Poder de la gratitud para lograr un emprendimiento exitoso

Para la gran mayoría de personas emprender significa iniciar un nuevo negocio, pero realmente es algo mas que eso. Si observa a los grandes emprendedores exitosos, a los pensamientos que los guían, es mas un estilo de vida.

torre de piedras

Lo mas importante cuando decides cambiar es sentir gratitud por lo que ahora mismo tienes, no importa si consideras malo o bueno, simplemente agradeces todo lo que la vida te da.

Puedes agradecer con palabras, pero la gratitud es acción, es sentirse feliz, es decir gracias pero sin palabras, con tu actitud. Así el cambio en tu vida ya empieza a ocurrir.

Cuando piensas en un emprendimiento te fijas una meta, pero la felicidad que sentirás al llegar a esa meta no tiene porque esperar, puedes ser feliz ahora mismo agradeciendo anticipadamente.

Se comienza siendo agradecido por cada pequeña cosa de nuestra vida.

  • Gracias por mis ojos
  • Gracias por mis oídos
  • Gracias por mis piernas
  • Gracias por mis brazos
  • Gracias por mi voz
  • Gracias por mi familia
  • Gracias por mis hijos
  • Gracias por este hermoso día
  • Gracias por los pájaros que están piando
  • Gracias por mis mascotas
  • Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias.

Primero agradeces todo lo que puedes ver y tocar. Esta actitud es una forma de abrir tu vida a lo que la naturaleza tiene para ti (también puedes decir Dios)

El la naturaleza te protege igual que a los arboles y todos los seres vivos. Observa que acepto el ser humano, la naturaleza vive sin reglas sociales, morales, culturales, teorías, etc., y así es abundante, saludable, feliz.

Los animales para vivir mejor no se proponen hacer negocios, simplemente viven su naturaleza. No critican o son negativos si les va mal y no califican las cosas y circunstancias.

Nosotros podemos pensar, pero por alguna razón el pensamiento significa un precio muy caro si nos alejamos de la naturaleza.

Frente a un pensamiento dual, que califica todo como bueno o malo, la naturaleza es un misterio lleno de cambios, y al pensamiento no le gustan los cambios ni las dificultades, prefiere el confort, la paz.

Pero el confort significa vivir rechazando los cambios, rechazando tu naturaleza, ordenando tu vida, alejándote de los beneficios de la abundancia.

Observa que desde que naciste, tus padres empezaron a imponerte el confort. No hagas esto, duerme a tal hora, come a tal hora, compórtate, aprende estas cosas.

Y el resultado es que ahora sientas que no eres feliz y estas pensando en un cambio y para ese cambio consideras iniciar un negocio emprendedor.

No puedes iniciar ese cambio desde donde esta tu mente ahora.

Para tu mente probablemente estos consejos no tengan sentido, y si te esfuerzas un poco empezaras agradeciendo unos cuentos días y luego sin darte cuenta te olvidas.

Dudaras, ¿Será verdad o no? ¿Sera bueno o no? ¿Estaré perdiendo el tiempo? ¿Quien me garantiza?

Abandonaras y tu vida económica y emocional seguirá igual, sentirás haber fracasado. Por eso se habla de la persistencia, de la fe, la pasión, los sueños.

Para evitar estas frustraciones y que tu mente te haga trampas fíjate metas pequeñas, realizables. Simplemente acostúmbrate a ser un triunfador logrando pequeñas metas, así adquieres confianza en ti mismo.

Por eso primero agradece solo lo que puedes tocar y ver, crea una letanía diaria de gracias por todo lo que hay en tu vida.

El mejor momento para dar las gracias es cuando te despiertas y antes de dormir.

Dormir, despertar, bañarte, comer, salir a trabajar… son retos que estas logrando, celebra con un agradecimiento. Así, celebrar un reto muy grande llegara de forma natural, sin esfuerzo.

Sigue fijándote retos pequeños por un buen tiempo, también llámalo emprendimiento, te estas iniciando por convertirte en una persona capaz de lograr sus propósitos emprendedores.

Muchas personas logran ganar mucho dinero, nacen ricas, pero no son felices, ellos también quieren un cambio en sus vidas.

Por ejemplo en Estados Unidos, en el mundo de los inversionistas ocurre un fenómeno extraño. Mucha gente con propiedades de lujo busca el consejo de personas que usan el servicio publico para movilizarse. Los primeros no tienen felicidad y los segundos no tienen fortuna.

La gratitud te da acceso a la sabiduría que ya esta en ti mismo, no tienes que buscar consejo en lugares equivocados.

No tienes que saber teóricamente (mente) la ley de la gravedad para beneficiarte de ella. Igual, alguien ha formulado una ley de la atracción, pero no es importante que tu mente la sepa, sino que tu actitud este en sintonía con ella.

La gratitud es actitud, el agradecimiento es mental, cultural, es de bien educados ser agradecidos. Empieza por el agradecimiento, es un reto que puedes lograr por tu emprendimiento.

Imagen por symphony of love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *