La importancia de convertir en fans a tus empleados

Las empresas de hoy ponen especial énfasis en lograr equipos de trabajo con alto grado de motivación para lograr un máximo desempeño. Hay que formar esta cualidad en los empleados, ya que el duro contexto económico que vivimos afecta a toda la sociedad laboral, afectando con angustia y miedo a que su situación laboral se deteriore.

Estoy leyendo a Anne Baurain, nos dice que cuando los miembros de un equipo de trabajo actúan desde el miedo y la negatividad, no pueden rendir a todo su potencial, la inseguridad crece, los empleados pierden confianza en sí mismas, su sensibilidad se pone a flor de piel, lo que afecta a su rendimiento y a la calidad de sus relaciones con los demás.

  • ¿Tu equipo se siente desmotivado?
  • ¿Has agotado los recursos que conoces para motivarlos?
  • ¿Estás aprovechando todo el potencial de tu gente?
  • ¿Tu equipo te dice todo lo que piensa?
  • ¿Crees que tu negocio/empresa podría ser más rentable si tu gente se implicara más?
  • ¿Te gustaría delegar más pero no estás seguro de cómo hacerlo?
  • ¿Te gustaría disponer de más tiempo para dedicarle a la parte estratégica y no tanto a tareas del día a día?

En los tiempos que corren, las empresas que consiguen sobresalir son aquellas que aprenden a HACER MÁS CON MENOS, es decir, aquellas que optimizan el máximo partido de los recursos de los que YA DISPONEN. ¿Como hacer que los empleados quieran dar su máximo potencial, ser fanáticos de su trabajo?

Los empelados son el recurso de MAYOR VALOR dentro de una organización, y la función de los líderes es saber aprovechar su potencial, creando además un clima óptimo de trabajo en donde los empleados se sientan parte de un todo. Enfocando bien este liderazgo GANAN TODOS.

Imagina los siguientes beneficios:

  • CONVERTIRTE EN LÍDER Y MANEJAR LAS CLAVES DE LA MOTIVACIÓN, obteniendo así que tus empleados encuentren un sentido a lo que hacen y estén dispuestos a dar lo máximo de sí mismos.
  • CREAR EQUIPOS CON INICIATIVA, para aprovechar el potencial de tu personal y poder delegar con absoluta confianza, consiguiendo liderar más que administrar.
  • COMUNICARTE de forma eficaz con tu gente, para dejar atrás los malentendidos y optimizar las relaciones y los resultados.

Sin duda, este clima organizacional, requiere de una formación altamente vivencial, que te permitirá irte con todas las herramientas bien integradas para ponerlas en marcha con facilidad. ¿Cual es tu potencial y como es tu relación con tus empleados?

  • ¿Te siguen o te obedecen? Diferencia entre Líder vs Jefe.
  • ¿Qué tipo de líder estas siendo? ¿Y cuál quisiera ser?
  • ¿Cuáles son mis habilidades, cuáles no encuentro y dónde están?
  • ¿Me siento víctima o protagonista?
  • “¿Lo grito?… ¿Me callo?… Me expreso”. Nociones de asertividad.
  • ¿Cómo, cuándo y dónde nos comunicamos?
  • Cómo llevar a cabo encuentros productivos para todos: el personal y la organización
  • Como aprendo a motivar y capacitar a mis empleados a través del feedback.
  • Como sacar el máximo rendimiento a nuestras reuniones. El arte de preguntar.
  • ¿Qué sé de los miembros de mi equipo de trabajo?
  • ¿Sabemos la cantidad de buenas ideas que nos estamos perdiendo?

Las empresas de hoy ponen especial énfasis en convertir a sus empleados en fans, pero para que esto suceda es imprescindible una formación adecuada y dotar de los recursos y herramientas necesarias como un curso de coaching.

Imagen por Victor1558
Enlace AnneBaurain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *