Como preparar su mente para el exito en los estudios universitarios

Para lograr el exito en los estudios universitarios se necesita una predisposición mental optima. Esto significa poder regular sus emociones, manejar sus pensamientos y comportarse de una manera positiva a pesar de las circunstancias. Cada estudiante necesita desarrollar su fuerza mental encontrando el valor de vivir de acuerdo a sus valores y su idea de éxito.

estudios_universitarios_1dic13

No basta fuerza de voluntad, también se requiere trabajo duro y compromiso, pues el éxito en los estudios de una carrera universitaria requiere adquirir hábitos saludables, mejorar constantemente y estar actualizado con los modernos medios de crear un perfil profesional.

Te sentirás exitoso cuando soluciones problemas, por eso, aunque es mas fácil estar con una mentalidad positiva cuando la vida es simple, tu verdadera fuerza mental y creativa la podrás ver cuando te responsabilices por resolver tus problemas o problemas de tu comunidad.

Es con los problemas que tu eliges que recursos usar, y así desarrollas, con la practica, el potencial de tu fuerza mental. Empecemos:

1.- Cuales son tus creencias fundamentales

Gracias a la mente siempre nos movemos con alguna creencia de nosotros mismos. Al principio esas creencias se forman en nuestra niñez y dependen de cada experiencia que tuvimos y como la calificamos.

Esas creencias son como un programa que nos hace actuar de una forma predeterminada, pues creemos que las cosas ocurren o deben ocurrir de tal y cual manera. Todos podemos observar los resultados de vivir con esas creencias.

Por ejemplo si de alguna manera tiene la creencia que nunca tendrá éxito en la vida por tal y cuales razones (puede ser inconsciente), su éxito en los estudios universitarios puede verse bloqueada por ejemplo levantándose tarde, siendo antisocial, faltando a clases o no prestando atención en clases, etc., pues inconscientemente usted tratara de ser consecuente con su creencia, algo como “para que esforzarse si ya sabe que todo será inútil, que usted no tendrá éxito”.

Cada uno necesita evaluar sus resultados y atribuirlos a sus creencias fundamentales. Tendrás que empezar con un cambio, cumpliendo pequeños retos como levantarse mas temprano, siendo mas social, prestando mas atención en clases, etc.

2.- Usa tu energía mental con mayor sabiduría

Experimenta por ti mismo ¿En que momentos sientes que tienes mas energía, cuando tus pensamientos son positivos o negativos? Tu progreso depende de tu energía, de tu entusiasmo por hacer las cosas. Tu retroceso o derrota depende de tu falta de energía.

Hay muchas cosas que podemos hacer y otras que no dependen de nosotros. Por ejemplo no tiene sentido enojarse con el mal clima, pero podemos aprovechar la energía de de la buena vibra de un buen clima. Si hay un mal clima mantén tu entusiasmo haciendo lo puedes, no pierdas tiempo con lo que no tienes control.

Es un arte practico mantenerse con energía para hacer que las cosas pasen. Mucha gente se abruma porque tiene “mil problemas por resolver”, cuando el único problema es el enfoque al punto inadecuado (lo que no puedes).

3.- Recurre al poder del enfoque productivo

Gran parte de lo que hacemos lo hacemos de forma automática. Miramos de una forma, interpretamos las cosas de una forma… todo sucede mas rápido de lo que quisiéramos y muchas veces pensamos “no se por qué hice eso”, “no es lo que quería hacer”, cuando los resultados no son los deseados.

Si prestamos mas atención a lo que hacemos de forma automática aumentaremos nuestra conciencia sobre nuestros hábitos. Descubriremos que muchos pensamientos habituales son exagerados y negativos, lo que no favorece para el exito en los estudios.

Necesitas identificar la frecuencia con que te enfocas en pensamientos negativos, emociones negativas que no te permiten seguir adelante. Por ejemplo un pensamiento muy recurrente entre los jóvenes es "Yo no puedo hacer nunca nada bien", y si tu enfoque en esa creencia es muy fuerte (inconsciente) harás todo lo posible (inconsciente) por fallar, incluso te puedes enfermar para que “nada salga bien”.

¿Como salir de esa limitación? Haciendo bien pequeñas cosas, acostumbrándote a ser exitoso en pequeñas cosas que tu sabes son fáciles, celebrando y dando gracias. Es normal tener debilidades, pero también tienes un montón de puntos fuertes, enfócate en estos últimos.

4.- Practica la tolerancia del malestar

No eres tu quien se incomoda o siente malestar frente a un cambio, es tu ego. Al ego no le gusta cambiar, tampoco le gusta el roce con algo superior. Aprende a tolerar esos malestares productos del cambio, y cambia constantemente, es parte del crecimiento.

Todos experimentamos emociones, pero solo la gente exitosa no se deja manipular por esas emociones, pues muchas son limitantes. Por ejemplo si usted en algún momento ya se programo que no le gusta hacer alguna cosa, sentirá una fuerte emoción de resistencia para cualquier cambio que implique hacer esa cosa.

Pero si usted va participar en un reto no puede presentarse con una lista de cosas que no quiere hacer. Si de verdad quiere el éxito, usted tendrá que hacer todo lo que se necesita hacer, sin restricciones, u otro lo hará y se llevara el premio. 

Practique ahora mismo comportarse como la persona que quiere ser. Sea mas sociable en lugar de tener solo la intención de serlo. No importa si hay cosas que no le gusta hacer como hablar a un desconocido, hágalo, hacerlo significa su mejor declaración de que quiere ese éxito que sueña.

Aprender a tolerar el malestar del cambio le permitirá ver mejor su vida y le ayudara a convertir su visión en realidad, un pequeño paso a la vez. 

5.- Sienta mas y reflexione a diario

Por ejemplo usted tiene un grupo de trabajo en la universidad y algunos son muy relajados y faltan a las citas de trabajo. Usted quiere que todo salga bien, que el grupo crezca alegre y productivo.

Algunos reaccionan de forma negativa ante los miembros relajados, provocando al mismo tiempo un ambiente negativo. Buscan la razón con palabras, razonamientos, reglas… pero mas allá de la razón se esta formando un ambiente negativo y lo mas probable es que estemos incentivando un mal resultado.

Es importante que reflexiones sobre cada acción y sus resultados, olvídate de querer tener razón en todo, admite que puedes equivocarte y progresa.

Al final del día pregúntate y observa en ti mismo ¿Que aprendiste acerca de tus acciones y sus resultados? ¿Que acciones, pensamientos y emociones estuvieron implicados?

Tu eres el único responsable para tu éxito en los estudios universitarios. Puede fallarte tu padre, tus profesores, la universidad y sigues siendo responsable de lo que va ser tu vida profesional, ninguna de tus decisiones es responsabilidad de otra persona.

Imagen por Tulane Public Relations

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *