Confiabilidad Vs Credibilidad?

La confiabilidad del producto, la contabilidad de las utilidades y la del servicio reflejan la confiabilidad de la administración.

Tener o carenciar de ella, es el reflejo de la cultura que posee una organización, de su infraestructura y de la influencia que sus gerentes tienen dentro de la misma.

Si está seguro de que el presidente de la compañía logra resultados, lo más probable es que pueda estar seguro de que cada una de las personas que trabajan en la organización haga otro tanto. Si está seguro de que el vicepresidente de Mercadeo cumple su palabra, lo más probable es que pueda estar seguro de que cada una de las personas que trabajan en el Departamento de Mercadeo la cumpla.

La confiabilidad constituye un valor al cual el Líder le concede mucha importancia. Se enorgullece y exige que su gente también sea confiable. Si el hace una promesa, puede uno estar seguro de que la cumplirá. Por ejemplo, cuando el visita una localidad que queda fuera de la base y dice informalmente que examinará un problema que se presentó, puede uno estar seguro de que estudiará ese problema y de que informará al respecto.

El le recalca a su equipo la importancia que tiene. “No quiero que el representante de los empleados se presente en mi oficina para contarme que ustedes no han instalado las fuentes de agua potable que prometieron instalar hace tres meses”. Subraya la importancia en relación con el cliente. “Si le dijo a Colmer que el viernes entregaría el pedido, me temo que no le queda otra alternativa. O entrega el pedido el viernes o asumirá las consecuencias de su falta de confiabilidad”.

Sabe que va de mano con la responsabilidad como elemento clave del manejo exitoso de las personas. Contribuye a afirmar su credibilidad y su reputación. Ayuda a afirmar la confianza y el respeto. Más importante aún, constituye el fundamento del futuro éxito de la compañía, puesto que el riesgo es mínimo cuando se cuenta con un Líder confiable.

aplicarhoy

Efectúe un “Análisis de Contabilidad”. Anote todos los compromisos recientemente celebrados por usted y su gente. Ponga una sefial en aquéllos que se cumplieron. Llame a su equipo y atienda urgentemente loa que faltan por cumplir. La falta de contabilidad puede tener serlas consecuencias.

LO QUE DEBE HACER MAÑANA

Analice cualquier “queja” que haya recibido en el transcurso de los últimos doce meses, bien sea interna o externamente, con respecto a la falta de contabilidad en su departamento. Prepare un diagrama con, digamos, 30 fichas rojas para treinta quejas. Lleve un registro del total de quejas acumuladas durante doce meses y trace de mes en mes el progreso que se haya logrado para mejorar la confiabilidad.

 

Credibilidad

En un minuto, y por una decisión, puede perder credibilidad un gerente. Se necesitarán años y un millar de decisiones para que ese gerente la recupere.

El oportunismo no es compatible con la credibilidad y, sin embargo, muchos de los gerentes que he conocido eran oportunistas. Buscan la salida fácil de una dificultad; una salida fácil que no es compatible ni con las metas a largo plazo de la organización, ni con lo que el gerente ha estado diciendo durante todos estos meses.

El oportunismo se origina en la falta de carácter, en la carencia de un criterio definido, en la falta de una filosofía administrativa eficaz, en la falta de sinceridad. El oportunismo conduce a que los gerentes pierdan confianza. Llegan a ser “todo para todo el mundo”. Su personal empieza a actuar con mayor rapidez que ellos, y los sindicatos sacan todavía más provecho de la situación. Sus jefes y colegas los ven como una opción fácil y se aprovechan de ellos todas las veces que pueden.

Para ser un gerente eficiente es necesario tener confianza frente al jefe, a los colegas y a los subalternos. El logra esto cuando es totalmente consecuente, imparcial y decidido. El logra la misma porque cuando dice algo, su gente sabe que lo dice en serio y cumplirá lo que promete.

El Líder consigue ser creíble porque los demás saben exactamente a qué atenerse, puesto que es enteramente predecible y confiable. Usted nunca verá a un Líder cambiando sus argumentos cuando le conviene, ni inventando razones para justificar una decisión que ya se tomó.

La credibilidad del Líder le produce a su gente una sensación de seguridad, de bienestar. Sabe que hará por ella todo cuanto esté a su alcance. Sabe que tomará decisiones dolorosas solo como último recurso, y por ello aceptará tales decisiones, y le otorgará a él plena confianza. Al gerente que carece de la misma le resulta casi imposible tomar decisiones dolorosas. Todo intento al respecto será combatido en toda la línea y lo más probable es que desista de su propósito.

aplicarhoy

No tome alimento alguno a la hora del almuerzo. Deje que su estómago le produzca un ligero dolor atormentante (no le hará daño, millones de seres humanos se están muriendo de hambre y experimentan cosas mucho peores). Camine por espacio de media hora, tomando la ruta más pintoresca, o diríjase hacia un parque y camine media hora.

Respire profundamente y piense muy profunda y honestamente. Hágase la siguiente pregunta: “¿Soy creíble frente a la gente que me rodea?” Usted podría recopilar en su mente un gran número de indicios y señales que indican su grado. Compare, por ejemplo, el número de veces que la gente refuta sus ideas y decisiones con agresividad, con el número de veces que acude a usted en busca de consejo. Si no está seguro con respecto a su evaluación de credibilidad no cabe duda de que tiene un problema. Tire el anzuelo esta misma tarde y vea qué pesca.

 

Un cierto don

Tener éxito en el manejo de las personas requiere un cierto don, un cierto “je ne sais quoi”.

Ese cierto don tiene mucho que ver con lo inesperado.

Los gerentes insulsos son tan predecibles, tan faltos de imaginación. Se sabe exactamente lo que piensan hacer, y lo que piensan hacer es ser tediosos, monótonos, triviales, aburridores y, con frecuencia, negativos.

El Líder también puede ser predecible. Se sabe que es confia¬ble, firme, justo y consecuente. Se puede predecir que hará todo cuan¬to esté a su alcance por la empresa y por su gente.

Pero dentro de ese marco de lo predecible, el demostrará un alto grado de mando. Tiene facilidad para convencer a la gente y así lograr su apoyo. Por ejemplo, depositará en usted su confianza cuando menos lo espere. Le brindará su apoyo cuando usted creía que él tenía asuntos más importantes que atender. Acudirá en busca del consejo cuando usted suponía que acudiría a alguna otra persona. El posee el don de hacer que el trabajo suyo sea emocionante, interesante, el de hacerlo sentir bien respecto a lo que hace, el de hacer que se sienta importante.

El también posee el del acierto, la facilidad de llegar al fondo de un problema. Ya sea por instinto o debido a su mayor ex¬periencia, siempre parece hallar la solución inesperada cuando todos los demás se han dado por vencidos. Tiene facilidad para superar los obstáculos y abrirse camino hasta lograr su propósito. Mientras que su equipo podría estar buscando desesperadamente la forma de lograr reducciones adicionales de costos, el no tiene problema en encontrar esa pequeña mina de oro (las acciones sin utilizar) que se había pasado por alto.

¿Y qué hizo el Líder para adquirir ese don? No se puede dar una respuesta en particular. Tiene olfato para los problemas, buen sentido para los detalles, escucha a la otra persona con atención. Ha saborea¬do el éxito y tiene un toque de distinción. Mediante el desarrollo de sus sentidos ha desarrollado un instinto para conquistarse a las per¬sonas, para superar los problemas y para llegar primero en las carreras. Ese don suyo es probablemente el resultado de una mezcla de experiencia, conocimientos, aptitudes, entusiasmo y de estar al tanto de lo que está ocurriendo.

aplicarhoy

Piense en alguna persona de su compañía que, esté o no bajo su autoridad, posea, en su opinión, ese cierto don. Obsérvela y estúdiela dete¬nidamente a distancia. Trate de analizar por qué esa persona tiene ese cierto don. Procure aprender de su enfoque hacia el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *