Criterios para saber si un negocio es rentable

franquicias internacionales¿El proyecto que pienso concretar me va a dar dinero? ¿Corro riesgo de hacer una inversión y perderla en poco tiempo, en un negocio que no rinde ganancias? ¿Cómo puedo saber si mi emprendimiento significa beneficios a largo plazo? A continuación trataremos de responder a estas preguntas.

En primer lugar, diremos que no existen números fijos que indiquen si un emprendimiento es rentable, aunque de forma estimativa, se calcula que al comienzo un negocio tiene que crecer al menos 20% cada mes durante los 8 meses iniciales. Luego debe desarrollarse un 20% cada 3 meses durante 2 años más. Finalmente, en el próximo lustro tiene que crecer el 20% anual.

La fórmula varía según el tipo de empresa y también dependiendo de muchos otros factores. Por eso, más allá de las cifras ahora detallaremos varios criterios que te servirán de guía para saber si tu proyecto es rentable.

  • Los gráficos deben indicar alzas: tienes que estudiar tu emprendimiento tal como si fuese una empresa que cotizase en bolsa. Si en el ordenador haces un gráfico donde queden explicitados mes a mes las ventas e ingresos, tienes que ver que la línea vaya subiendo hacia arriba a través del tiempo.
  • Existen posibilidades de crecimiento: es posible que llegue un momento en que tu negocio no pueda crecer más. Esto sucede, por ejemplo, en un bar, donde si se calcula el importe máximo de ganancias en la hora pico, se sabe cuánto es el techo de ingresos al que se puede aspirar. En ese caso tendrías que considerar añadir servicios extras o abrir otro local comercial, porque tus clientes podrían cansarse y con el tiempo volcarse hacia la competencia.
  • Las ventas aumentan: este ítem puede parecer obvio, pero no se ha insistido lo suficiente en él: por más que te endeudes a causa de nuevas inversiones, las ventas deben indicar alzas en los gráficos. Una caída en los ingresos por contrataciones recientes no puede sostenerse en el tiempo, pues significaría la muerte de tu proyecto. Se calcula que una empresa podría llegar a sostener hasta 6 meses continuos de pérdidas si en ese tiempo sus ventas también han crecido.
  • Puedes contratar personal: una señal clara de que una empresa no va bien es que los ingresos obtenidos no te permiten contratar personal. Mientras más clientes tengas y mayor cantidad de productos lances, más trabajadores necesitarás. Y los beneficios de las ventas deberían alcanzar para pagarles el sueldo.
  • Puedes delegar la dirección: ¿cuántos locales conoces que son atendidos por sus propios dueños de toda la vida? Bueno, si tu objetivo es llegar a desarrollar una gran compañía, en algún momento tendrás que buscar un profesional que haga el management por ti, mientras tú exploras las posibilidades de inaugurar nuevos locales. Incluso, los expertos aseguran que un negocio eficientemente montado debería andar sobre ruedas casi sin tu ayuda. Ten en cuenta que una nueva empresa no debe representar para ti un puesto de trabajo que te agote, sino una posibilidad de generar dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *