Para un emprendimiento exitoso se necesita carácter de líder

Hace unos días mi hija de 9 años me dijo que de grande le gustaría trabajar con animales, que le encanta los animales, que le gustaría ser veterinaria. Yo le dije que eso esta muy bien, y luego le pregunte ¿Y cuando vas empezar? Ella dijo cuando este grande y pueda ir a la universidad. Yo le dije muy tarde, que tiene que comenzar ya mismo.

Si tu exprimes una naranja sale jugo de naranja. Cuando exprimes a un emprendedor, ¿Que debe salir? Según lo que salga, cuando la vida haga presión, cuando las dificultades se presenten, cuando las oportunidades pidan su competencia, será un éxito o un fracaso.

Lo que hace exitoso a un profesional o emprendedor no es la oportunidad de negocios o los estudios, es el carácter que se forja desde su niñez, por eso es fundamental que un niño tenga una buena formación donde se fortalezca su creatividad y libertad para tomar iniciativas, su carácter de líder.

El carácter de una persona es su forma de ser, la forma como lidia las circunstancias de la vida, sus hábitos que a adquirido a lo largo de los años.

Cuando decides dedicar tu vida al emprendimiento, las experiencias que tienes, los primeros fracasos y éxitos te van indicando si tienes o no el carácter adecuado para continuar con tu emprendimiento. Si tienes el carácter adecuado las cosas no necesariamente serán mas fáciles, sino que trabajaras a un nivel mas alto, los problemas que resolverás serán mayores.

Si no tienes el carácter adecuado para liderar tu emprendimiento, lo sabrás y tendrás que tomar decisiones, formarte, quizá hacer un retiro para “afiliar tu hacha”. Tienes que trabajar mucho en tu formación, en lograr esos nuevos hábitos, forma de ser y carácter de líder que te harán apto para un emprendimiento.

Un buen carácter también te traerá felicidad. Esta felicidad es indispensable para que seas un buen líder, no solo en tu emprendimiento, también en tu vida familiar y social. La felicidad es el mejor imam para lograr relaciones tan necesarias en un emprendimiento.

Para un emprendimiento necesitas claridad de conciencia

La mente es una herramienta muy importante, la tienes que usar cuando la necesites, pero la mayoría de las veces te identificas con ella, el ego, y los pensamientos ocupan tu vida como una tormenta que no puedes controlar, en estas circunstancias es difícil tener claridad de pensamiento. Tu pensamiento es tu mejor amigo, pero también puede ser tu peor enemigo.

Cuando adquieres información es urgente que pases a la practica, necesitas experiencias para seguir con tu emprendimiento, pero es posible que tu mente ponga muchos pretextos para no hacerlo, y uno de tus pensamientos será “ya se”, solo por tener la información. Miedo a cometer errores y no querer correr riesgos, son otras emociones al que te puede levar una mentalidad negativa.

Necesitas claridad de conciencia, saber que necesitas pensar luego de una experiencia, luego guardar tu mente y seguir con las experiencias. También puedes pedir consejo, buscar un maestro, leer, examinar tu experiencias diarias, pero luego pasar a las experiencias. Por ejemplo conocer mas personas cada día, porque necesitas clientes, socios, proveedores, empelados, etc.

También necesitas un carácter muy persistente, ya que el éxito de un emprendimiento no se logra de la noche a la mañana, sin dificultades y sin costo. Las circunstancias, algunas personas, tu mente, pueden sabotear tu empresa.

Otra característica indispensable que necesitas desarrollar es tener buenas maneras y argumentos para relacionarte con las personas, necesitas ganarte a las personas desde una mirada, una palabra, solo con tu presencia. Imagina que sales con un amigo y de pronto te das cuenta que olvidaste la cartera con el dinero para el taxi, y el amigo sin que se lo pidas te ofrece pagarte el taxi. ¿Por que tendría que hacerlo? ¿Como tendrías que haberte comportado anteriormente con el?

Para un emprendimiento exitoso se necesita carácter de líder, porque necesitas ganarte a las personas, despertar confianza, ser divertido, servir.

Imagen por Peabody Awards

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *