Fijar metas, gana dinero, éxito, amor

Fijar metas es algo mas que decir “quiero tener éxito”, “cambiemos nuestra sociedad”

Buscar triunfar, tener éxito, lograr una meta es un viaje.

Cuando empezamos un viaje tenemos claro a donde vamos, es imposible viajar sin saber donde llegar.

Cuando viajamos pensamos en nuestro destino, cuando planeamos pensamos constantemente en nuestra meta, hacemos planes, costos, itinerarios, fechas, montos, tiempo.

Cuando dejamos de pensar en nuestra meta, nuestro viaje se aplaza, cuando no sabemos a donde vamos, no sabemos si avanzamos, no sabemos si nos acercamos a la meta.

Imaginemos un camino, un vehiculo y un caminante.

Escena 1:
Un caminante detiene un vehiculo y le dice, por favor lléveme.

-A donde va usted- dice el chofer
-No se a donde boy, pero lléveme por favor.
El chofer esta intrigado, pero lo lleva no tanto por llevarlo, sino por darle cobijo en su vehiculo.

Escena 2:
El caminante le explica a donde va, pero el chofer solo pasara cerca.

-No lo puedo llevar hasta ahí, pero lo puedo dejar cerca.
-Cuanto me costara- pregunta el caminante.
-Hasta ahí le cobro 20 soles, ya que no trae equipaje, pararemos en dos horas, hay un restaurante en el camino.

Escena 3:
El caminante aun no ha salido de viaje, esta en su casa, con el equipaje listo, dinero sufriente, pasajes, y un itinerario de viaje.

-Viajara al Cuzco, y partiendo desde Lima ha calculado que estará en la ciudad inca en 20 horas.
– En dos horas debe estar en el Terminal de Cruz del Sur en Javier Prado, pagar 150 soles de su pasaje.
-La comida y la cama esta cubierto ya que en el bus dan cena y desayuno.
– Llegara al hotel inca, que le recomendó su primo, gastara 50 soles la noche, comerá en el restauran el sol, y sus gastos para la semana están bien calculados, pero lleva un adicional para diversión y gastos imprevistos.

Podemos continuar con la descripción de a donde va el viajero, cuanto le costara, que tiempo demorara, cuando lo hará.

Si usted quisiera fijar sus metas, le pediría que haga un plan similar con la ciudad de su preferencia, lo mas detallado que pueda. Y luego, remplace el nombre de la ciudad por su meta, por lo que quiere lograr en su vida, y siga remplazando todo, lo que esta dispuesto a pagar, el tiempo que le dedicara, etc.

Obvio que las dos primeras escenas no le servirán, no importa si el viajero hable de éxito, no importa que tan buenas intensiones tenga, si no se hace un plan como la tercera escena, no se sabrá a donde se quiere llegar, ni como llegar ni cual es el costo que se puede pagar.

Pero tranquilo, esta no es una regla, no la guarde como regla, solo es un ejercicio para fijar metas; después que la comprenda olvídese de ella y siga su propia comprensión.

No somos una humanidad, cada uno es una unidad, cada uno es un talento, cada uno representa un mundo de percepción y comprensión.

Cuanto más nos parecemos a los demás, mas nos olvidamos de nuestra originalidad, despertar nuestra originalidad es solo ser naturales, es solo recordarnos, es ver que la moral y las reglas sociales no es nuestro ser, sino un convenio de convivencia.

Recuerda, cuando no piensas en tu meta, dejas de ir, cuando menos planeas como llegar mas te alejas de lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *