Franquicias de servicios

franquiciaCuando hablamos del modelo de negocios de las franquicias, encontramos aquellas que ofrecen productos de una determinada firma y por otro lado las de servicios. Estas últimas tienen una serie de ventajas y desventajas frente a las que ofrecen bienes tangibles que vamos a analizar en el siguiente artículo para ayudarlo a decidir qué es lo que más le conviene.

Ventajas

Menor costo de entrada: En general este tipo de inversiones, tienen un costo menor de inversión inicial para acceder a la misma ya que no es necesario adquirir cantidades significativas de stocks y productos para la venta.

Ahorro en costos de distribución y transporte: Las de productos requieren el envío de la mercadería a cada una de las sucursales franquiciadas lo que demanda mayores costos y tiempo en el transporte de los mismos. El tener que depender de terceros y proveedores para mantener niveles de stocks es un problema más en la cadena de comercialización, que las inversiones de servicios no poseen.

Trabajo desde casa: Muchas oportunidades tienen la ventaja que no requieren local comercial a la calle y se pueden desarrollar desde el hogar. Este es el caso por ejemplo de firmas que trabajan brindando servicios profesionales por internet.

Prestigio: En general, cuentan con prestigio a nivel nacional que ayudan a los inversores y profesionales a tener grandes ventajas frente a la competencia. Imaginemos por ejemplo una franquicia de un estudio de abogados reconocida por su trayectoria tendrá mucho mayor penetración en el mercado que un estudio de abogados recién iniciado.

Mayores márgenes de ganancia: La reventa o fabricación de productos no genera tantos márgenes de ganancia como lo hacen las de servicios, esto es porque el trabajo personal de ofrecer un servicio es una tarea mucho más compleja y menos frecuente que la venta de productos. Este es el caso por ejemplo de las inmobiliarias que pueden generar grandes ganancias en comisiones por solo el asesoramiento a un cliente.

 

Desventajas

Trabajo Activo: Muchas veces requieren que el inversor sea activo en el negocio, es decir que trabaje en el negocio para controlar y gestionar el desarrollo del mismo así como mantener buenas relaciones con el cliente.

Capacitación: Es importante que el mismo sea de calidad por eso las marcas de franquicias suelen exigir un plan de capacitación bastante estricto para sus inversores y el personal que trabaja con él.

Mayores tiempos: La venta de un producto se produce en forma instantánea y se cobra el dinero del mismo perfeccionándose la transacción comercial. Las franquicias de servicio muchas veces requieren mayores tiempos para concretar un determinado trabajo y adaptarlo a las necesidades del cliente.

Menos estandarización de procesos: Por lo general deben adaptar los trabajos a los requerimientos del cliente en particular que varía de un cliente a otro por lo que dificulta la creación de manuales de procedimientos para casos específicos que se presentan.

Difícil escalabilidad: La importancia que cobra el capital humano en este tipo de oportunidades es un impedimento para expandir la misma ya que es necesario contar con más personas que se comprometan y ofrezcan un servicio de calidad acorde al que pretende la firma franquiciante.

Como podemos observar las ventajas y desventajas de las franquicias de servicios son muy importantes para tener en cuenta a la hora de invertir ya que siempre se debe buscar que coincida con nuestro perfil de inversor. Si estamos capacitados y la oportunidad es relacionada con nuestra profesión o conocimientos es una buena idea ofrecer servicios, ahora sí solo queremos generar ingresos pasivos y no tener mucho contacto con los clientes, debemos orientar nuestra búsqueda a la venta y comercialización de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *