Enfermedad Profesional y accidente de trabajo

Aunque un accidente de trabajo y una enfermedad profesional están ambos cubiertos por la ley, existen diferencias entre ellos.

De manera muy esencial podemos definir un accidente como todo daño físico o psicológico, que sufre un trabajador de manera abrupta como consecuencia de realizar su trabajo; mientras que una enfermedad profesional , es aquella lesión física o psicológica, que el empleado llega a padecer por el hecho de realizar una determinada actividad por mucho tiempo.

Con estas dos definiciones que no son muy estrictas, pero que sí son útiles se establecen las siguientes diferencias:

1. Uno se presenta de forma súbita, mientras que la otra es el resultado de un proceso lento y se va dando progresivamente.

2. Uno es causado por agentes externos que ocasionan un daño en el organismo, como puede ser la caída de un objeto pesado en un pie, mano, o la cortadura causada por un objeto filoso; mientras que otra es causada por un agente externo que penetra en el organismo, o lo afecta, como puede ser la exposición a gases, ruidos, una deformación, o daño físico por utilizar mobiliario, o equipo no adecuado.

3. Uno es fácil de identificar, la otra no se identifica fácilmente, ya que es necesario un examen médico para detectarla.

4. La atención de un incidente es de urgencia y una enfermedad requiere de un tratamiento médico.

5. Un incidente es algo que es posible evitar, ya que no necesariamente debe de suceder, sin embargo las enfermedades profesionales son previstas y se estima que cierto porcentaje de los trabajadores que realizan una labor determinada la van a padecer, como es el caso de las personas que trabajan con computadoras todo el día y a la larga padecen de problemas de la vista.

Debido a estas diferencias, muchas veces es difícil establecer la relación y el riesgo laboral que tiene, por lo que existen dentro de la legislación listas que relacionan enfermedades con el trabajo realizado y que permiten clasificar un padecimiento.

Sin embargo cuando se determina que una enfermedad es ocasionada por el desarrollo diario de la labor de un empleado y no está clasificada dentro de estas listas, entonces es tomada como accidente.

Las listas de riegos son constantemente actualizadas, incluyendo aquellos riesgos que empiezan a ser comunes en alguna profesión.