Granja de Caracoles





granja caracolesSi eres nuevo en esto del mundo de ganar dinero por tu cuenta seguro que no se te habrá ocurrido generar una granja de caracoles, pero piénsalo de nuevo, es una gran opción para generar ingresos y tener un pasatiempo productivo, porque aunque no lo parezca hay un gran mercado y la cría de estos animalejos es muy interesante.

La granja de caracoles es también conocida como helicicultura y tiene como especie más solicitada al tradicional caracol de jardín que todos vemos en los descampados o entre las plantas especialmente luego de la lluvia y que tiene por nombre científico: Helix aspersa, pero también se pueden criar especies un poco más exóticas como el llamado caracol africano o Achatina fúlica, aunque como no es muy conocida e incluso considerada plaga peligrosa, si no tienes un mercado a la vista, mejor no meterse con ellos.

Para comenzar es conveniente informarte sobre los datos básicos sobre los ciclos de vida y los estilos para criarlos y luego comercializarlos, ya que puedes venderlos vivos o no.

Como con cualquier otro emprendimiento necesitarás hacer una inversión inicial de tiempo y dinero, para una granja de caracoles puedes o bien dejarlos que vivan en un espacio cercado pero que se críen y reproduzcan de forma natural o puedes hacer un inversión para generarles las condiciones optimas para que se reproduzcan de forma controlada y eficaz para tu negocio.

Se podría decir que la primera camada se obtendrá como mínimo dentro de los 8 a 10 meses de comenzado el proyecto, pero también esto depende del empeño y el éxito de tu criadero.

Para obtener ser exitoso, no es tan importante el tamaño que tenga sino la posibilidad de controlar la luz, la humedad y las condiciones en general del lugar donde crecen estos animalitos. La cantidad de espacio mínimo a utilizar depende de la cantidad y el rendimiento que se desea tener, ya que es importante recordar que si se criarán a cielo abierto los depredadores naturales se llevarán parte de nuestros caracoles y las condiciones del clima no siempre serán las más favorables.

A cielo abierto o también llamada crianza extensiva tiene por puntos a favor que no requiere mayor inversión ni mano de obra, pero tiene por contras que las camadas demorarán al menos 1 año y medio en crecer, además de cómo ya dijimos las intervenciones de los depredadores y la imprevisibilidad del clima.

Lo mejor, si quieres realmente ganarte la vida con este proyecto es utilizar el sistema de crianza mixto, es decir dentro de un invernáculo y al aire libre y de paso, puedes obtener un rendimiento extra vendiendo las plantas que allí cultives haciendo las veces de hábitat y alimento.

Este sistema, si bien es costoso tanto en tiempo como en inversión es el que más rinde para pequeños inversores ya que el espacio estaría delimitado por la cantidad de cajas de cría que puedas instalar y el invernadero que construyas. Si puedes mantener las condiciones dentro del invernadero, lo ideal siempre es mantener la temperatura entre los 18 y los 20 grados, la humedad no mayor al 75 a 90 %, con 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

Un dato importante para comenzar es que si vas a recolectarlos de la naturaleza es importante que los purgues o los desintoxiques antes de criarlos para que se reproduzcan porque es la única forma de evitar que si están enfermos o comieron algún alimento perjudicial para los humanos estos afecten a las crías o a los consumidores.

Para purgar tu granja de caracoles, te recomendamos:

http://www.caracolandia.com/Helicicultura.html

Dejar comentario