¿Cuál es la inversión más confiable?

negocios interesantesRealmente, no muchas personas se detienen a pensar en cuánto puede impactar en su economía el hecho de deber dinero a terceros. El dicho de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” se aplica también a la economía, ya que siempre es mejor no posponer los pagos y estar al día, sobre todo ante un panorama tan incierto como el de hoy.

Mucha gente busca invertir en algún sector seguro, que les brinde una buena rentabilidad y les permita pagar un porcentaje de lo que adeudan.

Sin embargo se olvidan de que deben dinero a distintas entidades o a particulares. Si tenemos que plantearnos cuál es la inversión más confiable, los expertos coinciden en que es pagar nuestras deudas.

Charlie Munger (inversor multimillonario y partenaire del también multimillonario Warren Buffet) ha sido muy claro con respecto a este punto: “la deuda es el infierno”. Porque cualquier tipo de deuda que implique el pago de una tasa abusiva hará que cada vez debas más y más dinero.

En general, mientras tenemos una entrada mensual no les prestamos gran atención a lo que debemos. La mayor parte de las personas viven el día a día y solo se acuerdan de que deben dinero cuando llega la factura de la tarjeta de crédito, la cuota de un préstamo personal, del coche nuevo o de la hipoteca de la casa. ¿Qué ventajas trae invertir lo que ganamos en tapar agujeros?

Ventajas de sanear tus pasivos

  • Obtienes un margen de rentabilidad de entre 15 y 23% en tu capital, sin arriesgarte. Por ejemplo, si debes 10 mil euros de un crédito por el que pagas una tasa de interés de 15% y cancelas el total, habrás obtenido un 15% de rentabilidad porque ibas a tener que pagar ese mismo porcentaje sin importar la rentabilidad que tuvieras en cualquier clase de inversión. Es decir que pagando lo que debes, tienes garantizada una tasa de retorno idéntica a la TAE.
  • Es una inversión de 0 riesgo. Pagando deudas, cancelas las cuentas pendientes hasta terminar con lo que debes, sin que tu capital se mueva a ninguna otra parte. Además evitas el riesgo de que se sigan modificando las tasas de interés (recuerda que las TAEs variables suben o bajan al ritmo de la economía).
  • Se puede crecer financieramente. No se puede evolucionar económicamente pagando tasas del 13 o 21% durante un periodo prolongado de tiempo. Lo que más desalienta a las personas a superar sus deudas es sin duda el extenso plazo que tendrán que seguir pagando. La mayor parte de los planes contemplan meses o años, incluso más de los planteados originalmente si se refinancia.
  • Permite liberarse para buscar otras inversiones. Si consigues librarte de tus obligaciones en moneda y dejar limpia la lista de pagos pendientes, podrás buscar nuevas inversiones, por ejemplo en el mercado de valores. Iniciar un negocio propio, hacer un plazo fijo, comprar moneda extranjera o un coche nuevo, si no tienes pagos pendientes será mucho más sencillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *