Errores mas frecuentes de los empresarios online

Hay connotaciones del lenguaje que no no sabe como se va tomar. Por ejemplo si te digo “eres bien perro”, puedo estar pensando en la alegría, en la fidelidad como amigo, pero no se que pensamiento traerás a tu mente y a pensar de mi.

La palabra error también puede llevarnos a varios pensamientos y prefiero evitar usarla, pero en esta ocasión lo uso solo por posicionamiento. Prefiero decir experiencias poco favorables, etc.

Errores mas frecuentes de los empresarios online.- Las experiencias son finalmente con la que uno aprende, la información solo es una pista para hacer algo. Pero en Internet las acciones virtuales, compartiendo información también son experiencias.

Hoy día encontré un articulo que dice “uno de los errores más flagrantes que he cometido en Marketing es el de “Pulverizar y rezar””

Explica que se trata de hacer una campaña de publicidad lanzando mensajes a cualquier lado y esperar resultados, esperar respuestas. Es frecuente ver negocios que imprimen millares de folletos para repartirlos por cualquier lado, inundar de carteles una zona, poner un anuncio de radio unos días, coger un listado de empresas desconocidas y mandar una carta de presentación de servicios (ése fue mi inocente primer intento de Marketing), etc. Estoy seguro de que más de uno conoce el estribillo… ¿Funciona?

En  el 99% de veces son acciones aisladas, no suelen ser parte de un plan claro ni tienen seguimiento alguno, ¿Como medir? Por ejemplo estas de paseo en el campo, tienes hambre y disparas un tiro al aire esperando una paloma asada y sabrosa. No estamos haciendo un poema, esto no sirve para un negocio.

Lo peor es que esas campañas (que suelen ser muy esporádicas porque tras el fracaso no te quedan ganas de volver a intentarlo) hacen llegar a la conclusión errónea de que “eso del Marketing no funciona” y ya miran con recelo cualquier intento de promocionarse de nuevo o a cualquiera que venga a hablarle de Marketing.

¿Que hacer?

Identificar a los líderes que están vendiendo y ver cómo y por qué lo hacen. ¿Qué medios utilizan, cómo es la experiencia de compra con ellos…? Obtener respuestas para así modelar lo mejor que tienen, ponerlo en marcha yo también y darle una vuelta de tuerca para hacerlo todavía mejor.

Asegurarme de que mi producto es realmente destacable, porque si no tengo algo que suponga un mundo de diferencia con respecto a mi competencia, entonces no poseo algo que mis clientes deseen y eso no lo arregla ni el mejor marketing del mundo.

Identificar a posibles aliados poderosos y no parar hasta que alguno nos haga caso. Empresas que tienen a los mismos clientes que nosotros buscamos, sitios con los que podamos hacer algo conjuntamente, aunque sea dejar nuestra tarjeta en su local, hacer promociones juntos, hacer incluso algún trabajillo para ellos si es que se dedican a lo nuestro, pero ellos son grandes y nosotros aún pequeños; conseguir alguna recomendación, algún testimonio de que nuestro producto es genial (a cambio de regalárselo para que lo pruebe o lo que se nos ocurra). Solos no podemos, ese fue un error que durante mucho tiempo cometí, no haga lo mismo.

Asegurarnos de que en nuestro Marketing estamos dando valor antes de ponernos a pedir la venta, algo que es lo contrario que hacen el 99% de empresas. Porque no es lo mismo pedir esa venta cuando han podido probar que realmente somos unos fisioterapeutas (por decir algo) que hacemos magia con los dedos, a pedir que confíen a ciegas en nosotros y vayan con su dinero por delante antes de probarnos.

Pero en general, si estamos pensando en “Pulverizar y rezar”, la mayoría de veces ganaremos guardándonos el tiempo y dinero que íbamos a emplear en eso.

Muchas veces somos seducidos por la publicidad de un negocio y pensamos “aquí esta mi oportunidad”, pero una vez que lo tenemos hacemos lo que sabemos, tenemos el resultado de siempre, por que el negocio no es “un negocio” sino lo que aprendemos hacer por llegar a las personas.  Sin embargo como experiencia todo esta bien si contribuye a tirarnos al suelo y aprovechamos para aprender a levantarnos.

Imagen Goro – Fuente Business
Publicado en PlanMarketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *