Estrategias de una empresa

estrategias empresaLas compañías de hoy en día han comprendido que no existe una sola forma de ganar el mercado y mantener cautivos a los clientes. La competencia feroz que las nuevas tecnologías y sociedades proponen, las obliga a generar estrategias de una empresa para varios objetivos, la hacen globalizada y dirigida, aunque esta no lo desee.

Sabemos que son todas aquellas actividades que realiza para lograr metas, llegar a sus clientes o introducirse en nuevas propuestas. Y dependiendo el objetivo que se tenga, cada estrategia de una empresa será diferente, por eso, no se puede generalizar diciendo que tal o cual sistema funciona mejor o peor, es o no efectivo.

Para lograr englobar estas tácticas, podríamos, sí, enmarcar cuales son las que funcionan o funcionaron para los diferentes rubros en determinadas épocas del año o de la evolución social, pero no podemos decir que para todas las firmas del mundo existe una estrategia infalible.

Lo que sí podemos decir es que una planificación sólo será efectiva si se realiza de forma correcta, analizando todos y cada uno de los aspectos necesarios para cumplir el objetivo, es decir, lo que la estrategia viene a realizar.

Y en este caso, hablando de estrategias de una compañía en general, podemos decir que sí existe una formula universal y mágica que permitirá elegir, orientar y evaluar la estrategia para cumplir determinado objetivo… incluso con este sistema puede que encuentres nuevos que no te habías dado cuenta, necesitaban de una nueva maniobra.

La fórmula mágica que permite a las empresas conocerse, mejorarse y generar las estrategias adecuadas para su funcionamiento es la conocida como FODA, que en castellano es la sigila para Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas, es decir los 4 conjuntos que hacen a la vida de una organización y que tiene que tener siempre claros y presentes para determinar su camino a seguir.

Esta herramienta de análisis de las tácticas sirve para cualquier nivel de una organización muy grande, incluso si es de gobierno o con fines sociales. También sirven para pymes y para medianas empresas, para instituciones e incluso, si lo deseas para tu familia…

Cuando piensas la estrategia de una firma partiendo del análisis FODA, lo primero será tomar cuatro hojas de papel y unirlas, o dividir en cuatro un pizarrón, o la pantalla de la hoja de Excel o Word del ordenador. Por qué no en hojas separadas, porque parte fundamental de este sistema es ver todo junto, pensar como un todo y no por sectores.

Debes, como responsable de planificar las estrategias de una compañía, pensar en cada uno de los detalles que integran los cuatro grupos que marca FODA, si quieres, haciendo un análisis particular para la relación de la organización con el entorno y otro con las cualidades y fallas internas, para visualizar mejor cada aspecto de la firma.

Pero una vez definido qué faceta vas a tomar para analizar FODA implican que las relaciones por opuestos, es decir, que la hoja dividida en cuartos no la uses siguiendo la sigla sino, que organices las palabras según sus opuestos:

Fortalezas / Debilidades

Oportunidades / Amenazas

Comienza entonces pensando y escribiendo en una o dos palabras las fortalezas y debilidades de tu organización, para lo que puedes desmenuzar el concepto o bien pensando en cada una de las cualidades que hace fuerte y competitiva a tu entidad o bien, pensando en los dos grandes grupos de fortalezas que son las comunes, o las que comprenden la mayoría de las empresas; y las distintivas, es decir, las que existen solamente en tú organización o en muy pocas otras, que fueron determinadas por las circunstancias históricas, por la naturaleza del producto o servicio que ofrecen, por la forma de trabajar, etc.

Si no se te ocurre qué poner como debilidad o como fortaleza, piensa en el objetivo que quieres lograr, en las estrategias de una compañía ya implementadas para ese objetivo y en los resultados obtenidos, entonces tendrás como falla en no conocer verdaderamente los caminos a seguir y como fortaleza que pueden buscarlos en la comparación.  Y así, ve evaluando cada aspecto de la organización, qué hace mejor que las otras, qué no, dónde compite mejor y se destaca, y dónde ocurre lo contrario.

Para tener bien claras cuáles son o dónde comenzar a buscar las fortalezas de una entidad, puede ir calificando cómo es su dirección, sus productos, la forma de comunicarse con el mercado, la forma de comunicarse hacia adentro, la forma en la que administra el dinero, cómo aprovecha las manufacturas, qué y cómo aprovecha la investigación y el desarrollo.

Cada uno de estos aspectos te permitirá ver cuáles de las planificaciones están siendo bien o mal recibidas en lo que tiene que ver con su funcionamiento más básico y la explotación de las capacidades adquiridas.

Ahora bien es momento de analizar las Oportunidades y las Amenazas que influyen sobre este funcionamiento. Las estrategias de una empresa para aprovechar las oportunidades que surgen en el mercado sólo serán percibidas y útiles cuando se sabe cuál es el objetivo a cumplir, si se tienen metas claras en cada departamento y se tiene visión del presente y del futuro.

Las amenazas, de igual modo, afectarán y llegarán más adentro en la organización, si no existe un plan de acción que motive a todos los empleados a llegar a un objetivo común, proteger las formas de trabajar y aprovechar las oportunidades como tales y no como momentos de incertidumbre.

Para realizar un buen estudio de las oportunidades y las amenazas que tiene una firma será propicio enfocarse en cómo y cuánto se conoce al público y qué relación se tiene con él, y con los competidores; quienes son los grupos de interés donde encuentran su público y si existen mercados donde aún no se ha buscado.

Todos los aspectos que tienen que ver con el aprovechamiento de las tecnologías y sistemas de producción y acción que se utilizan para llegar al público , la relación con la competencia y la forma de afrontar o adecuarse a los cambios de la sociedad entran en este sector del estudio FODA.

Se recomienda que un análisis FODA sea elaborado por una persona que no pertenece a la compañía, que la conozca, sí o que se tome el tiempo para conocerla, pero que no esté comprometida ni afectiva, ni económicamente a la organización, de este modo se garantiza la objetividad del análisis.

Pero si no es posible contar con alguien externo para realizar el análisis y descubrir las estrategias de una empresa como la suya para alcanzar el éxito, puede basarse en un análisis más teórico, menos estructurado como el que se propone a continuación, que está recomendado para pymes o para estudios de productividad y eficiencia de empleados, pero que se puede extenderse a toda la compañía.

Piense la seriedad con la que se realizan las acciones: son los vendedores personas comprometidas realmente con el producto; son los administrativos personas motivadas para alcanzar las metas. Hacerse las mismas preguntas con cada área y pensar sinceramente cómo hacen su trabaja y cómo podrían hacerlo mejor.

¿Existen planes para realizar las acciones? Sin importar que se trate de la tarea más simple del integrante con menos responsabilidad de la compañía, para realizarla tiene que tener una orden clara y concreta, un plan de acción que determine el cómo y cuándo debe cumplir con su tarea que persigue un fin superior que lo conecta o con otra actividad propia, o con otra actividad de su departamento o de otros departamentos o de la compañía en general.

La planificación es fundamental para lograr los objetivos cualquiera, saber a dónde se quiere llegar, y cómo va a lograrse.

Realice evaluaciones. Será mucho más fácil realizar evaluaciones periódicas de cada sector que meterse en un estudio de las estrategias macro de una firma. Entonces, los directivos se reunirán periódicamente para analizar si es necesario modificar o mantener el macro objetivo por el cual existe la compañía.

Luego, cada departamento tendrá que realizar la misma tarea, de forma periódica también, para analizar si están logrando cumplir con el macro objetivo y si sus acciones están aprovechando al máximo las capacidades y oportunidades del mercado del momento.

Estas acciones si se hacen  con consciencia y se enseña bien a los responsables de cada departamento cómo analizar su tarea, mejorarán notablemente el rendimiento de los departamentos en particular y de la empresa en general, tendrán también influencia en la imagen que el público tiene de la firma y de cómo los empleados se sienten en ella.

Conocer el funcionamiento de cada departamento, y el hecho de saber que cada tanto se harán pruebas que determinarán las estrategias de una empresa para mejorar tanto su calidad hacia afuera como hacia adentro genera motivación y compromiso, porque da la pauta de que se escuchan las diferentes voces que transitan por la vida cotidiana empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *