Como ser financieramente saludable en 8 simples pasos

Para lograr un negocio exitoso es indispensable saber manejar las emociones, entender el flujo del dinero y tener la suficiente tranquilidad para enfrentar los problemas y ver las oportunidades.

Todo emprendedor desea ser financieramente saludable, pero muchas veces lo que desea y lo que hace no concuerdan preguntándose muchas veces “¿No se porque no me sale nada de lo que quiero?” Es importante reconocer que si no salen los resultados deseados es que no se ha procedido con las acciones adecuadas.

Como ser financieramente saludable en 8 simples pasos

1.- Seguir un cursos de educación financiera practica

Uno de los principales defectos de los emprendedores es que ya lo escucharon todo, “si, ya estuve en ese curso”, “Tengo varios libros de educación financiera”, etc. Si aceptas que algo te resulta familiar, también aceptas que no hay ninguna novedad.

La novedad en los negocios surgen de tus propias experiencias, pero al asumir que ya “estuviste en ese curso”, que “ya tienes esos libros” anulas la curiosidad por saber algo mas, por ver tus resultados y responsabilizarte por ellos. La mejor opción no es simplemente escuchar o leer, sino hacer cursos prácticos donde puedas medir tus resultados.

2.- Para manejar bien el dinero hay que responsabilizarse por un mal manejo

Si manejas bien tu dinero no necesitas ningún cambio, sigue así, pero la gran verdad es que nadie es 100% optimo manejando dinero. El buen manejo del dinero no puedes delegar a algún ser superior o culpar a las circunstancias, tienes que asumir total responsabilidad.

Si asumes responsabilidad asumes que necesitas formación, desechas tus viejos hábitos, tiras al suelo esas ideas que tal ves eran tus orgullo.

3.- Invierte solo lo que estas dispuesto a perder

Cuando estuve en dificultades económicas pensé que mi única oportunidad era arriesgar todo mi dinero en un negocio que prometía grandes ganancias. Esta actitud suele ser mas común de lo que pensamos admitir. Es como un juego de azar, se nos ocurre tener la visión adecuada y las campañas de marketing de estos negocios nos alientan a tomar actitudes, según ellos, brillantes para lograr nuestra libertad financiera.

La verdad es que todo lo que tenemos es una gran esperanza, sin fundamento, de que alguien trabaje por nosotros para hacernos ricos. No pensamos que corremos un enorme y absurdo riesgo. Confiar por completo en el potencial de un negocio ajeno es inmoral, ya que voluntariamente aceptamos que nos somos capaces de convertirnos en competentes.

4.- Arriésgate a ser el dueño de tu negocio

Si delegas la responsabilidad de tus ganancias al potencial de alguna empresa estas evitando la responsabilidad de formar tu propio negocio. Cualquier otra empresa que promete grandes ganancias es solo un producto que tu tienes que comercializar o promocionar recurriendo a tus propias facultades y potencial.

Si piensas que una propuesta de negocio tiene que brillar mas que tu potencial estas perdido. Es tu actitud la que provocara que la gente compre, de lo contrario tu inversión es un riesgo muy alto.

5.- Busca el equilibrio económico y de tiempo

El objetivo de un negocio es lograr calidad de vida, de modo que cualquier objetivo que tengas tiene que llevarte a lograr un equilibrio entre tus ingresos económicos y el tiempo que tienes para ti.

Necesitas saber como fluye el dinero, necesitas servirte del mucho dinero que hay afuera para que tus ideas de negocios se desarrollen con la exigencia de los inversores. Antes de proceder con una inversión necesitas hacer proyecciones, fijarte metas y establecer tiempos.

6.- Ya no se trata de vender, sino de relacionarte

Desde que Internet esta en manos de los consumidores el objetivo del marketing ya no es vender mas sino brindar mejores experiencias a los potenciales clientes. Los clientes compran no un buen producto sino una buena experiencia, y en esa experiencia esta estrechamente ligada a como te relacionas con ellos.

7.- Manejar una buena línea de crédito

Hay varias formas de favorecer e incentivar la preferencia de los clientes por nuestros productos o servicios. Las líneas de crédito son herramientas que necesariamente tienen que ser manejadas por personas capacitadas. Si no cuenta con esta condición absténgase de cualquier forma de crédito.

8.- Siempre debe tener una política de ahorro

Todos necesitamos ahorrar no importa lo poco que ganemos. No solo se trata de tener dinero disponible, se trata también de tener un sueño y estar haciendo algo para lograrlo. Además piense en las eventualidades que requieren dinero urgente.

Es importante ahorrar con un propósito, se trata de pasar al siguiente nivel en determinado plazo.

Imagen Dreamstime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *