El novedoso negocio de parejas y amor

comercio amorSabido es que los negocios vienen a cubrir una necesidad, de otra manera estarían condenados desde su génesis al más estrepitoso de los fracasos. Al mismo tiempo, todos somos concientes que otro de los pilares para el éxito de un emprendimiento comercial radica en la existencia de una demanda de público significativa, sea cual fuere el rubro dentro del cual el emprendedor desee incursionar.

En los últimos tiempos y ante la sensación generalizada que, en materia de oportunidades de nuevos proyectos, “todo estuviese ya inventado”, han surgido innovadores que, a contramano de tales afirmaciones, han decidido jugar fuerte en áreas no exploradas comercialmente, fundando una suerte de novel rubro, que podríamos denominar  “novedosos”.

Así las cosas, estos pioneros y conquistadores de nuevos mercados comerciales han identificado, por ejemplo, oportunidades en áreas que resultarían insospechadas e impensadas para más de uno, pero que en definitiva no puede negarse su creatividad y oportunidad, si tomamos en consideración el campo de acción disponible y el inmenso mercado por explotar.

 

Negocios novedosos: el vasto mercado de las relaciones de pareja.

Si existe un mercado de dimensiones, es aquél que responde a la demandas del ser humano en su conjunto. En sintonía, nada como el “negocio novedoso” del amor, en materia de oportunidades comerciales, tan inexploradas como vastas y necesarias.

Vivimos en sociedad y a diferencia de los demás animales, nosotros, los humanos, somos la única especie que requiere pasional y racionalmente del afecto de sus pares para mejorar su calidad de vida terrenal, razón que en la inmensa mayoría de los casos nos lleva a invertir importantes sumas de dinero, si esa inversión nos asegura el éxito de nuestra faceta amorosa y de relación.

Un claro ejemplo de la demanda que genera a nivel mundial, este comercio novedoso de los sentimientos, queda claramente reflejado en la trascendencia universal que, en especial durante la última década, ha adquirido la celebración del “San Valentín” o del “Día de los Enamorados”, según nos situemos el propio 14 de febrero de cada año, en mercados bajo la influencia y publicidad anglosajona o, por el contrario, en el más moderno y redituable escenario de negocios de América Latina.

Tarjetas, flores, bombones, y un sinfín de servicios relacionados con el homenaje al ser amado, generan año tras años cuantiosas ganancias a un mercado cada vez más explotado y competitivo, que trabaja durante meses para llegar lo mejor posicionado posible, a una celebración que, en definitiva, se agota en tan sólo 24 horas.

Pero, mientras tanto, ¿qué ocurre con aquellos que no cuentan con la dicha de tener a quién obsequiar alguna de las múltiples ofertas “comerciales”, que nos tientan y obligan durante el 14 de febrero de todos los años?…

Pues bien, allí donde el abarrotado mercado de “San Valentín” no tiene alcance ni gravitación alguna, es precisamente donde afloran los nuevos negocios novedosos con destino al amor humano, con el aliciente económico de representar un terreno tan vasto como ansiosamente fértil: los solos y solas del mundo entero.

 

Los “solos y solas”, otro gran comercio novedoso.

En tiempos de globalización y alarmante escases de relaciones interpersonales, varios emprendedores han sabido identificar y responder a las necesidades de un grupo humano similar al consumidor habitual de “San Valentín”, pero potenciado en ansiedad y multiplicado en número: los solos y solas a lo largo del orbe.

En efecto, si el mercado de los consumidores enamorados a lo largo del mundo, sin dudas que resulta enorme, aún así no se compara con el universo interminable y “desesperado” de aquellos que se hallan solos y en búsqueda de su contrapartida de género.

Agencias de viajes que otrora planeaban de manera habitual, el descanso vacacional de las familias o los viajes de bodas de las parejas de recién casados, hoy se dedican a producir viajes exclusivos para solteros y solteras, en el marco de románticas “escapadas” a los sitios turísticos más paradisíacos sobre la faz de la tierra, con el objeto de propiciar espacios de relación y conocimiento entre hombres y mujeres de todas las edades, en un ambiente de inmejorable perfección para el nacimiento de nuevos y más prometedores amores entre los turistas.

Cruceros, selectos contingentes y paseos románticos a bordo de lujosos navíos, constituyen la ocasión ideal para que muchos hombres y mujeres en soledad, se encuentren en búsqueda del afecto de pareja perdido, para lo cual deberán oblar importantes sumas de dinero, puesto que el amor en manos de estos nuevos emprendedores, implica un confort que vale en moneda corriente lo que sentimentalmente significa para sus consumidores.

 

“Entrevistas personales rotativas”, otro negocio novedoso del amor.

Seguramente todos habremos visto alguna comedia romántica, donde los solteros y solteras, en búsqueda de enamorarse, deciden prestarse a una suerte de entrevistas personales rotativas, donde cada uno de los hombres y mujeres presentes entablan un breve diálogo de no más de cinco minutos con sus contrapartes de género, trascurrido lo cual ceden su lugar para tomar contacto con el o la postulante siguiente, por idéntico lapso de tiempo, a fin que al cabo de la agotadora jornada, todos los solteros hallan hablando con la totalidad de las solteras participantes, para en definitiva, seleccionar a aquella o aquél que más le interesase continuar conociendo, si es que no los traiciona la memoria o el cansancio de decenas de entrevistas cargadas de apasionado nerviosismo.

Para quienes han adoptado como forma de vida comercial este negocio novedoso del amor, las ganancias suelen resultar sumamente redituables, debido a la enorme cantidad de solos y solas que se presentan para participar de tales presentaciones múltiples, que para obtener dicho derecho deben abonar importantes sumas, con la promesa de los organizadores de poder hallar, una vez concluida la jornada, sinó al amor de sus vidas, por lo menos a una o varias futuras citas en procura de diversión y agradables momentos compartidos.

Complementario al comercio de las presentaciones o por cuerda separada, otra alternativa de negocios novedosos relativo al amor, constituye la organización de fiestas y eventos multitudinarios destinados exclusivamente a solteros y solteras de todas las latitudes, muchas de ellas en lujosos hoteles, durante un fin de semana de ensueño, con la promesa insoslayable del reencuentro con el verdadero amor.

Seducidos por el deseo de volver a enamorarse, en ambientes de máximo confort y selecta compañía, solos y solas de todo el mundo acuden año tras año, a numerosos y costosos encuentros, caracterizados por glamorosas fiestas y eventos de gran nivel, donde los hombres y mujeres parecen considerar una inversión necesaria, si en definitiva se trata de hallar a quienes los complementen sentimentalmente, con condiciones similares socio-culturales y, tal vez, gustos y hábitos de vida coincidentes.

 

La “Web del Amor”, el novedoso negocio al más bajo costo.

Si hablamos de relaciones “costo-beneficio”, en materia de comercios relativos a parejas, seguramente que las webs de contactos interpersonales, que desde hace algún tiempo han ganado el mercado cibernético de los solteros, marchan al frente de aquellos emprendimientos que explotan las necesidades de afecto del corazón humano, con mayores beneficios económicos, a partir de inversiones iniciales sustancialmente módicas.

En efecto, los sitios de internet, que en diferentes idiomas propician los contactos e intercambios virtuales, han llegado para quedarse entre las demandas de los consumidores solteros del mundo, por la simpleza y sencillez del sistema, como por la discreción y seguridad que garantizan a sus clientes.

Actualmente, solos y solas de todo el orbe se contactan y forman lazos de amistad y algo más, con sus pares del mismo país o incluso de otras comarcas, con la facilidad de conectarse desde la tranquilidad y seguridad de sus hogares, y más aún, las 24 horas del día y estén donde estén, gracias a los dispositivos para celulares que garantizan una conectividad permanente, sin resignar discreción.

Merced a abonos mensuales o anuales de importantes cifras, efectivos a través de sistemas de pago electrónicos, el enorme mercado de solteros y solteras del mundo abarrotan las múltiples webs dedicadas a los contactos interpersonales, constituyendo una de los negocios novedosos de mayor proyección en el futuro, ante la presunción de sociedades humanas cada vez más individualistas y con menos tiempo disponible para la búsqueda “face to face” del sentimiento verdadero y eventualmente la conformación de una familia.

En definitiva, si los emprendedores de hace unas décadas, hallaron en el mercado de los “enamorados” la alternativa comercial a la necesidad humana de amar y ser amado, los innovadores más contemporáneos han sabido ir un paso más allá, en la exitosa pretensión de captar un universo de negocios mucho más vasto y más “ansioso” de consumir sus servicios, como lo es el extenso y heterogéneo mundo de los solteros que no escatiman en gastos, con tal de hallar a su complemento del sexo opuesto, de la manera más sencilla, discreta y reservada posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *