Como hacer una fábrica de tejidos de punto

tejidos puntoSi tienes en tu haber cierto capital disponible y deseas invertirlo en una idea de negocio rentable que te permita generar una fuente de ingresos constante, el sector de la moda puede representar un excelente nicho de mercado.

¿Por qué? Muy sencillo, las personas nunca dejan ni dejarán de vestirse y, no sólo eso, sino que a todos les gusta lucir a la modo. Los tejidos de punto son imprescindibles en cualquier guardarropa, tanto para el público femenino, como para el público masculino.

Lo mejor de todo es que para montar un negocio de esta índole no necesitas tener conocimientos previos sobre tejido y adema no se requiere de un gran capital para iniciar una fábrica de esta índole.

Seguramente, si estás considerando esta idea de negocios, te apasiona el mundo de la moda, tienes conocimientos sobre tejido o bien te interesa una idea de negocios rentable con una inversión asequible, es probable que te preguntes ¿qué es lo que tienes que hacer para comenzar con este negocio?

Es por ello que en este artículo te explicaré en detalle los pasos que debes seguir para montar una compañía de tejidos de punto y ponerla en marcha.

 

1. Define lo que vas a ofrecer

Muy bien, has tomado la iniciativa y has decidido montar tu empresa de tejidos de punto. Pero ¿has definido qué tipo de indumentaria más a fabricar? ¿Vas a ofrecer prenda femenina, masculina o ambas? ¿Vas a crear únicamente accesorios?

Es importante que te hagas estas preguntas ya que el primer paso que debes seguir a la hora de crear tu plan de negocios es determinar el tipo de artículos que vas a ofrecer. De ello dependerá el público objetivo al que te diriges. Es más, el mejor consejo que puedo darte es que primero definas cuál es el público objetivo que quieres acaparar y; en base a ello, determines cuáles son los productos que pueden interesarle a este público.

Por ejemplo, si lo que deseas es acaparar el público femenino, en base a ello deberás ofrecer accesorios de indumentaria de moda capaces de atraer su atención. Por ejemplo: tapados tejidos, sombreros tejidos, guantes, abrigos, suéteres, bufandas, etc.

Una vez que hayas definido el tipo de artículos que vas ofrecer, sabrás exactamente el material y la maquinaria que necesitarás para su producción. Es por ello que este paso resulta tan importante.

 

2. Personal indispensable para montar tu fábrica

Si bien no es un requisito indispensable que tengas conocimientos sobre tejido o sobre moda en general, necesitarás personas que sean capaces de realizar estas tareas por ti. Por fortuna, en la actualidad el sector textil ha crecido considerablemente en los últimos años y, con la maquinaria apropiada, bastará con uno o dos empleados inicialmente para realizar la producción de tu fábrica.

El personal necesario para comenzar será el siguiente:

a. Operaria/o. En este caso necesitas una persona que conozca o que pueda aprender el funcionamiento de las máquinas automáticas de tejido. La tarea de esta persona será la de utilizar la maquinaria a fin de copiar moldes o determinado tipo de tejidos.

b. Tejedor/a. Deberás contar con una persona que tenga amplia experiencia y conocimientos de tejido de punto. La función de esta persona será la de ensamblar los tejidos realizados con la maquinaria, realizar terminaciones a mano, apliques, coser botones, realizar detalles en cada pieza, etc.

 

3. La ubicación

Si bien, al tratarse de una fábrica, el lugar de ubicación de la misma es relativo, lo ideal es que el establecimiento se encuentre en una zona transitada aledaña a calles comerciales, zonas céntricas o bien se trate de un lugar muy concurrido por personas con poder adquisitivo medio.

Esto se debe, es que hoy en día, la mayor parte de las empresas de tejidos de punto también cuentan con una zona de venta y exposición para sus productos. La modalidad “venta directa de fábrica” se ha convertido en una práctica muy habitual y muchas personas optan por comprar la indumentaria directamente en fábricas debido a que las mismas pueden adquirirse a precios realmente asequibles.

De este modo, si instalas tu fábrica en un lugar de gran concurrencia, aumentarás tus probabilidades de comercializar directamente sin necesidad de tener que movilizarte y ofrecerlos en otros comercios.

El tamaño de este establecimiento puede ser muy variado y dependerá directamente, de las posibilidades del emprendedor en cada caso. Lo ideal es contar con un espacio físico de unos 80 m² que deberás dividir en:

  • Zona de venta y exposición
  • Zona de fabricación
  • Almacén o depósito
  • Oficina comercial.

 

Algunos aspectos que deberás tener en cuenta son los siguientes:

  • La zona de venta y exposición deben permitirle al cliente un recorrido cómodo.
  • Las vidrieras son fundamentales para atraer la atención del público. Las mismas deben ser amplias y deben incluir las muestras de los mejores artículos que pueda encontrar el cliente dentro de tu fábrica.
  • Es importante que los tejidos estén bien iluminados para realzar su colorido.

 

4. Cómo satisfacer las necesidades de tu público objetivo

Antes de comenzar a desarrollar tu plan de negocios, es fundamental determinar al público objetivo al que vas a dirigirte. Esta es la clave del éxito o el fracaso de cualquier negocio: si eres capaz de satisfacer las necesidades de tu público objetivo, sin dudas el negocio será un éxito.

Es por ello que debes tener en cuenta que tus clientes están conformados principalmente por mujeres de un rango de edad de 20 a 45 años. Mujeres a las que les gusta vestirse bien, siguen las tendencias de la moda y que disponen de dinero y desean invertirlo para lucir bien.

Te recomiendo que ofrezcas vestimenta y accesorios originales, con detalles, apliques, colores a la moda, diseños que sigan las últimas tendencias en cuanto a color, estética, textura y; por supuesto, calidad. Si cumples todos estos requisitos y ofreces todo ello a un precio razonable, no tendrás problemas para generar nuevos clientes.

Contar con un show room y ofrecer venta directa de fábrica es una excelente alternativa para aumentar sus ganancias. No obstante, la idea de una fábrica de indumentaria es la de elaborar determinada cantidad para comerciarlos masivamente en negocios. Es por ello que el siguiente paso, luego de la elaboración de los tejidos, será la de su comercialización.

Para ello, lo que puedes hacer es ponerte en contacto con tiendas de moda, puedes mandarles correos electrónicos con el catálogo de tus productos y los precios de los mismos a fin de que las tiendas te vayan conociendo, sepan qué clase de mercadería ofreces y donde pueden encontrarte.

Otra alternativa es contratar a una vendedora o vendedor que se encargue de la distribución. Puedes optar por muchas opciones como venta por catálogo, venta  online o contratar personas que cuenten con una cartera de clientes acorde a lo que ofreces y puedan comercializarlos recibiendo una comisión por ventas.

 

5. Cómo diferenciarse de la competencia

El éxito de todo negocio, además de ofrecer excelente mercadería a precios asequibles es sin lugar a dudas mejorar la experiencia de los clientes. Si puedes diferenciarte de tu competencia en todos los aspectos que te resulte posible, te aseguro que incrementarás las posibilidades de posicionarte dentro de tu nicho de mercado.

La mejor manera de conocer lo que ofrece la competencia es visitarla y tener tu propia experiencia. Acude a todos los comercios o fábricas que ofrezcan similares a los tuyos y analiza qué tipo de artículos ofrecen, cuál es la calidad de los mismos, cuáles son los accesorios o la indumentaria que no fabrican, cuál es la calidad de atención al cliente, etc.

Toma nota de todos estos detalles y piensa cómo puedes mejorar todos estos aspectos. Te aseguro que tienes mucho por hacer y puedes mejorar la experiencia de tus clientes.

 

6. Cómo vender

Una vez que tu proyecto se encuentre en funcionamiento y tengas  en tus manos indumentaria y accesorios de excelente calidad, el siguiente paso es la comercialización.

A continuación comparto contigo algunas ideas que quizás te resulten de utilidad a la hora de comercializar

a. La venta por catálogo.  Esta modalidad de comercialización se ha hecho muy popular en las últimas décadas. Todo lo que tienes que hacer es crear un catálogo con los productos que ofreces y los precios de los mismos. Luego contacta a un grupo de personas que estén dispuestas a ofrecer artículos a cambio de una comisión por venta y comenzarás a vender tus productos sin necesidad de tener que invertir un gran presupuesto en la comercialización los mismos.

b. Ventas Online. Las ventas por Internet  son otra forma de comercialización que se encuentra en constante auge. Puedes crear un sitio y ofrecer los productos  online.

c. Vendedores. Otra posibilidad es la de contactar a vendedores que posean cartera de clientes en tiendas de indumentaria e incluyan los productos dentro de su cartera para ofrecerlos a cambio de una comisión por ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *