El Punto de Equilibrio y el apalancamiento operativo





punto equilibrioMediante el análisis de la relación entre el nivel de producción, los costos y las utilidades obtenemos el punto de equilibrio de la empresa. Denominamos así al punto operativo en el cual los ingresos totales igualan a los costos totales de operación.

Es decir, para un determinado nivel de producción y venta, y dada una estructura de costos y precios, los ingresos por ventas que se obtienen se aplican en su totalidad para cubrir los gastos, no obteniendo resultado alguno.

Además teniendo en cuenta que los precios y la producción pueden cambiar, se trata de analizar la relación entre las utilidades (a través de la política de precios y el nivel de producción) y los costos directos e indirectos; considerando cambios en la estructura de precios, costos y cantidades que inciden en la rentabilidad.

Así del análisis del punto de equilibrio podemos sacar conclusiones sobre cómo varía el ingreso con cambios en el ingreso por ventas (por cambios en los precios de venta o en las cantidades vendidas) o cómo varia con cambios en los gastos.

El ingreso que se considera es el ingreso antes de intereses e impuestos, distinguiéndolo del ingreso neto (después de intereses e impuestos) que lo utilizamos para determinar la ventaja financiera.

Podemos afectar las utilidades antes de intereses e impuesto intentando aumentar el volumen o aumentado el precio de venta; o a su vez, podemos afectar el nivel de costos fijos o variables. Por ejemplo, si baja el precio de venta, podría ocurrir que aumente la demanda lo que podría provocar un aumento de los ingresos totales al aumentar la cantidad vendida. A su vez podríamos aumentar los costos, por ejemplo de propaganda, y también lograr que a través de ello aumenten las ventas más que el aumento de esos gastos.

El administrador financiero no sólo está comprometido con decisiones que afectan por largo tiempo el desarrollo de una empresa, como ser la adquisición de activos fijos y su financiación, sino que tiene responsabilidad también en el análisis de la evolución de la compañía en periodos cortos. En tal sentido, le interesa formarse una idea de la “performance” económica financiera de la firma al cabo de un ciclo anual, de cuáles han sido o serán las variaciones patrimoniales, sus causas y consecuencias, o del volumen de operaciones necesarias para absorber la totalidad de los egresos.

Para responder a las cuestiones recién enunciadas cuenta con el apoyo de una serie de herramientas analíticas tales como los índices, el estudio de usos y fuentes de fondos y el análisis de costo volumen utilidad.

 

 

Los costos

La empresa, para realizar su proceso productivo, efectúa una serie de gastos que tienen su origen en los insumos de materias primas y servicios, que, mezclados con los factores de producción elegidos, le permitirán lograr la mercancía o el servicio deseado.

Es importante que el lector tenga en claro algunos conceptos y terminología específica de la contabilidad de costos, como por ejemplo: Materiales, mano de obra y carga fabril. Costos variables, fijos y elementos que lo integran. Costos directos e indirectos y los elementos del costeo directo; etcétera.

El conjunto de estos gastos, analizado desde el punto de vista del valor objetivo de los bienes, nos introduce en el concepto de costo, al que llamaremos por el momento costo total, entendiéndose por tal aquel que engloba a todos los tipos de costos existentes.

Analizando el CT, observamos que está compuesto de tres partes esenciales:

directos: En un proceso productivo estarán integrados por elementos básicos tales como materias primas, mano de obra y demás erogaciones indispensables para la conversión de esos materiales directos en un producto terminado vendible. En general están integrados por materiales que pueden ser identificados con cada unidad de producción. Incluye también los egresos de mano de obra directa, es decir los salarios pagados por trabajos identificados con esos productos.

Indirectos de fabricación: Son aquellos no directos de la fábrica que no pueden ser atribuidos o cuya identificación resulta inconveniente o inadecuada para que valga la pena intentarla, en forma directa sobre los productos a vender.

Por último tenemos el beneficio normal y que es la retribución que el empresario recibe por su actividad productiva y que lo induce a correr el llamado “riesgo empresario”.

Si sumamos los tres elementos tenemos el costo total o lo que es lo mismo el precio de venta del bien producido

Desde otro punto de vista, sin tener en cuenta el precio de venta que incluye al beneficio, tenemos:

Costo total = costo total fijo + costo total variable

CT = CTF + CTV

CTF = Se mantienen constantes a pesar de variar las cantidades producidas.

CTV = Se relacionan en forma directamente proporcional con los niveles de producción. Son iguales a cero cuando la producción es nula.
La curva de costo medio total tiene tradicional mente la forma de U, nos muestra que el punto de arranque muy elevado al comienzo para pocas unidades, se va suavizando a medida que avanza. Esto se debe a la influencia de los CF, que se distribuyen al principio entre pocas unidades. A medida que se incremente la producción, va descendiendo, pues la incidencia de los CF, se hace cada vez menor, hasta que es cortada por la curva del CMg. En este momento la empresa se encuentra en su dimensión teóricamente óptima.

Producir por encima de ese nivel trae aparejado un uso menos eficiente de los factores productivos, que se refleja en dos consecuencias: una el efecto en el tiempo de la ley de los rendimientos decrecientes, la otra, la incidencia cada vez mayor de los costos medios variables. Si la producción fuese cero, el Cme tendería a infinito.

 

Análisis del Punto de Equilibrio

El análisis del punto de equilibrio es una representación grafica o matemática que permite establecer la relación existente entre los ingresos totales, los fijos, los variables y el volumen de ventas.

El punto de equilibrio posibilita la determinación del volumen de producción imprescindible para lograr un ingreso que alcance a cubrir la totalidad de los costos, debiendo encontrar la intersección de la recta de costo total y la recta de ingreso total.

Simbólicamente.

IT = CT

Ingresos totales = Costos totales

En este punto la empresa no pierde ni gana dinero, dado que los ingresos son iguales a la suma de todos los costos.

U = V-(CV + CF)

Donde;

U = Utilidad

V= Ventas

En el punto de equilibrio: U = 0, en consecuencia, V = CV + CF

A medida que el coeficiente crece, se supone que las defensas con que cuenta la empresa son mayores. La distancia a partir del punto de equilibrio, según la magnitud, nos dirá:

Distancia corta: Próximo ai punto de equilibrio, mayor riesgo de pérdidas

Distancia larga: La empresa puede soportar caída en las ventas, y aun tener utilidad

 

Punto de Equilibrio Financiero

Si eliminamos de la estructura de egresos las amortizaciones, por no ser una efectiva erogación de fondos, y simbolizando al punto de equilibrio financiero como Pef, tenemos:

Pef $ = CF – Cargos no financieros__

1 – (Cv/Pv)

Pef (en unidades) =       CF – Cargos no financiaos

————- Pv- Cv—————

Este punto de equilibrio nos dará un margen mayor de maniobra por cuanto eliminamos algún importe de la estructura de costos fijos. Al tener menores costos para cubrir, necesitaremos menos unidades vendidas y consecuentemente menos totales de ventas.

Esta herramienta nos puede servir para el caso de que estemos trabajando muy cerca del punto de equilibrio operativo (que es el que vimos anteriormente) o en zona de pérdidas, pero al estar éstas incididas por los amortizaciones, tener una situación financiera desahogada, al menos en el corto plazo.

 

Apalancamiento

El concepto de apalancamiento tiene que ver con la relación de los costos con los ingresos. En este caso fijos. Distinguimos apalancamiento operativo del financiero. El apalancamiento operativo está relacionado con un mejor uso de los fijos, es decir aumentar los ingresos manteniendo invariables esos fijos. El apalancamiento financiero existe en la medida que exista endeudamiento, a su vez considera como fijos a los intereses (del pasivo a largo plazo) que la empresa paga, y relaciona las variaciones de los ingresos netos con las variaciones en los ingresos antes de intereses. Con la suma de los dos apalancamientos obtenemos el apalancamiento combinado.

 

Ventaja Operativa

Se basa en el concepto que es posible fructificar el uso del activo inmovilizado, incrementando la utilidad antes de intereses e impuestos (UAII), ante un mejor uso de inversiones por las cuales se paga un costo fijo, aprovechando mejor éstos, como consecuencia de un incremento en el nivel de actividad.

 

Grado de Ventaja Operativa

Mide el efecto multiplicador (o de reducción) que, frente a un cambio en el nivel de producción se produce en la utilidad antes de intereses e impuestos.

Se calcula como

Px (Pv – Cv)

GVO = __________

Px(Pv-Cv)-CF

Siendo:

Px: Nivel de actividad o de producción Pv: Precio de venta unitario Cv: Costos variables unitarios CF: Costos fijos operativos

Con fijos operativos superiores a cero, un cambio del 1% en ventas produce más de un 1% de cambio en las utilidades antes de intereses e impuestos. Mientras mayor sea el GVO de la empresa, más variarán sus utilidades antes de intereses e impuestos con respecto a cambios en las ventas.

Así, toda empresa que opera con un alto grado de ventaja operativa posee mucha capacidad ociosa, lo cual implica un riesgo elevado por cuanto pequeñas variaciones porcentuales en el nivel de producción producen grandes variaciones en la UAII, aumentándola o disminuyéndola según sea el sentido de la variación en el nivel de actividad.

Vimos que la ventaja operativa (VO) es la posibilidad de incrementar la UAII como consecuencia de un mejor uso de inversiones por los cuales pagamos un costo fijo. La VO nos aumenta más que proporcionalmente la UAII ante un aumento del nivel de actividad, pero también nos disminuye más que proporcionalmente la UAII ante una disminución del nivel de actividad.

La VO no solo nos mejora la UAII más que proporcionalmente con respecto al aumento de actividad sino que también nos mejora el margen sobre ventas y la rotación.

El Grado de ventaja operativa nos mide el efecto multiplicador o de reducción sobre la UAII, de un cambio en el nivel de producción o del precio de venta o del costo variable o del fijo, tomando a cada una de esas variables en forma individual e independiente con respecto a las otras.

Es el cociente entre el aumento porcentual de la UAII y el aumento porcentual del nivel de actividad.

GVO = cambio % UAII / cambio % en las ventas.

Toda empresa tendrá un GVO creciente, pero negativo, desde una producción cero hasta la producción requerida para lograr el punto de equilibrio.

En el punto de equilibrio el GVO alcanza el máximo

Esto último significa que si la empresa está operando en la proximidad del punto de equilibrio pequeñas variaciones porcentuales del nivel de actividad producirán grandes variaciones porcentuales en su resultado, pudiendo como consecuencia de esas pequeñas variaciones en el nivel de actividad, pasar fácilmente de pérdidas a ganancias o viceversa.

A medida que más nos alejamos a la derecha del punto de equilibrio menor será el GVO con lo que todo nuevo cambio en el nivel de actividad agregará cada vez menores adiciones porcentuales a la UAII.

Toda empresa que opere con un alto GVO además de demostrar una alta capacidad ociosa es altamente riesgosa, porque pequeñas variaciones porcentuales del nivel de actividad, provocarán variaciones porcentuales muy elevadas de la UAII aumentándola o disminuyéndola según sea el sentido de la variación.

Algunas nociones sobre riesgo y rendimiento de operación

Empecemos por dar algunas pautas sobre lo que entenderemos por certeza, incertidumbre y riesgo.

En general podemos afirmar que, cuando existe certeza no existe riesgo. Este (riesgo) aparece cuando tengo inseguridad respecto a algún evento.

En este sentido entonces, definimos al riesgo como la oportunidad de ocurrencia de algún evento. Esto es, la probabilidad de un evento, se define como la posibilidad de que acontezca, de tal suerte que, conociendo el evento futuro, su dimensión y la probabilidad de que ocurra, entonces se asume el riesgo de que realmente suceda o no.

La incertidumbre, en cambio, implica no conocer la probabilidad de ocurrencia.

Por ejemplo, en las actividades agrícolas, donde se decide la siembra de un producto en función de una cantidad determinada de lluvia; si conozco estadísticamente los milímetros que caen, y entre qué períodos, asumo el riesgo (porque no tengo certeza) de que el evento (lluvia) no se produzca en la cantidad y en las fechas estimadas (no es una situación de incertidumbre, porque conozco el evento y su probabilidad de ocurrencia).

Teniendo en claro la diferencia entre los tres elementos vistos: certeza, riesgo e incertidumbre; digamos ahora, asociado a los negocios, que la probabilidad del evento desfavorable y por lo tanto el riesgo de las inversiones se relaciona con la probabilidad de que realmente se gane una cantidad inferior al rendimiento esperado7.

El concepto de riesgo aparece también en distintos temas relacionados con las finanzas. Por ejemplo cuando hablamos de las Normas Financieras Básicas. Estas son tres y surgen de la relación que hay entre la estructura de inversión y la de financiamiento:

  • Volumen: La empresa debe actuar en todo momento con la cantidad adecuada de capital.

Un exceso en la determinación del mismo provocará una baja en la rentabilidad debido al mayor costo del capital inmovilizado. Si el exceso está en el rubro disponibilidades, puede ocurrir un mayor riesgo de realizar inversiones poco estudiadas.

El defecto de capital implica el riesgo de no contar con capital necesario para producir. Por ejemplo si falta stock de mercadería, se afecta el ciclo de producción y en definitiva afectará el ciclo de efectivo. Esto puede acarrear problemas financieros, incidiendo de una u otra manera en la rentabilidad.

  • Equilibrio: Las aplicaciones de capital (activo) deben hacerse a un plazo menor o a lo sumo igual que el plazo al que dichos capitales están financiados o fueron obtenidos.

Esto es, debo cobrar antes de lo que pago, lo contrarío implica un riesgo de no poder atender los compromisos.

  • Seguridad: Parte del capital de trabajo debe ser financiado con fondos a largo plazo o permanentes (fondo de maniobra positivo).

Esto es para cubrir o atenuar el riesgo de afectación del capital de trabajo por demoras en el cobro, caídas en las ventas, alteración de la producción, de la entrega, etcétera.

Como vemos, en la mayoría de los casos, sino en todos, cuando hablamos de riesgo empresario, estamos haciendo mención directa o indirecta a una baja en la rentabilidad de la empresa.

También, cuando hacemos mención al cuánto (magnitud) y al cómo (estructura, componentes) de las inversiones, aparece el concepto de riesgo.

El profesor Macario indica que la magnitud y la estructura, dependen en general, de la indivisibilidad técnica de los equipos, del sector económico de la empresa, del nivel de actividad y de políticas propias de la empresa.

Intuitivamente sabemos que existen actividades empresarias más riesgosas que otras, dependiendo del tipo de empresa que se trate y del tipo de actividad que desarrolle. Empresas con alta participación de capital inmovilizado (bienes de uso), implican mayor dificultad (riesgo) para desinvertir. O aquellas con altos costos fijos, que la hacen más riesgosa ante caídas en los niveles de actividad, por el hecho de mantener capacidad instalada ociosa.

La duración del ciclo operativo (dinero-mercadería-dinero) también implica mayor riesgo, en la de mayor duración.

Cuando hablamos de la situación económica de una empresa podemos hacerlo desde la óptica de la magnitud y estructura de la inversión y desde el punto de vista del rendimiento de dichos activos. Conceptos éstos asociados, ya que el retomo va a siempre ligado al activo que lo generó.

El rendimiento de la inversión es lo que operativamente se logra en términos de retomo por el uso de esa inversión. Es decir por las “operaciones” normales del negocio. Desde el punto de vista contable, el equivalente a los resultados operativos, antes de la incidencia de los gastos financieros. Y, como vimos, el riesgo, es ganar menos de lo que esperábamos con esa inversión.

La rentabilidad del activo (operativa), nos expresa el rendimiento del capital total que se aplica a la inversión, cualquiera sea su origen o titularidad.

Rentabilidad Activo (Ra) = Utilidad antes de intereses y antes (o después de impuestos) / Activo

La rentabilidad de activo también la podemos analizar usando la formula de Dupont (margen por rotación)8.

Partiendo de Ra, multiplicamos y dividimos por ventas.

Entonces:

Ra = UAI x Ventas Ventas Activo

Donde:

UAI / Ventas          = Margen

Ventas / Activo = Rotación

El margen depende de los costos totales y unitarios variables, del nivel de actividad y del precio de venta unitario. La rotación depende del total del capital invertido (de trabajo y fijo). Por lo que, la rentabilidad de activo también se ve afectada o depende de la magnitud y estructura de la inversión

Entonces el riesgo empresario se verá afectado por la flexibilidad de la inversión para cambiar de ramo de actividad, la liquidez de la inversión para realizar desinversiones, del nivel de actividad requerido para lograr el punto de equilibrio y del margen de seguridad (definido como la diferencia entre el nivel de actividad en que se espera operar y el punto de equilibrio).

Todo asociado con la capacidad de la empresa para soportar disminuciones del nivel de actividad por razones de mercado, comprendiendo la magnitud y seguridad de los flujos de fondos, el riesgo de ventas y riesgo de cobranzas.

De tal manera y por todo lo visto, podemos definir al riesgo empresario como el riesgo propio del negocio y de la actividad Es el riesgo que estoy dispuesto a asumir cuando realizo una iniciativa de negocios o cuando emprendo una actividad comercial.

El nivel de actividad general del negocio puede ser diferente al previsto (menores ventas o riesgo de no vender); la participación en el mercado puede cambiar, puedo haber errado en la estimación de la vida útil de la inversión, o en la estimación de costos, o en los precios de los insumos, etcétera. Todas situaciones éstas, que de una u otra manera afectan la rentabilidad del negocio.

Dejar comentario