Emprendimientos

emprendimientos Si queremos definir que son los emprendimientos de una forma general, tendríamos que partir definiéndolo como la casi obvia antítesis de la gran empresa,  siendo estas  el resultado del esfuerzo de uno o algunos emprendedores que deciden partir desde cero, es decir, esta clase de emprendedores son los que definen a la pequeña y mediana empresa, las que son denominadas de manera genérica como las PYMES o tercer sector,  las cuales en países desarrollados como Italia son parte importante de la composición de su Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en Latinoamérica, están comenzando a tener gran importancia, sobre todo con una serie de políticas públicas que impulsan su desarrollo.

Por ejemplo,  en países como México o Chile, las PYMES  tienen un importante apoyo en financiamiento como también en asesoría técnica por parte de las instituciones estatales especializadas en el tercer sector.

Por otro lado, en países como la Argentina, que ha decidido apostar a un desarrollo industrial de características cada vez más autárquicas, las firmas se están convirtiendo en unas piezas importantes de esta estrategia de desarrollo económico adoptada por el Gobierno en los últimos años.

Más allá de los modelos económicos donde se está desarrollando, las pequeñas cada vez son más comunes en el paisaje empresarial mundial y latinoamericano. En el caso particular de la

América Latina, tras décadas de apostar a la desindustralización y a la exportación de los commodities agrícolas y mineras a gran escala, está también surgiendo un nuevo sector empresarial no sólo en la industria ligera sino que en todas las ramas de la producción, el cual es un producto de los diversos emprendimientos que están surgiendo en todo el continente.

emprender empresasEl surgimiento de nuevas compañías pequeñas y medianas, en cierta medida,  ha podido democratizar el mapa del mercado en varios países de la región,  rompiendo de facto con el monopolio de las grandes industrias, dinamizando de hecho el mercado, lo cual ha generado como resultado que se genere una verdadera competencia en diversas áreas donde sólo existían uno y dos actores que monopolizaban las ventas.

Este surgimiento de nuevos actores, ha logrado abrir de paso el abanico  de ofertas para los consumidores que desde un tiempo para fecha tienen más opciones para elegir, lo que ayuda a que exista una verdadera capacidad de elegir, tanto en marcas como en precios.

Una de las ventajas de la existencia de este sector, es la creciente capacidad de generación de nuevos puestos de trabajo. Uno de los factores que ha motivado la aparición de emprendimientos, es la respuesta al desempleo, el cual es un problema endémico de muchas economías latinoamericanas. Pese a este escenario, muchos no han esperado obtener un nuevo trabajo, sino que han decidido poder generar sus propias fuentes.

La particularidad de estos emprendimientos creados por desempleados, es que muchos llevan para beneficio propio la experiencia lograda como obreros o empleados especializados de otros, lo cual le da un plus de ventaja en relación a las grandes empresas, en términos de tener experiencia en el área.

 

Esto sería el escenario general, ¿Pero en qué áreas se desarrollan los diferentes emprendimientos? Podemos decir que en todas y podemos mencionar algunas donde han logrado grandes éxitos:

 

La primera de todas es el sector alimentario. Muchas han surgido en el área de la alimentación y comida. Ya sea comida para llevar, restoranes de barrio, carritos de hamburguesa o tacos (en México), comida por encargo o negocios dedicados a los llamados delicatessen son solo algunas de las áreas donde podemos ver el esfuerzo de los emprendedores por llenar la demanda del mercado. Estos son visibles en las grandes ciudades como Río de Janeiro, Guadalajara,  Santiago, Lima, Buenos Aires, como también en pequeñas ciudades, donde estas pequeñas firmas definen la diversidad de actores en el mercado de la alimentación.

 

Una segunda área de desarrollo de pequeñas empresas es en el sector vestuario, tanto masculino como femenino. Muchas pymes han surgido como consecuencia de la mayor demanda por vestidos y ropas diferentes a los que tradicionalmente se encuentran en las grandes tiendas. Otro factor de crecimiento en esta área de la economía,  es la necesidad de ropa económica por parte de los sectores populares y de la clase media de varios países, y los precios competitivos que pueden ofrecer las pymes pueden llenar la demanda creciente de ropa a un buen costo.

 

Ucrear un emprendimientona tercera área donde han surgido una importante cantidad de emprendimientos, es en el sector denominado de escritura freelance. El explosivo aumento que generó el surgimiento de Internet, permitió el surgimiento y aparición de pequeños emprendedores dedicados a la redacción y escritura de contenidos online, los cuales ofrecen sus servicios tanto a otros emprendedores como a las grandes empresas, lo cual le permite competir con grandes firmas de contenidos, diversificando el mercado.

 

Una cuarta área que podemos mencionar es la venta directa, es decir, los que han apostado a la comercialización. Ya sea en forma de pequeños almacenes, minimarkets, kioskos o venta ambulante, es un actor importante y creciente en la conformación del mercado de compra venta. Tal es la importancia del pequeño comerciante, que en países como Chile, son verdaderos íconos del capitalismo local, con suplementos especializados en los medios escritos de mayor tirada, mostrándolos como verdaderos ejemplos de autoempleo a seguir.

 

Una quinta manera de ser emprendedor de una pequeña empresa, son los que han convertido su casa en verdaderos talleres productivos. Esta clase de pequeños empresarios son que aprovechan sus instalaciones domésticas con el fin de poder abaratar costos de producción al usar la infraestructura de la vivienda. Esta clase cada vez más común de emprendimientos es el reconocimiento de que la apuesta por esta manera de hacer negocios es cada vez más mayor en la región. Pero también los emprendimientos tienen problemas que pueden generar la quiebra o fracaso de la PYME. Algunos de estas dificultades que afectan a las pequeñas compañías que podemos mencionar son las siguientes:

 

–          Por lo general, las decisiones empresariales las toma uno o dos personas, lo que impide que se pueda generar una mayor diversidad de ideas. Por ello, aunque en el emprendimiento sean 2 o 3, sería ideal que se pudiera discutir las decisiones importantes, para así tomar decisiones consensuadas y acordadas por todos.

–          La falta de conseguir recursos frescos para poder seguir creciendo, sigue siendo el talón de Aquiles. Pese a que existen en  varios sistemas bancarios préstamos para PYMES, en muchas ocasiones estas quedan fuera por estar en el sector informal, lo que les impide de facto poder acceder a préstamos blandos para seguir creciendo.

–          La gran burocracia estatal que hace  en muchos países de la región sea una gran barrera para la existencia legal de muchos pequeños negocios. Los interminables papeleos que exigen hacen que muchos emprendedores terminen aterrizando en las orillas de la informalidad, ya que no tienen que pagar impuestos ni pierden tiempo en lograr la apertura del negocio.

–          La falta de incentivos fiscales para la pequeña y gran compañía. Muchas veces son homologadas por varios regímenes tributarios  como empresas en el sentido tradicional, teniendo que pagar impuestos que pueden convertirse en una pesada mochila que puede acabar con el emprendimiento.

–          La competencia desleal de las grandes compañias frentes a las PYMES. Muchas veces, las compañías grandes con tal de eliminar a la competencia a toda costa, comienzan con guerras de precios, haciendo bajar los precios de una manera artificial, obligando a las pequeñas a hacer lo mismo, haciendo que entren en una guerra de precios que puede hacer reventar al emprendimiento ¿Por qué? Simplemente porque las grandes pueden bajar precios, incluso perdiendo dinero por un período de tiempo, cosa que obviamente una pequeña firma no puede darse el lujo, quebrando muchas veces y la gran empresa recuperando su posición de primacía en el mercado, eliminando cualquier posibilidad de competencia.

Como puede verse, el mundo de los emprendimientos es mucho más que comenzar con una pequeña y gran empresa. A lo largo de este artículo, hemos visto las principales características, su origen, desarrollo y las dificultades que enfrenta. Sin duda, esta clase de pequeñas compañias han llenado un importante nicho de mercado como también laboral, ayudando tanto a la diversificación de los mercados locales como nacionales, como a una reconversión laboral para nada despreciable.

 

Finalmente para terminar, podemos decir que esta  amplia y diversa clase de pequeñas y medianas compañías,  se han convertido de ser anónimos a ser actores importantes en las economías latinoamericanas, los cuales si son apoyadas y protegidas por los estados nacionales, pueden convertirse en importantes animadores del mercado. Aunque sin duda, su persistencia como actores económicos,  también dependerá de la capacidad de los pequeños emprendedores de poder adaptarse a los cambios del mercado, como también ser capaces de seguir creciendo más allá de las dificultades particulares que puedan enfrentar en su desarrollo presente y futuro. El desafío está lanzado, ahora depende de ellos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *