Un emprendedor necesita ser un comunicador asertivo

Los eres humanos somos esencialmente comunicadores y nos servimos de muchas herramientas para optimizar esa comunicación. Internet a globalizado la comunicación y como nunca la información se a convertido en materia de negociación con la que una persona puede iniciar un emprendimiento.

Desde que somos bebes usamos un tipo de lenguaje para comunicarnos perfectamente, pero a medida que crecemos, esa calidad va cambiando. Nuestra calidad de comunicación actual es resultado de nuestras experiencias, y especialmente en nuestro trabajo diario podemos observar los resultados. Bien o mal, siempre tenemos oportunidades de mejorar nuestra comunicación con las personas para el beneficios de nuestro emprendimiento.

Para un emprendimiento exitoso, especialmente necesitamos ser comunicadores asertivos, pero ¿En qué clase de mensajeros nos a convertido nuestras experiencias pasadas? ¿Nuestros mensajes son alentadores, positivos, de calidad o son negativos y desalentadores?  Cada uno a aceptado usar un tipo de lenguaje según sus experiencias, y se a convertido en un habito que necesitamos observar en pro del éxito de nuestro emprendimiento.

Cada emprendedor empieza su trabajo usando un lenguaje de comunicación ya programado. De forma automática empiezas a comunicarte bien o mal con las personas y obtienes resultados. Promocionas tu negocio, buscas clientes, buscas socios, buscas hacer alianzas, formar un equipo de trabajo, etc., usando ese tipo se comunicación. La calidad de tus resultados es por el tipo de comunicación que usas.

En un emprendimiento, un buen comunicador logra que la gente le compre sus servicios o productos, y con las modernas herramientas de comunicación social construye un tipo de presencia en la red. Si una persona tiene el habito de comunicar malas noticias, usa un lenguaje negativo, las personas trataran de evitarlo, empezara a marginarse.

Para lograr un emprendimiento exitoso se necesita transmitir buenas noticias que emanen esperanza, posibilidades, aprecio, energía, apoyo, entusiasmo, pasión, de modo que la gente quiera escucharnos, seguirnos, comprar nuestros productos o servicios y ser nuestros fans.

Todos somos consumidores, pero como nunca antes internet a transformado la forma como hacemos negocios, ya no necesitamos poner énfasis en las ventas directas, mucho mejor es servir con información a los consumidores y de esa forma influenciar en sus decisiones de consumo.

A la gente no le gusta que le vendan, les gusta comprar

Un emprendedor necesita ser un comunicador asertivo, divertido, esperanzador, que su influencia beneficie a las personas, de modo que los consumidores quieran estar con el.

Por ejemplo si alguien te dice “eres un pésimo profesional” y lo tomas, automáticamente afectara tus pensamientos y emociones, sin darte cuenta empezaras a construir una imagen de mal profesional, actuando en consecuencia. Por eso es importante que siempre busques influencia asertiva y de la misma forma, tu necesitas practicar una comunicación asertiva para lograr el éxito de tu emprendimiento gracias alas buenas relaciones que estableces. Toma decisiones, elige, plantéate alternativas.

Imagen por influenZia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *