Dinero por internet

dinero internet ¿Es cierto que circula por todos los rincones?

Muchos dicen que el dinero por internet fluye como el agua en los ríos… que no hay controles y que cualquiera que encuentre la veta puede surfear en esas aguas y sacar un provecho económico de la world wide web.

Eso no es del todo cierto, pero tiene por verdad que si uno quiere ganar, seguramente puede; y si quiere movilizar o hacer transacciones de divisas, también.

Las nuevas tecnologías nos permiten operar casi sin necesidad de tocar los billetes o monedas, son cada vez menos los comercios que sólo aceptan efectivo y cada vez son más los que tienen su portal o un espacio en las redes sociales, o una publicidad en el sitio de otra persona que nos permiten acceder a sus productos, pagarlos y solicitar la entrega a domicilio, sin necesidad de movernos de casa. El dinero por internet fluye, sólo que hay que tomarlo como un concepto serio y no confiar en cualquiera.

Los bancos, empresas reconocidas e incluso los portales que se dedican al comercio son sitios confiables en los que uno puede usar dinero por internet. Los bancos hoy en día nos permiten realizar todo tipo de transacciones utilizando el sitio web, desde depósitos y transferencias hasta el pago de servicios o recargar el teléfono celular, incluso, hasta pagar la tarjeta de crédito de otra persona o enviarle dinero en cualquier parte del mundo.

Otros portales se especializan en realizar cobros o ventas, están asociados con los bancos o con las tarjetas de crédito permitiéndote comprar en cualquier parte del mundo o pagar todos los servicios que necesites, las cuotas del seguro, las del centro de belleza o incluso la escuela de los chicos o una colección de música.

Otra forma de mover es la que están usando las compañías discográficas, que han tenido que aprender una nueva forma de ganar dinero con las canciones, ya que gracias a internet, casi nadie compran discos: buscan los temas que les gustan, o los videos y prefieren verlos desde el sitio antes de pagar por un disco que tiene un conjunto de temas que quizás no son de su agrado.

Conociendo este problema, los empresarios de la música descubrieron que pueden seguir haciendo ganancias vendiendo las canciones y videos de a una, ofreciendo al cliente hacer su propio disco, y gastar sólo por las canciones que desea. Así, todos ganan y la empresa puede seguir cumpliendo con su objetivo y expandir el mercado, porque como dijimos antes, la red te permite comerciar con todo el mundo.

ganancias online

Otra de las formas es la de utilizar los sistemas como paypal y dineromail que son especies de ventanilla de cobro y pago, con un casillero o caja donde puedes almacenar el dinero, sin generar gastos o ganancias, pero sí dejarlos seguro en el espacio virtual para utilizarlo luego como más te guste. Si bien, estos servicios funcionan casi como un banco o como si tuvieras una cuenta ahorro pero tienen algunas diferencias: la principal es que te cobran una comisión por realizar envíos o recibir, es decir por cobrarlo y por pagártelo o pasarlo a otra cuenta, pero no por tenerlo, cosa por la que tampoco te dan ganancias, como sucede con los bancos que te dan un mínimo interés por tener el dinero en las cuentas.

Otra diferencia es que puedes tener varias divisas distintas y operar indistintamente con  estas. Entonces puedes tener capital y usarlo en cualquier parte del mundo, con solo tener una cuenta en estos servicios que son totalmente legales y reconcomidos, por lo que no tendrás problemas.

La única cosa que todavía no se ha podido controlar con el 100 por ciento de eficacia son los fraudes que ocurren, pero eso no tiene que ver directamente con el servicio virtual sino con las malas intenciones de los inescrupulosos. Por eso, al mover dinero en internet, procura hacerlo por los canales reconocidos que son más fiables y de no pagar todo por adelantado, sino la mitad y luego cuando recibes el producto o el servicio completo, el resto que faltaba, a menos, claro que te den al momento de hacer la operación un comprobante de pago (lo tendrás porque es el movimiento de dinero en internet que realizas) y una fecha de entrega por escrito enviada por mail o avalada desde el sitio donde se hace la transacción, así estarás cubierto ante cualquier fraude.

Otra de las alternativas es trabajando o jugando… existen cientos de sitios de apuestas y de casinos que te permiten entrar desde cualquier parte del mundo siempre y cuando puedas acreditar la mayoría de edad y que pagues una suma para ingresar, así, tienes a tu alcance casinos de todo el mundo, sitios de apuestas de todo el planeta, sin límites de horario, si  límites más que el de tu propio sentido de la conducta.

Las apuestas y juegos de azar en línea son una de las empresas que más capital por internet mueve, ya que los que gustan tentar a la suerte o saben cómo jugar a las cartas disfrutan con el desafío constante que significa jugar contra máquinas o personas de otra parte del mundo, a la que será más complejo interpretar para saber si está blofeando o mostrándonos su juego.

Pude que muchos lo consideren esto de las apuestas y los juegos de azar un mal uso, pero como dijimos al comienzo, no es la herramienta la que hace daño, sino el mal uso de esta y, los sitios más importantes que se enorgullecen del negocio que hacen suelen advertir a los usuarios que estarían sobrepasando los límites de lo que se considera entretenimiento, para acercarse a la adicción.

Y otra opción que para las empresas más modernas es cada vez una forma más frecuente de conseguir personal o lograr objetivos, está el trabajo freelance, o en relación de dependencia pero que se hace por internet, es decir, se cobra por trabajar utilizando este sistema como forma de comunicación o medio por el cual el trabajo llega a manos del cliente o este se contacta con el proveedor para hacerle el pedido.

Para ganar trabajando o explotando directamente los servicios que ofrece existen muchas alternativas: puedes tener un blog o sitio web en que realizas ventas y contactos con los clientes y el público objetivo, pero también promocionando algunos productos que sean de interés para tus clientes pero que no formen parte de tu negocio, es decir, haciendo, propaganda y cobrando por el espacio. Existen, para hacer ganancias los servicios que venden publicidad y les pagan a los dueños de los sitios por cada clic que sus lectores hacen en los anuncios.

Otra opción es sosteniendo un espacio en las redes sociales con muchos amigos activos para que las empresas se sientan atraídas y pongan sus anuncios en tu página. Es sabido que algunos famosos cobran por escribir en sus redes sociales que usan o gustan de tal o cual marca o producto. Las redes sociales no son una gran fuente de ingresos porque no fueron pensadas para eso, pero sí lo son las bolsas de trabajo o los sitios que puedes crear con el objetivo de conectar personas que buscan y ofrecen empleo.

Ganar dinero online también se puede ofreciendo algún servicio o producto, comerciando con conocimientos, como puede ser el diseño de sitios web, tarjetas o publicidad, el diseño de campañas de community manager, que son aquellos que administran un sitio web y saben qué, cuándo y cómo escribir o crear contenidos para que los lectores se sientan interesados.

Como sucedió con la radio, la televisión y el teléfono, al principio costó que la mayoría de las personas notaran el gran beneficio que es para sus vidas que exista una herramienta como esas y como ahora es internet, creo que todavía las empresas, gobiernos y particulares no están sacando su máximo provecho, y todavía no entienden que además de ser una forma de mover o ganar dinero, también es uno de los medios de comunicación más veloz, fiel y democrático que existe, que les permite conectarse con todos y cada uno de los integrantes de la sociedad a los que les interesa llegar e incluso personalizar su llegada pensando en qué les interesa y no haciendo mensajes estándares que quizás aburre o no son tomados en cuenta.

El mundo de hoy cambió, hacer ganancias ya no es un objetivo que solo se logra cuando te toman como empleado o cuando te contratan por tus conocimientos, una vez ya finalizada una carrera… estas opciones continúan y jamás serán reemplazadas, pero a ellas se les suma la posibilidad de explotar los mínimos conocimientos logrados durante los primeros niveles de educación o los adquiridos de forma independiente, y que pueden ofrecerse en un mercado infinito que no conoce barreras geográficas, horarias o de imagen, sólo la capacidad para cumplir con el objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *