Como iniciarse en este negocio

adquirir franquiciaCuando iniciamos un emprendimiento, sin importar el rubro, nos demanda mucho esfuerzo que luego tiene su recompensa cundo el negocio se consolida y tenemos una estabilidad real, lograda con nuestra idea y forma particular de hacer las cosas.

Pero el éxito de nuestro comercio se logra porque a los clientes les gusta lo que ofrecemos, lo recomiendan y vuelven a comprarlo cada vez que lo desenan, nos preguntan cómo lo logramos, qué receta usamos… y este es el indicador que nos muestra que podemos iniciar una franquicia.

Para comenzar no se necesita mayor inversión que la de dedicarle tiempo a desarrollar por escrito la historia del comercio. Para esto, lo mejor será contratar un consultor o especialista en comercio, si no estamos seguros de poder hacerlo solos.

Un consultor ayudará a elergir la franquicia guiándonos sobre los puntos que no debemos olvidar, enseñándonos a leer el mercado, a fortalecer la empresa y mejorar las formas de comunicación para hacer nuestra propuesta exitosa.

Otra función importante del especialista es la de mostrarnos las formas para evaluar los costes que tienen  nuestras ideas, programas desarrollados y productos para luego armar los costes de la inversion y las formas de pago que tendrán los interesados.

Cuando uno se decide, lo primordial es ponerse a estudiar, a la par del trabajo con los consultores. Deberemos estudiar sobre este sistema de negocios, qué se espera de ellas y que debemos pretender nosotros como vendedores.

Asistir a cursos, seminarios, comprar libros e investigar en internet son las formas más adecuadas para adquirir rápidamente los conocimientos básicos que nos permitirán asistir al consultor y guiar nuestra firma hacia donde queremos.

Luego del estudio de mercado, la valorización de los procesos de producción y de los costes de la franquicia, es tiempo de realizar la planificación de la venta de la misma. Será momento de tomar el manuscrito que hicimos al comienzo y generar los documentos obligatorios para la capacitación de los interesados, que necesitarán: un manual de consulta permanente, datos específicos sobre los procesos de producción, saber cuáles son sus límites creativos con respecto a la fabricación del producto o a la incorporación de otros productos, etc.

Antes de dar por finalizado el contrato modelo para la propuesta es importante hablar con los proveedores que ya son habituales en nuestro comercio, comentarles del inicio de nuestro proyecto y de los beneficios que pueden resultar para ambos si se genera algún tipo de acuerdo de exclusividad o de precios para nuestros franquiciados.

Ya que también será valioso para los interesados en la firma tener solucionado el problema de las materias primas de calidad.

Finalmente una persona de los integrantes de la empresa tendrá que tomar las riendas del sector de franquicias para ultimar los detalles legales que involucran el crear una propuesta y después generar una cuenta de e-mail para el contacto con los interesados, y comenzar a publicitar la misma desde todos los medios existentes o posibles, utilizando internet como herramienta principal para revisar el estado de empresas similares si las hubiere o realizar los análisis de mercado para allanar el terreno de los interesados en invertir.

Seguramente el asesor ya habrá tenido en cuenta el detalle de registrar el nombre para que no pueda ser utilizado sin autorización, pero de cualquier forma el encargado de la empresa tendrá que averiguar específicamente cuales son las leyes locales que rigen este tipo de contratos para conocerlas y poder manejarse sin la necesidad de volver a contratar al especialista.

También será parte del trabajo en equipo de todos los integrantes de la empresa y el asesor, el ultimar los detalles de requerimientos específicos, no solo del local donde se instalarán los nuevos puntos de venta, sino también del perfil de las personas, es decir que serán tenidas en cuenta para comprar.

Así como no todas las personas son igual de capaces para un empleo en particular, los franquiciados tendrán que compartir características comunes a los creadores de la empresa para comprender el negocio y poder manejarlo de la misma forma, asegurando el crecimiento del modelo pensado por los dueños de la firma y no que se crearán puntos de venta que se llaman igual pero que no tienen las mismas características de trabajo, y que por lo tanto generarán productos muy similares pero no idénticos.

Una vez lanzada al mercado, el encargado deberá ultimar los detalles para la capacitación de los inversores, recibirlos, evaluarlos y luego ayudarlos en todo lo necesario y en lo que se han comprometido para que la nueva franquicia sea exitosa.

Realizará un seguimiento periódico del cumplimiento del contrato y verificará que los productos sean correctos y los clientes estén satisfechos.

Sin duda todo esto es un proceso largo y de mucho cuidado, pero es una forma ver crecer una idea, verla convertirse en realidad y obtener mayor ganancias por ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *