. Internet necesita muchos escritores para diferentes áreas profesionales y destacan los buenos escritores. Siempre que quiera dar un paso mas tendrá que estudiar y hacer nuevas practicas.

Imagen por KunoNguyen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *