El Secreto es un negocio mas enfocado al mercado de gente que busca milagros

Estoy seguro que te a pasado cuando ves una película dramática o de acción, inevitablemente te identificas con el personaje. Me paso con Superman, con Batman, con el Hombre Araña y con la película EL Secreto. Pero a diferencia de que en la mayoría de películas identificamos lo que es ficción, con El Secreto comenzamos a creen en ella.

Cual es la ficción en El Secreto

Jaime Lokier, un emprendedor de negocios, nos dice en Facebook que admite no creer en la ley de atracción de “El Secreto” por que propone que “Todo aquello que visualices con una enfocada intención, será traído a ti por el universo, el cual se acomodará para cumplir tus expectativas”. La realidad es que esta ley funciona, pero en mi opinión es mucho más profunda de lo que aparenta y el universo no tiene nada que ver.

Jaime continua contando que James Allen en su libro “Como un hombre piensa” explica el verdadero secreto detrás de EL SECRETO: Cuando piensas algo, tus acciones comienzan a ser acordes a ese pensamiento. Cuando actúas de cierta forma, tus resultados comienzan a ser acordes a esa acción.

Cuando tus resultados comienzan a darse de cierta manera, tus pensamientos se refuerzan y entras en un círculo en el cual siempre terminas teniendo la razón. Por ejemplo: Si piensas que tu socio es un tacaño empiezas a tratarlo como tacaño, si lo tratas así, él comienza a ser tacaño y tu mente al detectarlo te da la maravillosa y satisfactoria oportunidad de decir “Ajá, yo lo sabía, él es un tacaño”.

Si piensas que un objetivo es imposible, te comportas ante ese reto como algo inalcanzable, tus resultados no se dan y tu mente (A la cual le encanta tener la razón) se siente tranquila al darse cuenta que – efectivamente – era algo imposible.

Al final de cuentas, la ley de atracción de James Allen y la de “El Secreto” funcionan casi igual, la única diferencia es que en la primera, el Universo no tiene nada que ver con tus logros y tus fracasos… Son tus ACCIONES las que responden a tus pensamientos y atraen tus resultados. Ya lo sé, ya lo sé, eso es mucha presión, pero el Universo ya tiene demasiadas cosas porqué preocuparse, así que empecemos nosotros a ocuparnos de lo nuestro.

Conclusión: Sea no efectivo “El Secreto”, no se puede negar que si es un gran negocio del que muchas personas se sirven para poder vender productos o servicios. No siempre son personas que luego de haber logrado el éxito quieran enseñar sus experiencias, en su mayoría son personas que gracias al enorme mercado interesado en El Secreto quieren coger este dinero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *