Como emprender un negocio

como emprenderTener una actividad o un negocio propio es una idea que a todos se nos ocurre en algún momento de nuestra vida, algunos la llevan adelante casi por instinto, otros directamente la descartan porque les parece demasiado y otros, aprenden como emprender un negocio y lo intentan.

No existen formulas mágicas para aplicar, pero sí hay algunos datos a tener en cuenta que fueron tomados de la experiencia de aquellos que tomaron la iniciativa y fallaron más de una vez, hasta que lograron arrancar con su empresa.

De esta experiencia, incluso surgieron carreras terciarias o universitarias relativamente nuevas relacionadas directamente con la actividad comercial y administrativa, siendo esta última la más compleja y la que puede llevar al fracaso a cualquier emprendimiento, ya que son muchas las variables y cuestiones que atender para que le funcionamiento de la empresa sea exitoso.

Lo bueno sería realizar alguna de estas carreras que son administración de empresas, comercio internacional, comercio interior, marketing o mercadeo, atención al cliente, contabilidad, economía y algunas otras similares que se dedican a de forma más o menos global a cada una de las actividades involucradas en el cómo emprender un negocio.

Pero si no tienes ganas o tiempo de ponerte a estudiar, aún puedes comenzar tu emprendimiento siguiendo bien cuidadosamente las pautas que te nombraré a continuación. Estas etapas a seguir para iniciar una empresa pueden parecer molestas o poco útiles, pero te aseguro que son prácticas y necesarias para evitar los obstáculos previsibles, es decir cubrir todos los flancos posibles para que nada, ni nadie tire abajo tu sueño y objetivo de tener tu propia empresa.

Lo primero que debes hacer es poner en limpio tu idea y plasmarla en papel para verla mejor, es decir, toma un cuaderno nuevo, o con varias hojas utilizables y escribe tu idea de comercio, por ejemplo: venta de indumentaria; comercio de objetos usados; servicios de limpieza; reparación de ordenadores. Estos son tan sólo algunos ejemplos de cómo escribir la noción básica de tu empresa para luego desde allí partir en el largo pero importante camino de lograr tu propio comercio.

Cuando pienses como emprender un negocio, tener la idea principal plasmada en papel te permitirá tener bien claro el objetivo, esa línea que escribiste será la meta o el último peldaño de la escalera a subir que ahora tienes enfrente.

Ahora tienes que identificar qué es lo todo lo que necesitas para lograr tu objetivo. Para esto puedes optar por dos sistemas: uno es una tormenta de ideas, el otro análisis completo.

Para saber lo que necesitas siguiendo el sistema de tormenta de ideas, en una hoja nueva escribe sin orden específico todo lo que se ocurra que tienes que tener para decir: listo puedo abrir el negocio.

Escribe de forma clara y prolija para luego poder entender lo que pusiste, pero sin necesidad de ordenarlos por prioridad, eso vendrá luego. Entonces, mira tú palabra clave u objetivo y comienza a escribir, por ejemplo: si tu piensas en vender indumentaria, durante la tormenta de ideas se te ocurrirán cosas como: conseguir un local; conseguir mejor precio con el proveedor; adornar la vitrina; luces para los estantes, pensar un nombre para el comercio; conseguir los permisos locales, tan sólo por nombrar algunas de las cosas que forman parte de los como emprender un negocio. Luego corresponderá ordenarlas por prioridad e importancia.

El otro sistema para pensar lo que se necesita para que la empresa comience su actividad es el de análisis completo. Con este sistema deberás ser ordenado y metódico escribiendo desde lo fundamental hasta lo menos importante para que tu proyecto sea puesto en marcha.

Siguiendo el ejemplo anterior, entonces, para iniciar un comercio de indumentaria lo primero que necesitas es averiguar qué permisos y documentación es requerida por el gobierno local; qué características tendrá tu comercio y qué tipo de indumentaria se vendrá; los costos y ganancias aproximadas mínimas que se esperan, etc. Este sistema es mucho más complejo que el anterior porque seguramente muchas de las cosas que necesitas se te olvidarán o no las tienes presentes, por lo que la tormenta de ideas ayuda más cuando no se sabe cómo iniciar un emprendimiento.

Ahora que tienes una lista de elementos o situaciones a concretar es hora de ponerse en marcha. Para iniciar será bueno que te acerques a un contador o una persona que entienda de impuestos y de categorías impositivas de los comercios para que te oriente cómo es mejor inscribirte para iniciar.

También será importante que hagas una planificación detallada de los costos y del dinero con el que cuentas para iniciar ya que no puede ser este un motivo para no continuar, si notas que no te alcanza el dinero, entonces tendrás que conseguir patrocinadores o publicidad, o bien trabajar en otra cosa hasta reunir el dinero.

Si te falta dinero la opción es consiguir, por ejemplo un incentivo del Estado o de una empresa, entonces te pedirán un informe detallado con el proyecto que tienes y cómo pretendes llevarlo adelante con los costos de cada paso, por ejemplo: para iniciar el negocio necesitas tal cantidad de dinero para pagar la primer compra de mercadería, para pagar el alquiler o el mantenimiento del local comercial, etc.

Esta planificación detallada que dice cómo comenzar un emprendimiento con todos los datos de costos y tiempo de implementación será fundamental incluso que la hagas para  ti mismo, si ya cuentas con el dinero para iniciar, porque así podrás seguir un plan y perfeccionarlo mientras avanzas.

Digo perfeccionamiento, porque seguramente, durante la puesta en marcha del plan que armaste tendrás algunos retrasos o cambios de dirección, pero es importante que te mantengas firme en tu idea inicial, a menos que realmente notes que no se puede seguir adelante porque la competencia es imposible o por otro motivo que realmente signifique cambiar de proyecto.

Entonces, para comprender este proceso desde cero, lo que necesitas básicamente es una idea objetivo bien clara, organización y planificación para ponerla en marcha y mucha paciencia, método y perseverancia para hacerlo realidad. Recuerda que es posible hacer esto en soledad, pero siempre es mejor contar con alguien, socio o no, que te ayude a planificar y a tener otro punto de vista sobre el proceso de creación de tu empresa.

Y si toda esta planificación te parece casi imposible, y si tienes dinero como para invertir, una excelente idea es comprar una franquicia, este tipo de emprendimientos te permitirán tener tu propio negocio, pero con el respaldo de una marca ya conocida, que además te dará todo el proceso de implementación ya armado con costos y materiales, proveedores y modos de hacer, que de otro modo tendrás que hacer tu mismo con la planificación que comentaba más arriba en este texto.

Sabemos que como emprender un negocio no es cosa fácil, contar con una marca conocida que te de espacio y te enseñe su modo eficaz de comerciar te ayudará a alcanzar el éxito y a conocer el mundo en el que te has metido, así, en poco tiempo seguramente verás el fruto de tu esfuerzo y podrás, si quieres, iniciar otro negocio con tu propia marca, y tus propios procesos de comercialización, ya que la experiencia adquirida será el mejor puntapié inicial.

Existen muchas opciones para iniciar tu empresa, lograrlo, como ya dijimos es cuestión de actitud, de nada servirá que tengas todas las oportunidades si no las sabes aprovechar y luego, una vez que estés en marcha, recuerda que no todo son rosas y que por más planificación siempre existen los imprevistos.

La planificación te servirá en caso de un imprevisto para tener herramientas para afrontarlo, pero no te desanimes, siempre cuesta empezar y los primeros pasos siempre tienen alguna caída, pero solo triunfan los perseverantes, los que piensan y saben que el esfuerzo es la única forma de lograrlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *