Feng shui en la oficina

feng shui oficina Mucho se habla de la necesidad de trabajar cómodos y en un ambiente agradable, son expertos de casi todas las disciplinas que se ocupan de este tema pero hay una disciplina milenaria que llega desde el oriente que se dedica a mejorar la calidad de vida basándose en los objetos que nos rodean desde antes que los occidentales tuviéramos conocimiento de que influye en nosotros cómo y dónde trabajamos. Nos dedicaremos, entonces, al feng shui en la oficina.

Creo que no hace falta explicar que el feng shui es una disciplina que entiende que todos los objetos, aromas y sonidos que nos rodean tienen energías que se relacionan con la nuestra, provocando sentimientos y permitiéndonos aumentar o disminuir nuestras ganas, rendimiento y concentración. Entonces, qué mejor lugar para aplicar feng shui que la oficina.

La oficina es ese lugar donde trabajamos, no importa que sea en nuestra propia casa, en un box o en una habitación diferente dentro de una empresa, y como tal debe reunir algunas condiciones para que nos permita trabajar con tranquilidad, concentrados y cómodos.

Como dijimos,  no solamente se relaciona con la cantidad y calidad de las cosas que tenemos en ella, se relaciona primero, con la forma en la que están dispuestas y cómo las mantenemos. Entonces, la limpieza y el orden son esenciales para que las energías fluyan y no se acumulen. Como sabemos, el desorden provoca cansancio y confusión, nos entorpece la tarea y no nos deja rendir al máximo. La solución es simple: tener un sitio para cada cosa y respetarlo, guardando luego de usarlos y manteniendo la limpieza. Para almacenar los papeles y demás objetos será bueno conseguir cajones, placares o cajas para eliminar de la vista los papeles apilados.

feng comercio

Pero como nos referimos al feng shui, tratemos de que los objetos que elijamos para almacenar los papeles y las herramientas estén elaborados con materiales naturales como madera, cerámica o papel. Y como dijimos, mantener la limpieza diariamente, y hacer una limpieza a fondo una vez a la semana es necesario para que el ambiente se mantenga productivo.

Para decorar nos indica también que será mejor utilizar plantas con o sin flores, nos darán tranquilidad al contemplarlas, mejorando nuestra creatividad y conectándonos con la naturaleza. Además, mejoran la calidad del aire que se respira dentro de nuestra sala. Refiriéndonos también al aire, es fundamental que el espacio tenga al menos una ventana o entrada de luz y aire naturales. Si no lo tiene, entonces, colocar colores luminosos pero no brillantes.

Hablando de la decoración, y más si no hay luz y aire natural, una fuente de agua que corre eternamente es una de las mejores estrategias que nos ofrece el feng shui de la oficina para mejorar la calidad del ambiente.

Pensando en el feng shui desde la puerta de entrada, es importante que el primer vistazo que uno tenga del lugar sea limpio y amplio, es decir, si existe antesala, esta debe estar ordenada y no tener más que lo indispensable: sillas cómodas para esperar, un escritorio para el asistente que también debe estar siempre ordenado y despejado, alguna planta y colores cálidos.

Dentro de la oficina, uno de los elementos más importantes es el escritorio. Aquí son importantes el tamaño, el material con el que está hecho y el lugar donde se ubica. Comencemos con la ubicación: el escritorio nunca debe estar detrás o enfrentado a la puerta de ingreso, lo ideal es que esté en diagonal y que pueda verse desde allí. Frente al escritorio deberás colocar algo que te agrade pero no te distraiga, por ejemplo, un cuadro o una ventana, cosa que cuando necesites despejar la mente o pensar, puedas sacar provecho de la inspiración que estos te proporcionan.

Detrás del escritorio, lo mejor es que haya una pared, ya que si tienes una ventana, los ruidos extraños o personas que pasen te distraerán. También, si necesitas aumentar tu autoestima y demostrar que tienes autoridad, detrás de ti puedes colocar diplomas o premios, aunque si quieres transmitir tranquilidad puedes colocar un cuadro que se relacione con el que tienes delante de ti, y los diplomas o premios, colocarlos en las paredes laterales, no en la de la puerta.

Para pintar utilizando las enseñanzas de esta filosofía, indican que el azul y todos sus matices son especiales para lograr balancear las emociones, integrándolo especialmente con decoración verde, blanca y gris, con algunos detalles en dorado y plateado que son colores energéticos y positivos para la cultura china, y que se relacionan directamente con el éxito y el comercio.

Respecto a los objetos con los que decorar, lo fundamental es rodearte de elementos que te hagan sentir a gusto, que promuevan tu creatividad y te impulse a seguir adelante. Entre los más comunes están  las fotografías de los familiares, pero intenta que estas fotos hayan sido tomadas en alguna circunstancia particular, que no sea un retrato como los que toman a los niños en la escuela, inmóviles y con cara de “estoy posando para la foto”, no intenta que la imagen sea una escena natural de la vida, en la que todos estén felices y haciendo algo, no posando.

Otro de los elementos importantes para el feng shui de la oficina es el aroma que respiras en ella. Como dijimos al comienzo, la limpieza es la base del éxito, y un espacio limpio huele bien, pero además, puedes valerte de las energías que promueven los aromas para provocar diferentes sensaciones. Por ejemplo, si por la mañana te cuesta levantarte pero el aroma a café recién preparado te hace saltar de la cama y ponerte en actividad, prueba a ver qué sucede si pones un aromatizador café, que invada el ambiente cada 2 horas por ejemplo. Los aromas funcionan distinto en cada persona, porque en muchos casos se relacionan con experiencias particulares o sentimientos muy íntimos. Conoce tu personalidad, reconoce tus sentimientos y ayuda a tu rendimiento con los aromas que te ayudan a sentirte mejor.

Otro elemento importante que nos recuerda esta filosofía es intentar que los elementos que existen en tu espacio no tengan puntas ni bordes filosos. Se prefieren siempre las formas redondeadas o romas, que combinen unas con otras o que encajen pero que no se choquen. Mirar decoración que contrasta y choca da sensaciones de temor e inseguridad, en cambio, observar líneas curvas, que se fusionan o combinan entre sí, provoca el deseo de seguirlas con la mirada, de jugar con sus movimientos, de avanzar y encontrar el punto de partida o de encuentro.

Como verás no se indican objetos específicos que debes o no colocar, aunque sí existen símbolos y figuras que ayudan a mejorar el ambiente, especialmente cuando son muchas las personas que permanecen o transitan por tu lugar de trabajo. Recuerda buscar en la cultura china el significado energético de cada animal y podrás utilizar esculturas, fotos o representaciones de ellos para eliminar las malas ondas, los comentarios filosos y la envidia, por nombrar  algunas de las cuestiones más comunes a las oficinas en el mundo.

Un detalle interesante que marca el feng shui es que los objetos además de energía tienen memoria y nos provocan recuerdos, entonces, si heredas o recibes una oficina que había sido utilizada antes y ya tiene algunos muebles, puedes dejarlos si no te provocan malos recuerdos, nostalgia o rechazo, pero el único objeto que no puedes dejar es la silla de la persona anterior porque además de que está amoldada a su cuerpo, te provocará, consciente o inconscientemente, una sensación de vulnerabilidad.

Otro consejo donde se tratan temas estresantes o que provocan mucho cansancio, es el de tener peces vivos en un acuario. El acuario debe estar ubicado en el sudeste y los peces tendrán que ser de colores vivos y agradables. Darles de comer y verlos en actividad nos provocará energía, además, como dijimos, una fuente de aguas que corren sin parar moverá la energía y nos invitará a seguir.

Y con respecto a la iluminación, si no es posible que sea natural, lo mejor es combinar luces blancas y amarillas para que la energía fluya entre ellas y no se sostengan, cosa que provocan los tubos fluorescentes. Incluso, tener iluminación general, pero luz particular para cada escritorio puede ayudar a la armonía y a la facilidad para ver lo que se hace.

Finalmente, no existe oficina en la actualidad que no tenga un o más ordenadores. Los ordenadores son buenos elementos para el feng shui, ya que las pantallas simbolizan la energía en movimiento. Será bueno que el escritorio donde estén ubicadas sea espaciosos para que el aparto esté bien dispuesto y que además se tenga lugar para escribir sobre papel, y que los colores del ordenador sean oscuros, gris o negro, para poder fluir con el azul.

Espero que estos consejos te sirvan para mejorar la actividad de tu oficina, y si todavía eres escéptico, has una prueba divertida…. Pon un retrato o imagen de alguien posando o una imagen poco atractiva en tu escritorio, verás cómo empieza a molestarte y tendrás que quitarla.

Tabla de colores Feng Shui

colores fen shui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *