Expertos en liderazgo comparten contigo 2 secretos

¿Conduciría usted un automóvil si no tuviera buena vista?

Los gerentes autocráticos son pésimos en esto, especialmente los presidentes egocéntricos de juntas directivas. Dan instrucciones que nadie entiende y que nadie se atreve a cuestionar. Los autócratas suponen automáticamente que si ellos entienden, los demás entenderán.

Todos corren de un lado para otro tratando de llevar a cabo las instrucciones, sabiendo perfectamente que serán reprendidos por hacer suposiciones equivocadas sobre lo que el presidente de la Junta Directiva quería. ¡C’est la vie!

El Líder sabe perfectamente lo que la empresa necesita de él y asimismo el camino que ha de tomar para lograrlo. Y, lo que es más importante, se cerciora de que su gente también lo sepa. Elige sus palabras con gran cuidado, no usa una terminología vaga. No hace declaraciones ambiguas ni tiembla ante una decisión que encuentra difícil de tomar.

Explica en forma detallada lo que quiere y luego comprueba si su gente comprendió.

A la inversa, cuando su gente le lleva un problema, se asegura de haber entendido con certeza al respecto. No hace suposición alguna hasta que haya logrado dicha certeza, y escudriña exhaustivamente hasta que esté seguro.

aplicarhoy

Esta noche, a las 9:30 en punto, suspenda lo que esté haciendo, prepárele a su cónyuge o pareja una taza grande de chocolate caliente y pídale que participe en un experimento, simulando el lugar de trabajo. Ponga a funcionar la grabadora.

Tiene cinco minutos para explicar los asuntos más importantes en que está trabajando en el momento. Se le permiten cinco minutos adicionales para hacer preguntas aclaratorias.

Desconecte la grabadora, vuelva a conectar la televisión y tómese su chocolate caliente.

LO QUE DEBE HACER MAÑANA

Mañana por la noche, a las 9:30 en punto, haga que su pareja suspenda lo que esté realizando y le prepare una taza de chocolate caliente. Conecte la grabadora y pídale a su pareja que repita lo que le dijo el día anterior.

Compare las dos grabaciones. Si repite el ciento por ciento de lo que usted dijo el día anterior, entonces no solo es un Líder, sino que tiene una super-pareja. (¿Por qué ha de tener su pareja menos claridad respecto a esos importantes asuntos de trabajo que alguien de la fábrica que trabaja para usted?)

 

Realimentación (feedback)

La realimentación o información sobre el desempeño es esencial para mejorar. Sin dicha información, el deterioro del desempeño es inevitable.

No he conocido la primera persona que no quiera saber el grado de eficiencia con que se está desempeñando. Todos queremos tener la seguridad de que la contribución que estamos haciendo no solo se reconoce sino que es la que se requiere.

Sin realimentación la gente comienza a hacer suposiciones respecto a lo que de ella se espera, sobre normas, sobre cómo comportarse. Sin feedback el equipo empieza a desintegrarse.

El Líder les proporciona información constante a su jefe, a sus colegas, a sus subalternos. A veces esa información surge de lo que ha estado realizando: las negociaciones de esta mañana, su visita a Colgate Palmolive ayer, su reunión con Alejo Cano a la hora del almuerzo.

Otras veces es información sobre el desempeño individual: “Considero que ése era un buen informe, Diana; aunque para comenzar, sería útil preparar un resumen”. Tomará a Jorge Ruiz del brazo: “Sé que trabajas duro, Jorge, pero permíteme decirte algo. Si tratas a los clientes en la forma tan grosera y agresiva como tratas a tus compañeros de equipo, nos esperan serias dificultades”.

Recibirá a Susana González y le dirá: “Considero que hiciste una gran labor cuando le ayudaste a Juan a resolver ese problema que tuvo ayer. El me dio buenas referencias tuyas…”.

El Líder sabe que sin una realimentación constante no está en condiciones de afianzar lo que él considera es importante para el equipo. La falta de feedback equivale a decir que nada de lo que está haciendo el equipo es importante y que el jefe tiene cosas más importantes que hacer.

aplicarhoy

Dé una vuelta por las instalaciones y proporcióneles feedback informal a no menos de cinco personas, estén o no bajo su directa responsabilidad. Trate de ser tan positivo como le sea posible, y destaque las cosas buenas que están realizando. Pero no eluda las negativas. Su gente apreciará su ayuda si la informa sobre “lo negativo” de manera constructiva y productiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *