Cómo elegir qué vender por Internet

dinero internetCuando recién estamos pensando en iniciar un negocio por cuenta propia, una de las primeras preguntas que nos hacemos es qué podemos vender.

Ante todo, es importante decir que no siempre la clave está en ofrecer algo original, porque no sabemos con certeza si el público lo va a recibir bien.

Muchas veces es mejor enfocarse en un producto tradicional que goza de gran aceptación en el mercado o que sea de primera necesidad.

Hecha esta salvedad, veremos cómo elegir qué se puede vender vía web que traiga buenos ingresos y genere demanda a largo plazo. Dar con el servicio o producto perfecto es el primer paso acertado en el camino de un emprendimiento rentable.

  1. Analizar la franja de consumo

Una de las cosas que tendrás que plantearte es qué tan grande es el mercado –es decir, la franja de clientes – al que apunta tu empresa. No obligatoriamente va a ser mejor una franja de consumo amplia, pues a pesar de que tendrás mucha demanda también podrá haber gran competencia. Debes pensar también a qué parte de la población irá dirigida tu oferta según el sexo, la edad y el poder adquisitivo de las personas. Porque por ejemplo, un cliente de escasos recursos probablemente no acostumbre a comprar con tarjeta por Internet.

  1. Explorar la competencia

Tienes que tener muy en claro qué cantidad de emprendedores se dedican a lo mismo que tú. El hecho de tener bastante competencia indica que ese mercado ofrece altos beneficios y muchos clientes; sin embargo, si este es tu caso tendrás que hacer un esfuerzo extra para ofrecer algo nuevo, que llame la atención de los clientes potenciales.

Analicemos un caso: ya sabes que Amazon es líder en la venta de ebooks para Kindle. Si vas a iniciar un negocio parecido, tal vez tengas que ofrecer muchos libros de descarga gratuita al principio, para interesar a los consumidores.

  1. Tener en cuenta las posibilidades de desarrollo

El negocio que piensas iniciar ¿lo harás realidad aprovechando una moda del momento o una tendencia con posibilidades de crecer a futuro? No es lo mismo desarrollar aplicaciones web (que en unos pocos años englobarán prácticamente todos los aspectos de nuestra vida) que vender calzado con un diseño que se hizo famoso con Lady Gaga. En el primer caso, tu emprendimiento podría durar décadas. En el segundo, 2 temporadas como mucho, y adiós.

  1. Considerar las posibles modalidades de compra

Si lo que ofreces puede ser adquirido exclusivamente vía web, tendrás una ventaja a tu favor. Pero si la competencia lanza el mismo producto en un local físico, deberás esforzarte el doble para que el consumidor se interese en ti. ¿Qué buenas razones tiene para elegir comprar en línea? ¿Brindarás servicio de asistencia, productos baratos, descuentos especiales…? Tendrás que hacer la diferencia.

  1. Averiguar si tendrá restricciones

Debes conocer bien la legislación de tu país para saber si el producto que quieres comercializar incluye componentes dañinos para la salud o es considerado ilegal; incluso, si debes importarlo y en consecuencia pagar un alto coste en impuestos. Si lo que vas a vender no se considera tradicional, intenta hacer estas averiguaciones primero. Evitarás perder la inversión.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *