Cómo hacer plata

como hacer plataLa pregunta del millón. No del millón de dólares, claro, lo que sería beneficioso para nuestras economías. Si pasamos un buen rato frente a la pantalla y conectados a través de una IP a la world wide web inevitablemente alguna vez hemos pensado la forma de ganar dinero haciendo productivas esas horas. Veamos cómo hacer plata con internet.

El trabajo en la red, sea el principal o un complemento para obtener ingresos extra a fin de mes, debe ser tomado con seriedad. La base de la cual partir es la del sentido común: nunca ganaremos dinero sistemáticamente sin ser lo suficientemente responsables. No se trata de un juego, si lo hacemos a desgano llegaremos a mitad de camino, por lo que es preferible ni siquiera comenzarlo.

Que la red sea un medio con su esencia en la función del entretenimiento no significa que el dinero llegue sin esfuerzo. Como cualquier negocio hay que dedicarle tiempo y seguimiento.

Los principales beneficios se dan en su accesibilidad y muy bajos costos (por no decir nulos). He aquí el punto número uno.

 

1 – Bajos costos

 

Si nos preguntamos cómo hacer plata, la respuesta es sencilla: obteniendo más ingresos que egresos. Sí, es verdad, también se adapta a la mayoría de los negocios, pero internet tiene una característica muy particular: sus costos son bajos, muy bajos, y hasta algunos servicios gratuitos.

Un buen negocio es vender productos online. Dependiendo de qué artículos se trate será el público apuntado, aunque el mercado es mucho más amplio: el mundo entero, en donde viven más de 7 mil millones de personas. Desde este punto de vista, las probabilidades de venta son mucho mayores a las de cualquier otro canal.

A través de las redes sociales se puede llegar a millones de personas ubicadas en diferentes lugares del globo y para ello no hace falta una gran inversión. También puede lograrse un buen posicionamiento en Google, el mayor núcleo de información mundial, con algunas técnicas específicas. Muchos de los potenciales clientes están en el famoso buscador.

Entonces, a partir de una página web podemos llegar a un mucho mayor número de posibles compradores, aumentando nuestras posibilidades de éxito económico.

Hasta aquí hemos considerado los productos tangibles y materiales cotidianos, como un teclado de computadora. Pero también encontramos productos con su esencia; de hecho, un sitio es un producto en sí mismo. Y eso abre una enorme cantidad de puertas sobre las funciones y formatos. Anotemos el segundo punto.

 

2 – Productos ilimitados

 

Si creíamos que hasta ahora todo se había hecho, deberemos replantearnos. Desde que se creó el medio y comenzó a utilizarse en la cotidianeidad, han nacido muchísimos nuevos productos y hoy son un buen ejemplo para abrir cabezas al pensar cómo hacer plata.

Un día un grupo de amigos ideó una forma de aglomerar información indexando diferentes sitios web a través de un algoritmo que los rankeaba de acuerdo a palabras clave. Lo llamaron Google y hoy es el producto esencial de una de las empresas que más factura en el mundo, y líder total en la red.

En internet, el negocio puede ser la red en sí misma o lo que se ofrece con ella. Por ejemplo, en un principio el capital de Google estaba en el tráfico que generaba diariamente; mientas más gente lo consultaba, más valor tenía. Actualmente, sin tener en cuenta las nuevas líneas de producto que lanzó durante la última década, añadió una nueva unidad de negocios: los resultados pagos. De esta manera, generó nuevos ingresos a partir de aquellas empresas que estaban dispuestas a abonar dinero para aparecer en los primeros puestos de su ranking.

Cómo hacer plata en internet puede variar según las ideas que tengamos en mente. El enfoque puede estar centrado en la red como hemos visto, un producto en sí mismo, un medio para llegar a una mayor cantidad de usuarios, etc. Otro ejemplo de generación de ganancias es la publicidad online. Hoy un banner en un sitio es mucho más económico para los auspiciantes que la publicidad tradicional, y a nosotros no nos significa realmente un costo, ya que el espacio no es físico.

 

Internet es el medio que más ha crecido en los últimos años, y aunque su porcentaje de participación en el mercado publicitario es pequeño, la cantidad de operaciones es cada vez mayor.

 

Algunas de las formas de cómo hacer plata en un sitio son:

 

–       Pop up: de las viejas y muy molestas ventanas emergentes antiguas (aunque todavía las podemos encontrar en algunos sitios) a las que usurpan la atención de la pantalla apenas ingresamos desde la URL. Las primeras eran muy molestas, tanto que terminaban generando un efecto contraproducente; es por eso que luego mutaron a las segundas, inevitables por cierto, pero un poco menos tediosas.

 

–       Banner de publicidad: incorporado en el diseño de la web, el banner permite mostar imágenes, animaciones, rotar a partir de un slider, etc. Es los más tradicional y menos molesto para los usuarios. Bien ubicado pueden ser muy efectivo. En pocas palabras, vendría a ser la publicidad gráfica tradicional pero online.

 

–       Video: la creación de animaciones o videos son una forma de promocionar productos y posicionar marcas de manera original. Es un formato que sólo puede ser utilizado en televisión, cine (aunque es muy escasa su participación) e internet, pero con la ventaja en este último canal que los tiempos son mucho más ilimitados y menos costosos. El video puede incluirse en notas, secciones, espacios del diseño web y en un mismo canal de You Tube.

 

–       Entrevistas y notas: al igual que en los medios tradicionales, puede cobrarse a un representante, una figura pública (como políticos, por decir) o empresas que quieran dar a conocer un nuevo producto por publicar notas y entrevistas. También pueden ofrecerse combos de notas más espacios de publicidad.

 

La venta de publicidad se ha vuelto tan masiva y es tan buen negocio que si no tenemos auspiciantes directos, hay varios servicios que nos ofrecen dinero por clicks en nuestras web. El más famoso de ellos es Google Adwords: nosotros damos los espacios que deseemos en nuestro sitio, podemos personalizar el tamaño de los banner, si serán mostrados anuncios en texto o imagen, de qué empresas mostrar publicidad, etc. Por cada click que hagan nuestros visitantes Google nos abonará un porcentaje que irá sumando a nuestra cuenta, y al llegar a los 100 dólares podremos cobrar. Claro que es mucho más rentable conseguir nuestros propios sponsors, pero dependiendo la cantidad de visitantes que tengamos puede ser un buen negocio.

Internet ha generado un mercado tan grande y un movimiento tan enorme de información y de intercambio que todo lo anterior se ha podido renovar, redimensionar y reacomodar. Si antes las negociaciones estaban bastante predeterminadas, con la www se han visto obligadas a mutar.

Por ejemplo, cuando antes simplemente se vendía el espacio gráfico por un tiempo predeterminado y por centímetros, hoy en la web se puede hablar de una mensualidad fija independientemente de la cantidad de personas que vean el banner; o al revés, se arregla una cantidad mínima de impresiones sin importar cuánto tiempo lleve, sean 3 días o 3 meses.

La segmentación que permite internet, llamada por los especialistas “psicográfica” dado que pueden concebirse grupos de personas por sus actitudes e intereses en común, posibilita también hablar de target propiamente dicho: cuando antes se hablaba de “mujeres entre 30 y 35 años que vivan en América Latina y tengan ingresos familiares por 2 mil dólares mensuales” hoy se puede apuntar sin problemas a “mamás embarazadas de su segundo o tercer hijo casadas con hombres de estudios universitarios”.

Y esa especificidad como todo es una oportunidad. Hay muchas empresas que pagan por servicios para llegar a un público bien puntual. Por ejemplo, una campaña de e-mail marketing destinada a “jóvenes que estén pensando en ingresar a la universidad el próximo año”, o un trabajo de consecución de seguidores para una fanpage de Facebook destinada a “personas relacionadas con abogados y el sector jurídico y que residan en las principales ciudades de España”.

Claro que para estos trabajos se necesitan herramientas especialmente desarrolladas para estas necesidades (porque como en todos los negocios cuando surgen nuevas necesidades o deseos ya hay quienes fabriquen lo necesario para satisfacerlos), o tener contactos o una importante influencia en el rubro.

Para el común de las personas también hay ofrecimientos de todos los días: hace algunos años pocos hubieran imaginado que sentados en su propio hogar podrían ganar dinero completando encuestas. Hoy es posible.

No hay una fórmula exacta sobre cómo hacer plata con internet; todo es más bien abierto y con un contexto favorable para la imaginación y creación. También ya hay varios caminos marcados si se quiere comenzar de a poco. Nunca es tarde, más si tenemos en cuenta que es el mercado más grande que se viene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *