Dos clases de personas en el mundo

“Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad”.

(Pearl S. Buck)

Muchas veces nos preguntamos que clase de personas somos, muchas veces calificamos a los demás por lo que hacen y a nosotros mismos solo por nuestras intensiones.

Nunca estaremos conformes con una clasificación de las personas porque la vida no es un casillero de categorías aunque un poeta puede ser un gran observador y contribuir a llevar mejor nuestra vida.

De entre todas las clases de personas:

¿Cual eres tú?

Hay dos clases de personas en la tierra hoy,

Solo dos personas, y nada más.

No el pecador y el santo, pues bien se entiende que los buenos son medio malos y los malos son medio buenos.

No el rico y el pobre, pues para determinar la riqueza de un hombre, primero se debe conocer el estado de su conciencia y salud.

No el humilde y el orgulloso, porque en el corto lapso de la vida, el que se da ínfulas de algo ni siquiera es contado como hombre.

No el feliz y el triste, porque los años que pasan volando, alcanzan a dar a cada hombre su porción de risas y de lágrimas.

No. Las dos clases de personas que hay en la tierra son los que toman acción y los que se recuestan.

Donde quiera que bayas, encontraras a las masas de la tierra, siempre divididas en esas dos clases y nada mas.

Descubrirás también algo interesante, y es que por cada uno de los que se ponen en acción hay otros veinte que se recuestan.

¿De que clase eres tu?¿Aligeras la carga de los pocos que se esfuerzan en salir adelante?

¿O eres uno de los que se recuestan y dejan que otros hagan tu parte del trabajo, y se encarguen de tus preocupaciones e intereses?

(Ella Wheeeler Wilcox)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *