Creditos rapidos en entidades financieras

Los créditos rapidos se pueden conseguir mediante diferentes entidades financieras que ofrecen prestamos rapidos a sola firma. Esto significa que usted presentándose con su documento de identidad y recibo de sueldo de los últimos 3 meses ya es posible tramitar en el acto un crédito para gastar en lo que desee.

Es fundamental que preste atención a una serie de factores a la hora de solicitar el dinero, entre ellos encontramos:

Tasa: Debe preguntar siempre que tasa de interés se le aplica al capital.

Cuota de devolución: La misma está formada por la parte de amortización y la parte de interés.

Sistema de Amortización: Existen muchos sistemas en el cual la deuda es amortizada, debe consultar cual es el que se aplica. Entre los sistemas de amortización más conocidos se encuentra el Francés, el Alemán y el Americano.

Capital solicitado: Es el monto que usted está solicitando, tenga en cuenta que en algunos casos se pueden aplicar ciertos gastos o comisiones que reducirán el monto que usted recibirá en mano.

Periodo: Debe averiguar en cuantos periodos, días o meses deberá devolver el préstamo o cumplir con el pago periódico de las cuotas del mismo. Esto es fundamental para determinar por cuanto tiempo usted estará atado a esta deuda.

Recuerde siempre que este dinero debe utilizarse para salir de una situación de emergencia financiera y económica temporal ya que los intereses que cobran en general son muy elevados, incluso mayores a los que ofrecen los bancos.

Tenga cuidado además de las instituciones financieras que no tienen una probada trayectoria o solvencia ya que puede tratarse de un fraude en el cual se apoderan de sus documentos y datos personales para cometer delitos o estafas bajo su nombre.

Tenga en cuenta que los créditos rápidos tienen ventajas como ser la entrega inmediata del capital al momento de firmar el préstamo, pero también por otro lado tiene ciertas desventajas como por ejemplo los descuentos por gastos administrativos y altas tasas de interés y la entrega de documentación valiosa a la entidad financiera para que en caso de no pagar el préstamo la misma puede iniciar acciones judiciales en general muy onerosas y a su cargo. Entre otras modalidades en caso de morosidad las financieras acostumbran a embargar los sueldos de su trabajo para cobrar el dinero, el interés, más los gastos.

En próximos artículos profundizaremos otros aspectos a conocer a la hora de solicitar dinero en compañías financieras que ofrecen esta posibilidad que a simple vista parece sencilla y práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *