El negocio de Rentar automóviles

renta autosPor viajes de placer o de negocios, por problemas con un auto propio o simplemente para dar un paseo, las agencias de coches en alquiler son siempre una buena opción para aquellos que buscan un medio de transporte confortable, seguro e independiente.

Sin embargo, las empresas que hay en el mercado no han cambiado a lo largo de los años, siendo unas pocas y tradicionales. A partir de un breve análisis del sector nos encontramos con nuevas posibilidades que todavía no han sido explotadas.

Las compañías de alquiler de automóviles son la opción más adecuada para los que buscan comodidad, confort, independencia y facilidad de traslado, sin necesidad de estar atado a los horarios y a las dificultades que conlleva el transporte en autobuses, trenes o subtes y ahorrando el tiempo que se perdería en una caminata. A la hora de realizar un viaje hacia otra ciudad, país o continente,

Son agencias que se encargan de brindar unidades por un determinado lapso de tiempo, que puede variar según los requerimientos y necesidades del cliente que utiliza este servicio. Estas agencias de renta se sitúan principalmente en las proximidades de aeropuertos, estaciones de trenes y puertos de cruceros, lugares en los cuales circulan miles de viajeros periódicamente que buscan este tipo de servicio.

 

El pionero

Para entender este fenómeno comenzamos con un poco de historia: el primer alquiler de un auto en un aeropuerto se remonta a 1946, de la mano del estadounidense Warren Avis, quien con tan sólo tres autos inició un negocio abriendo un local en el aeropuerto de Detroit; aunque yendo más atrás en el tiempo, podemos decir que el primer coche alquilado data de 1916 tratándose de un Modelo T. de Ford. Dos años más tarde, en 1918, Walter Jacobs inició su propia compañía, negocio que generó ganancias millonarias para ser comprado posteriormente por John Hertz.

En la actualidad varias compañías ofrecen el servicio de alquiler de automóviles, negocio que se encuentra en crecimiento tanto a nivel local como internacional, destacándose firmas como Budget, Rent a Car, Avis y Hertz, entre otras tantas.

Estas agencias cuentan con una gran cantidad de unidades de diferentes modelos y tamaños adecuados para satisfacer las necesidades de distintos tipos de clientes, ya sea una única persona, una familia o un grupo de amigos; y según su utilización, que puede ser un viaje turístico o para usos empresariales, además de cumplir la función de un reemplazo circunstancial en caso de un carro propio que resulte averiado o dañado.

Las compañías de renta además de contar con un espacio físico donde concretar la operación y donde se disponen los vehículos, cuentan en su mayoría con un sitio web a través de la cual el usuario puede realizar la reserva y elegir el modelo de auto desde la comodidad de su hogar y antes de viajar.

En cuanto a los periodos de tiempo de renta pueden variar, abarcando desde unas pocas horas los más cortos, y pudiéndose extender hasta meses e incluso un año, en los casos de mayor duración. En muchas ocasiones, se ofrecen los servicios durante un lapso prolongado en el tiempo, destinado a empresas que deseen contar con unidades disponibles para sus empleados.

Concretamente, a la hora de montar un negocio basado en la renta de carros hay que tener en cuenta diferentes factores como son la localización física del punto de venta, los competidores tanto a nivel nacional como internacional, el tipo de clientela al que va dirigido el servicio, los empleados de la oficina de la agencia y los modelos del repertorio de vehículos que estarán disponibles para alquiler, entre otros.

 

El lugar físico

La ubicación física de la agencia debe ser estratégica, ya que es uno de los factores claves y que pueden ser tajantes en el éxito o no del emprendimiento. Hay que analizar con especial cuidado las diferentes opciones y posibilidades que existen antes de tomar una decisión definitiva.

En primer lugar, al definir la ubicación para una agencia de autos con fines empresariales o turísticos se deben considerar los puntos con mayor movimiento de personas que se encuentren al comienzo o fin de un viaje, es decir en las cercanías de aeropuertos, puertos de barcos y cruceros, estaciones ferroviarias o terminales de autobuses.

Es importante contar con una ubicación crucial de sencillo y rápido acceso y que sea fácil de ver y reconocer por parte de los viajeros. La oficina debe ser simple y sencilla, no es necesario de grandes dimensiones pero sí lo suficientemente vistosa para atraer la atención de los posibles clientes que circulen por esa zona.

Esa sucursal demandará estar equipada con escritorios y/o mostradores, computadoras con acceso a Internet, impresora, teléfono y fax, y preferentemente con sillones o sillas de espera para el confort del cliente.

Hay que tener en cuenta también que además de un sector de mostrador y venta se necesita de un espacio de grandes dimensiones, que puede ser un estacionamiento (compartido o no) dónde disponer los carros. Imprescindible para esto es que se trate de una zona segura, y en lo posible además contar con sistemas de alarmas, y cámaras y personal de seguridad para proteger los vehículos.

 

Los clientes

La definición de la clientela es uno de los primeros pasos que hay que tener en cuenta a la hora de armar un negocio propio.

Es de importancia definir a quien va dirigido el servicio: si es destinado a usos turísticos o empresariales, o también a usos puntuales como alquiler de un coche en caso de que se dañe el propio, o renta de automóviles para eventos específicos como casamientos, fiestas de 15, baile de graduación, etc.

También hay que tener en cuenta a quien se dirige el producto para poder definir el precio del servicio y orientarse a qué modelos de vehículos comprar para su posterior renta. No va a ser igual el coche para fines empresariales, que para el de uso familiar turístico (más amplio, con un baúl de mayor dimensión), o para el destinado a eventos o fiestas (más refinado y exclusivo, de mayor categoría).

 

La competencia

Hacer un breve análisis de los competidores que existen en el mercado ayudará a tomar decisiones y planear estrategias para poder competir con ellos. Al estudiar otras agencias que se dedican a lo mismo, podemos conocer de sus puntos débiles para sacar ventaja de eso, o también observar cómo trabajan y tomarlo como referencia para llegar al éxito de nuestra propia empresa.

Es conveniente conocer qué otras agencias de alquiler operar a nivel local e internacional, y de qué manera lo hacen: por ejemplo analizando sus precios, la calidad de sus unidades y la cantidad con que cuentan de los mismos, qué tipos de seguros tienen, que medios de publicidad utilizan, etc., aprovechando esta información para que sea ventajoso para nuestro negocio.

 

Las unidades

Cómo se mencionó anteriormente, los modelos de automóvil a adquirir para comenzar el negocio variarán según tipo de cliente al que va dirigido el servicio.

Si la agencia de renta está dirigida a empleados o familias que se encuentren de viaje es conveniente contar principalmente con autos de baja y media gama, todos en perfecto estado y mantenimiento. Si por el contrario, el uso final es el de renta de automóviles para eventos como bodas y fiestas, será más apropiado trabajar con coches alta gama, más exclusivos y teniendo en cuenta que el precio será mayor en relación al de un gama media.

Sería oportuno poder contar con modelos variados de coches de distintas características y diverso diseño, para cubrir necesidades de diferentes usuarios, y con el objetivo de ofrecer un rango más amplio de precios.

Y no hay que olvidar la necesidad impostergable de un equipo técnico capacitado para el mantenimiento de los coches, o tercerizándolo con algún taller que ofrezca disponibilidad y prioridad. Un vehículo con problemas técnicos significará más erogaciones, repercutirá en la fama de la empresa y sólo traerá más problemas.

En cuanto a la cantidad de unidades, no es necesario comenzar con una gran suma de vehículos, ya que significan un elevado costo y una gran inversión de capital, pero sí es fundamental que con los que se cuente estén en perfecto estado y con un excelente funcionamiento.

En lo que se refiere al seguro, es un gasto principal que no se puede evadir: todos los coches deben estar asegurados, es de primordial importancia que tanto los autos como los clientes se encuentren cubiertos por el seguro en caso de que se produzca un accidente o robo. Y es preferible invertir en la prevención que luego padecer los gastos de los arreglos.

 

Los empleados

Para el correcto funcionamiento de la agencia es necesario contar con empleados altamente capacitados y con gran perfil comercial y de ayuda al cliente. Es importante entrenar y capacitar a los recuros humanos continuamente para que puedan realizar mejor su labor; y a la hora de contratar un trabajador debemos considerar a aquellos que posean experiencia en agencias de alquiler de autos.

No hay que olvidar que una empresa de este tipo no sólo necesita empleados para el sector de oficinas, sino también personal de seguridad y eventualmente mantenimiento.

 

Manos a la obra… o al volante

El negocio de alquiler de autos no es tarea sencilla, pero puede llegar ser una labor muy rentable en el caso que se manejen los recursos de manera optimizada. La principal dificultad que puede conllevar iniciar este emprendimiento radica en los elevados gastos de inversión inicial en la compra o adquisición de los coches, pero la buena noticia es que no hace falta contar con una gran cantidad al iniciar. Además, existe la posibilidad de obtener préstamos de bancos o inversores que ayuden a paliar este costo inicial.

Una vez superado este obstáculo, basta con diseñar un plan estratégico eficiente que ayude a definir la clientela, la ubicación física de la agencia, la contratación de empleados, la gama y modelos de los coches y demás factores de importancia; planeamiento que debe estar basado en la competencia, en las capacidades y oportunidades con las que contamos al momento de comenzar el proyecto.

El negocio de renta de autos continúa en constante crecimiento y resulta ser una oportunidad para aquellos que deseen comenzar con un nuevo emprendimiento orientado al servicio de transporte para empresas y viajeros. Es un sector que evoluciona y tiene posibilidades de renovarse a futuro, contando con herramientas que favorecen su desarrollo.

Un comentario en “El negocio de Rentar automóviles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *