Como los expertos analizan y solucionan problemas en la empresa

analisis progreso Todos los beneficios generados por su empresa provienen de los recursos humanos con los que cuenta. Sin trabajadores una compañía no puede funcionar, por lo tanto siempre en primer lugar debe estar su gente.

Ahora bien hay una excepción, cuando esté considerando el proceso de análisis, examine pri­mero los resultados, para luego detenerse a examinar a la persona que logró dichos resultados.

Si usted trata de analizar primero a la persona, muy pronto perderá de vista los resultados. Analizará el comportamiento de Carlos. (¿Es bueno o malo ser agresivo?) Analizará la capacidad de comunica­ción de Juan. (¿Es bueno o malo hablar demasiado poco?) Ana­lizará el número de horas que acumuló Jorge. (¿Trabajar mu­chas horas conduce a mejores logros?) Estará analizando a la per­sona, pero no los progresos.

El Líder efectúa periódicamente análisis de progreso. Todos los lunes por la mañana reunirá a su equipo alrededor de la mesa para ana­lizar durante media hora los resultados logrados la semana anterior. Quizás una vez al mes efectuará un análisis de progreso más a fondo de lo corrido del año frente a lo presupuestado.

Además de los análisis que el Líder hace del equipo, lleva a ca­bo análisis periódicos con cada miembro de su equipo, quizás una vez al mes. Analizará los logros de Carlos en el fren­te de las ventas.

La tendencia es descendente, y el Líder atribuirá ese hecho al comportamiento mordaz y malhumorado de Carlos. Ha­biendo analizado los resultados, el Líder analizará luego a la per­sona, en caso de ser necesario.

Algunas veces no será necesario. Pe­se a los inconvenientes personales de Juan y a su modo de ser tí­mido y retraído, demuestra con regularidad que es capaz de conseguir pedidos. Solamente tiene que analizar el progreso.

Sin embargo, hay un problema con Jorge, siempre llega a la oficina antes que él y está ahí cuando él se va. A pesar de ello no parece capaz de presentar las cuentas a tiempo. Los resultados son poco satisfacto­rios, de modo que el Líder analizará la situación y estudiará la for­ma de corregirla.

 

aplicarhoy

Usted no puede saber cuánto está progresando a menos que efectúe un análisis sistemático al respecto.

Revise su agenda y cerciórese de que hayan sido programadas las reuniones regulares de análisis de progreso con su equipo y con cada individuo por separado.

Adopte la cos­tumbre de comenzar por analizar los resultados para luego analizar a la persona, si eso fuere necesario.

 

Solución de los problemas

solucionar problemas

Casi todos los gerentes son expertos en exponer los inconvenientes; pocos lo son en solucionarlos.

Un asesor me dio una vez el siguiente consejo: “Un problema llega a ser suyo en cuanto lo detecte”.

Pero…

“No puedo motivar a mi gente porque la política salarial de la com­pañía es un verdadero problema”.

“El inconveniente consiste en que la compañía no nos permite adminis­trar; ni siquiera tenemos autoridad para comprar una nueva computadora”.

“El problema lo constituye el Departamento de Relaciones Labo­rales; allí son exageradamente burocráticos. Me envían un chorro con­tinuo de documentos. ¡Ojalá pudiera proseguir con mi verdadero trabajo!”.

Solía existir una pequeña placa que se podía comprar para colgar en la pared de la oficina, y que decía: “El gerente incompetente encuen­tra 48 razones para explicar por qué un problema no puede solucionar­se. El gerente competente encuentra 48 maneras de solucionarlo”.

Si usted no puede solucionar un asunto, no se preocupe. No vale la pena. Si ha de afectarlo, preocúpese y haga algo al respecto.

El Líder, en cambio, mueve cielos y tierra para llegar al fondo del desafío y hace cuanto puede para solucionarlo. Si en realidad exis­te un inconveniente con respecto a la política salarial de la compañía, él expondrá sus argumentos ante su jefe y ante el Departamento de Re­laciones Laborales.

Serán argumentos persuasivos, bien investigados, bien presentados y encaminados a convencer a los responsables de tomar decisiones de que a menos que haya un cambio, la compañía se verá inmensamente perjudicada. Si el asunto está relacionado con la capacitación en supervisión, el Líder le demostrará a su jefe el efecto que está causando la falta de capacitación: baja eficiencia, de­ficiente récord de seguridad, baja moral, alta tasa de rotación de per­sonal, demasiadas quejas de parte de los clientes.

Convencerá a su jefe de la importancia de invertir en capacitación. También lo persua­dirá de delegar en él una mayor autoridad para evitar el desperdicio de tiempo en problemas relacionados con máquinas de escribir.

Cuando el Líder detecta un inconveniente, no lo deja reposar. Se en­camina a solucionarlo, aun cuando parezca que la solución está en ma­nos de otros. Si le causa impacto, es su problema. Con­vencerá a los demás.

 

aplicarhoy

Ahora mismo y de una vez por todas usted dejará de lamentarse y que­jarse. Libere su mente de todos los desafíos administrativos que ten­ga. Anótelos en dos listas separadas:

  1. Aquéllos que puede solucionar en alguna forma.
  2. Aquéllos que no puede solucionar.

 

Destruya la segunda lista y nunca vuelva a mencionar esos temas. Ahora póngase a solucionar los problemas especificados en la primera lista. Le sorprenderá su capacidad de persuadir a la gente. No se rinda — es preciso que persevere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *