Errores nuevos negocios

En la actualidad cuando se abren nuevos negocios, siempre existe la posibilidad de que en lugar de ser un éxito no prosperen y tengan que cerrar, esto puede suceder por los problemas económicos de la sociedad, por la difícil competencia y por las malas estrategias utilizadas para emprender.

El que los inversionistas de apliquen malas estrategias para el desarrollo y éxito de los mismos, es una de las causas principales de que muchos comercios no cumplan con los objetivos esperados y tengan que cerrar.

Cuando se dice que el fracaso suele ser por las malas estrategias que utilizan sus dueños para dirigirlos, es porque dependiendo de la planeación y habilidad con que se manejen las empresas, será posible solucionar o no los problemas que se presenten, dando origen con esto a su buen funcionamiento o su quiebra.

Dentro de la planeación estratégica, se suelen cometer algunos errores que pueden llevarlos al fracaso, es por esta razón que es necesario conocer cuáles son las posibles equivocaciones que se deben de evitar, si es que se quiere lograr que los nuevos negocios sean productivos.

Algunos de los errores más comunes que llevan al fracaso son:

Una mala planeación: esto se refiere a no tener contemplados todos los aspectos necesarios en cuanto a las posibilidades del mercado, las finanzas, la competencia, los posibles consumidores, la administración, la capacitación y el desconocimiento del potencial del negocio.

Mala calidad de los productos o servicios: esta deficiencia en los productos o servicios que ofrecen, son una pieza importante para el fracaso de los mismos, puesto que cualquier negocio depende fundamentalmente de la calidad de lo que ofrece.

La falta de capital que proporcione solidez financiera: este es otro de los errores importantes que se comenten, puesto que tanto al iniciar como en el transcurso del tiempo, pueden surgir imprevistos que hagan necesario contar con un respaldo económico para solventar la crisis.

Retirar dinero de los ingresos diarios: esto es un error que constituye un factor muy importante, debido a que es necesario que las ganancias diarias se vayan acumulando, para que así a final de mes se pueda hacer un balance de los ingresos y egresos que existen, de esta forma se podrá separar el capital que corresponde únicamente a las ganancias y si se desea se puede retirar, pero es necesario que el capital que corresponde a los gastos de operación, permanezcan en la cuenta que le corresponde para no descapitalizarlo y así ocasionar con el tiempo una bancarrota.

El mal manejo de los inventarios: este suele ser otro de los errores que se cometen, esto se refiere a que algunas veces se acumulan productos que no son muy vendidos y que en ocasiones pueden tener caducidad, dando como consecuencia un alto nivel de desperdicios, o de dinero invertido que no se recuperará al corto plazo, provocando con esto que los emprendimientos no tengan el suficiente capital circulante para solventar sus gastos, provocando que fracasen.

Estos son sólo algunos de los errores más comunes que suelen cometer los propietarios de nuevos negocios, la mejor forma de evitar que éstos vayan al fracaso, es conocer y tratar de evitar los errores que pueden causar graves daños a su estabilidad, logrando tener emprendimientos más sólidos y con mejores posibilidades de éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *