Como hacer el presupuesto familiar cuando hay una crisis 3/3

Enfocarse en los propósitos.- Es normal actuar con los hábitos adquiridos en el hogar de nuestros padres. Un nuevo hogar necesita adquirir nuevos hábitos o seguir escribiendo la misma historia. Por otro lado tenemos intenciones, deseos, sueños, pero si no planteamos bien, con fuerza, con determinación, los hábitos adversos pueden ganar.

Por ejemplo si no tiene una costumbre de hacer presupuestos, es muy difícil un progreso económico sostenido. Hay muchos otros factores que alteran el buen funcionamiento de un matrimonio con relación al dinero, pero a partir de un planteamiento claro de metas, propósitos y sueños la pareja puede enfocarse en su logro.

Después de casados seguimos frecuentando los viejos amigos, pero nuestros hábitos de gastos necesitan cambiar. Es como cuando se presenta la mejor oportunidad de nuestra vida en un lugar lejano y necesitamos ahorrar para el viaje. ¿Cual es la alegría que pondrías para lograr este propósito? Por su puesto, estarías muy enfocado aun en relación con tus amigos y conocidos.

Siempre hay cosas que no decimos pero esperamos que nuestra pareja lo entienda, “pero si es obvio, ¿como no se va dar cuenta?”, pero enfocarse en una meta significa poner sobre el papel, entre otras cosas, nuestro presupuesto emocional.

Desear un estilo de vida nos compromete a trabajar por lograr los fondos necesarios, ¿Cuanto puedes enfocarte, que herramientas puedes implementar?

Muchas veces el pasado distraer cuando deseamos hablar de dinero “pero tu eres un gastador”, “compras por comprar”. Es importante que ese pasado no sea motivo de discusión sino información para hacer el presupuesto: que tengo, que soy, que puedo aportar y también que cosas mías pueden perjudicar.

Conocer nuestro potencial.- Recuerdas frases como “eres un bruto”, “no sabes pensar”, “no escuchas lo que te digo”, “donde tienes la cabeza”, etc. , no, no deseamos herir a la otra persona, decimos “amor, no era lo que quería decir/hacer”

Cada persona tiene limitaciones, lo que es obvio para uno puede no serlo para el otro. Para que la pareja funcione como un complemento necesita poner en claro cual es su potencial y cuales son las debilidades individuales.

En un hogar las finanzas pueden no ser el punto fuerte, puede ser aburrido hablar de cuentas, pero hay cosas que si es agradable hablar. Siempre las personas tenemos algún talento, pero no precisamente para hablar de dinero. ¿Que hacer para tener las cuentas claras?

No hay por que empezar por lo que no nos gusta, siempre podemos delegar a un especialista, un asesor financiero, pero si no esta en sus posibilidades o ganas pagar a un profesional, empiece por lo divertido, luego pregúntense ¿Como lo hacemos? ¿Como reunimos el dinero necesario? No se acaba la diversión, es el comienzo de algo mas grande y maravilloso: poder hacer esas cosas que aman con la seguridad de las finanzas seguras.

No huir del tema del dinero.- El dinero en una pareja es un tema extremadamente sensible, y pude no ser fácil afrontarlo. Y de hecho no hay ni porque afrontarlo si no hay un tema previo “lo que me interesa”, “lo que me divierte”.

La mejor forma de no huir no es tomando valor para afrontar algo desagradable, sino permitiéndose soñar, para luego pasar a los planes, presupuestos… Lograr educación financiera en el hogar puede ser un paso a lograr esas cosas maravillosas que tanto sueña.

Siguiente.. 1.. 2.. 3..

Imagen USNavy
Publicado en Finanzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *