Cómo tener éxito en la vida

exito vidaEsa es una muy buena pregunta, porque en realidad no existe una sola respuesta o una fórmula mágica, si existiera, todos seríamos exitosos y no estaría escribiendo este artículo.

Podemos ponernos a reflexionar y filosofar sobre qué es ser felices y cómo tener éxito en la vida, pensando cuál es el sentido que tiene vivir, por qué estamos en el mundo y somos como somos, tan diferentes a los otros seres vivos del planeta. Pero hacer eso nos tomaría años y nunca encontraríamos un final o una respuesta concreta.

Lo que podemos hacer para descubrir aunque sea para nosotros mismos es hacer un poco de introspección, analizar un poco cómo es nuestra vida.

Pues bien, primero pensemos qué es éxito para nosotros porque seguramente no es para todos lo mismo. Una persona que tiene dinero suficiente para vivir tranquilo pensará que para ser exitoso le hace falta, por ejemplo, una familia, un heredero, una mascota, aprender a cuidar plantas o cualquier otra cosa que complemente o satisfaga sus necesidades espirituales.

Una persona que no tiene dinero, quizás desea tenerlo para alcanzar el éxito y en grandes cantidades o en la cantidad necesaria para vivir sin preocuparse por nada.

Otra respuesta también podría ser saludable, tener hermanos, reconciliarse con algún amigo o familiar con el que se ha peleado hace tiempo, en fin, para triunfar una persona puede sentir que desea o necesita muchísimas cosas.

Pero ¿cómo tener éxito en la vida? Cuando esas cosas que necesitamos no las podemos conseguir, o bien, ¿cómo hacer para conseguirlas? Pues como dijimos, para no filosofar, podríamos ponernos prácticos y pensar los ejemplos de la realidad en los que emprendemos tareas y triunfamos.

Pensemos primero en alguna tarea que hayamos emprendido y nos haya ido bien, no importa qué sea, incluso si sólo fue estudiar para una lección de la escuela con la que realmente nos comprometimos y nos sacamos la mejor nota. Analicemos, entonces, qué fue lo que nos motivó, cómo nos sentimos estudiando o preparando el tema, cómo nos sentimos hablando con seguridad o de lo que sabíamos y cómo nos sentimos, luego, cuando recibimos la nota y nos felicitaron por el esfuerzo.

¿Por qué piensa que tuvo éxito en esa oportunidad? Seguramente hubo algo de suerte, pero ¿fue el único factor que influyó? Piense nuevamente. Qué puede sacar en limpio de esa experiencia:

  1. Tenía un objetivo bien claro y definido. Usted sabía lo que tenía que hacer, por qué lo tenía que hacer y en qué tiempos necesitaba cumplir con el objetivo.
  2. Tenía todas las herramientas para cumplir con la tarea. Usted contaba con el material para estudiar, tenía las explicaciones que había dado el docente, tenía sus propias anotaciones sobre el tema y tenía libros extra o internet donde investigar y encontrar alternativas u opiniones diferentes, para formar su propia opinión y experiencia al respecto.
  3. Se organizó y armó un plan de tareas para cubrir todos los aspectos que debía. Como sabía a dónde tenía que llegar, por dónde y cómo, sólo fue cuestión de planificar y organizar cada uno de sus pasos hasta llegar al objetivo.
  4. Eligió un método para lograr los objetivos intermedios. Tenía una forma precisa de hacer las cosas que sabía le funcionó antes. Utilizó ese método de forma sistemática para no perder tiempo y maximizar los resultados.
  5. Comprobó los resultados. O bien al finalizar cada etapa, o al final del plan de estudio, pudo comprobar mediante algún tipo de evaluación que lo hecho fue efectivo y que aprendió lo que tenía que aprender, es decir, cumplió el objetivo.

En esos 5 pasos, hemos visto que para triunfar fue necesario esfuerzo, confianza en uno y objetivos claros, un método, un plazo, organización y planificación.

Entonces, ¿cómo tener éxito en la vida? Pues, podríamos aplicar los mismos conceptos que ya sabemos funcionaron para alcanzar éxito en alguna tarea… porque simplificando las cosas para entenderlas mejor, podemos decir que la vida es un desafío y que una de las tareas que tenemos que cumplir es tener éxito y ser felices.

Lo que debemos hacer, eso sí, es imponernos un objetivo grande, un ideal a donde llegar, una menta, encontrar “eso” que nos hará sentir exitosos y ponerlo como meta final a dónde llegar, por ejemplo, cuando tengamos cierta edad, terminemos de estudiar, etc. Luego, imponernos metas u objetivos intermedios, alcanzables en menos tiempo y que serán necesarios para llegar a esa meta final.

Podríamos pensar cómo tener éxito en la vida, haciendo una escalera que comience en el piso, es decir donde estamos hoy y llegue hasta el objetivo máximo, ese que nos hará sentir exitosos, y luego ir incluyendo los escalones, cuantos sean necesarios para cubrir todas las acciones u objetivos intermedios que necesitamos para alcanzar la cima. Así, con tiempo, método y esfuerzo lograremos el triunfo ansiado.

Para visualizarlo mejor y tener claras cuáles son las metas intermedias, y los objetivos a seguir, con sus necesidades especiales, puedes escribirlo como más te guste: en el ordenador, en un cuaderno, en una pizarra, haciendo un gran cuadro o incluso, utilizando una escalera real colocando en cada escalón una caja con papeles de colores que simbolicen el objetivo y los pasos necesarios para alcanzarlo, las cosas que necesitas para lograrlo y así, sacando de la caja cada paso cumplido sentirás más tangible el esfuerzo que haces para llegar al final.

Recuerda que la planeación y la organización son fundamentales, y que tienes que esforzarte pero también ser realista, imponerte metas que se pueden cumplir, que cuesten pero que sean posibles, que estén a tu alcance, es decir, no puedes imponerte como meta pilotear un avión si no eres piloto, sí puedes imponerte la meta de practicar en simuladores de vuelo y estudiar la carrera de aviador o piloto comercial.

También ten presente que algunas veces se puede fallar, y que esto no tiene que ser motivo para abandonarlo todo, sino una pauta que nos indica que debemos modificar algo o intentar algo nuevo. Los errores y equivocaciones son también parte del aprendizaje, de la experiencia, del estar vivos y haciendo cosas.

Y también, piensa que hay veces en que no puedes hacerlo todo solo, que si bien, para entender cómo tener éxito en la vida, debes saber que es tu esfuerzo y tu dedicación la que sirve, hay objetivos que para cumplirlos necesitarás ayuda, asociarte con alguien más, pedir consejo o colaborar. Esto también es parte de los pasos a cumplir para llegar al objetivo final, y estar rodeado de personas te ayudará a ser más feliz, a compartir tu triunfo, a sentirte apoyado y contenido, a compartir el esfuerzo, hacer amigos, y hasta encontrar el amor.

¿Podemos sacar en limpio cómo tener éxito en la vida de todo esto? Sí, podemos. En conclusión,  hay que saber adónde queremos llegar, qué necesitamos para lograrlo e ir cumpliendo paso a paso cada uno de los objetivos intermedios que se necesitan.

También necesitamos confianza en nosotros mismos para lograr los objetivos que nos propongamos, saber que podemos fallar y que puede costarnos mucho o poco, pero que si nos desanimamos y perdemos las esperanzas nunca lograremos cumplir lo que nos proponemos.

Será importante estar rodeados de las cosas y personas que nos hacen bien, descartar todo aquello que nos provoca miedo o nos desanima, no seguir la corriente de quienes no hacen esfuerzos para lograr nada y no escuchar a quienes sólo se dedican a dar consejos pero nunca los hemos visto arremangados trabajando o venciendo los obstáculos para continuar.

Las claves para responder esta pregunta son diferentes para cada uno, dependen de lo que cada uno entienda por ser exitoso, pero todos, todos, sin distinción alguna podemos logarlo si nos proponemos metas claras, que realizables y realistas, es decir, con tiempos de ejecución razonables, que estén a nuestro alcance y que podemos cumplir en soledad y en compañía.

Sabremos que triunfamos si elegimos un objetivo que nos gusta, que nos hace felices de sólo pensarlo, que nos provoca ganas de esforzarnos, de trabajar y que cada objetivo que cumplimos hasta llegar a la meta nos satisface.

Y si bien, también podrán decirme que el éxito no se alcanza nunca porque siempre hay algo más que nos gustaría tener, algo más que nos gustaría lograr… entonces, permítanme decirles que si piensan así, ustedes ya son exitosos, porque si bien saben lograr objetivos y conseguir ser felices, tienen inquietudes, tienen deseos, tienen sueños y fantasías, son personas emprendedoras e inconformistas pero con los pies en la tierra. Tienen la combinación perfecta entre deseo de progresar y las ganas para lograrlo, y nunca se quedan quietos, saben que son capaces de conseguir algo más y disfrutan tanto de intentarlo como de conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *