Cómo elegir las mejores hipotecas?

mejores hipotecas En el marco de una crisis económica como la que está transitando el mundo en los últimos años, la única forma en la cual una familia trabajadora puede acceder a obtener una vivienda para habitar es a través de créditos hipotecarios, pues la capacidad de ahorro está prácticamente anulada y los Estados no suelen proveer el cumplimiento de este derecho.

Este tipo de financiaciones benefician a las entidades prestamistas asegurándoles que si quienes solicitaron el crédito no pueden abonar las cuotas pautadas, se les retendrá algún bien, que normalmente es un inmueble, por el valor adeudado.

Sin embargo, para los usuarios este tipo de procesos no es del todo sencillo aún, puesto que, por un lado, deben poder demostrar a las entidades financieras su capacidad de devolución de las cuotas, que se acredita mediante recibos de sueldo de determinado monto, por lo que no pueden acceder a ellos, por ejemplo, quienes no tienen un trabajo registrado o quienes están desempleados. Por otra parte, las personas desconfían de lo que puede suceder con la economía y su inestabilidad, haciendo que los préstamos de tasa variable (que son los más comunes) despierten desconfianza.

La pregunta que más se hacen quienes quieren conseguir una suma de dinero suficiente como para comprar a una vivienda para habitar es cómo es posible identificar las mejores hipotecas. No es sencillo establecer una respuesta que se adapte a las realidades de todas las familias interesadas, pero sí se pueden dar algunas claves para analizar de manera clara las posibilidades que ofrece el mercado, que serán muy diferentes entre sí según la región geográfica en la que habiten.

En primer lugar, es necesario realizar un análisis del mercado inmobiliario en la zona: ¿cuánto cuesta una vivienda? ¿Cuál es el valor de una vivienda ya construida? ¿Cuánto sale un terreno vacío y cuál es el valor del metro cuadrado de construcción? ¿Hay en la zona en la que habita casas prefabricadas o de construcción en seco?, ¿qué valor tienen?

Es importante destacar que en este artículo no promocionaremos ningún banco, porque no es nuestro objetivo: escribimos estas líneas simplemente para que usted sea capaz de analizar y elegir las mejores hipotecas para acceder a un hogar. Si lo que busca es un listado de empresas recomendadas por pautas publicitarias, abundan en la red, pero recuerde que solo serán promociones, debe saber analizarlas.

hipoteca

Partamos de la base de asumir que, dada la circunstancia global en términos económicos, no es sencillo obtener un crédito, mucho menos a los hipotecarios en particulares porque en ellos intervienen sumas de dinero muy abultadas y especulaciones temporales muy extensas, puesto que los préstamos suelen ser en cuotas que ascienden a décadas de deuda.

Teniendo en cuenta esto, es importante analizar los requisitos que cada banco o entidad prestamista o financiera exige para obtener sus beneficios, ya que este será el primer paso para empezar a clasificar a las mejores hipotecas, que en este caso serán las que menos exigencias impongan.

Las entidades financieras o bancarias que ofrecen créditos a las empresas suelen pedir distintos tipos de requisitos, en general en lo que atañe a lo económico, aunque muchas veces utilizan características de clasificación social para establecer prioridades.

En primer lugar, se solicita una descripción del grupo familiar, es decir, no es lo mismo ser soltero y sin hijos que estar casado y que ambos tengan un ingreso fijo, por ejemplo. Además, se evaluará el monto de los ingresos familiares que se encuentren acreditados. Esto último es de gran importancia, ya que muchas veces los ingresos que verdaderamente tenemos por nuestros empleos no son los que se reflejan en el recibo de sueldos. También, las financieras evaluarán el tipo de trabajo que tienen como solicitantes, pues a partir de esa caracterización podrán sacar conclusiones acerca de la estabilidad del empleo.

Las mejores hipotecas serán también aquellas que más requisitos pidan, a diferencia de lo que nos puede llegar a convenir individualmente. Si este tipo de empresas diera créditos a cualquiera que no pueda llegado el momento devolver el dinero solicitado, pronto entrarán en crisis a punto de quebrar, entonces saldrán a ejecutar deudas de forma acelerada, empujando a sus deudores a cancelar sus cuotas por anticipado a riesgo de perder sus propiedades hipotecadas.

Por esto, si considera que puede aplicar a ellos, es mejor buscar préstamos con requisitos más exigentes que le brinden una cierta seguridad, siempre que no lo sean tantos como para que usted mismo esté excluido.

En paralelo al proceso de buscar las mejores hipotecas, será necesario que vaya realizando una búsqueda de presupuestos de inmuebles. En primer lugar, debe analizar si le convendrá comprar una casa o departamento ya construido o construir una nueva. Para esto, también debe tener en cuenta las dimensiones que requiere que tenga, fundamentalmente la cantidad de habitaciones y ambientes con las que tendría que contar para su comunidad y la de su familia.

credito vivienda

En el caso de decidir construir su propio hogar, deberá evaluar las distintas posibilidades de construcción, desde las más económicas hasta las más costosas, pero siempre pensando en que sean resistentes y duraderas.  Como alternativa al ladrillo y el cemento, están muy presentes la construcción en seco por paneles y el armado de casas pre fabricadas o americanas. En la mayoría de los casos, este tipo de arquitectura abarata notablemente los costos, aunque esto no es así en todas las regiones, por lo que es muy importante asesorarse tanto de los costos como de la calidad.

Una vez definida la clase de vivienda al que apuntará, debe empezar a solicitar presupuestos que incluyan todo lo que usted requiere, una descripción minuciosa de la calidad y de cada uno de los costos. Sin embargo, el proceso de búsqueda de alternativas no terminará allí, ya que deberá tomarse el trabajo de solicitar referencias en la ciudad para no correr el riesgo de ser defraudado por la empresa constructora y perder el dinero obtenido del crédito, que igual tendrá que reponer.

Suele ser más sencillo a la hora de aplicar a préstamos hipotecarios que los presupuestos sean de construcciones ya existentes, es decir, de viviendas habitadas, pero esto no debe ser un limitante a los gustos de cada solicitante.

Para buscar el tipo de vivienda al que quiere acceder con su préstamo hipotecario, tal vez sea prudente que contrate los servicios de una agencia inmobiliaria que lo guíe, sobre todo si no tiene muchos conocimientos sobre el mercado. Las inmobiliarias tienen toda la experiencia para ayudarle a pensar, según sus necesidades, cuáles pueden ser las mejores alternativas a acceder.

Además, pueden mostrarle viviendas ya construidas, terrenos para edificar o proyectos a realizar con el objetivo de que tenga una idea más concreta del mercado al que apuntará. Si el objetivo de la vivienda es que sea familiar, será importante que haga estas averiguaciones y consultas con todo el grupo, pues finalmente será habitada por todos.

Por último, nos referiremos brevemente a las tasas de interés que imponen esta clase de ofertas crediticias. Las mejores hipotecas son, sin duda, aquellas que combinan tasas accesibles (inferiores a los porcentajes promedio) con un número extenso de cuotas, pero esto no suele darse con frecuencia.

Sin embargo, casi todos los bancos que brindas créditos hipotecarios suelen ofertar un número limitado de créditos a tasa fija, que es la posibilidad más concreta de acceder, ya que sin importar la inflación o la situación económica de un país, pagaremos las mismas cuotas que pautamos cuando firmamos el contrato. Para poder aplicar a este tipo de promociones, debemos estar muy atentos y tener contactos que puedan advertirnos si se dieran, pues jamás se publicitan y se otorga solo una determinada cantidad, en general pequeña.

Recuerde siempre que las mejores hipotecas no suelen ser las más publicitadas, precisamente porque se pretende de estos planes que no lleguen a toda la población, sino a los sectores por las empresas designados. Para poder conocerlos, es necesario realizar una investigación minuciosa del ámbito.

Insistimos en que una inmobiliaria es la mejor alternativa para realizarla, aunque con todo lo que ha prosperado la exposición de información en internet, no será muy difícil hacerlo por su propia cuenta; en este caso no deje de solicitar sobre cada negocio con el que se cruce referencias confiables, puesto que en la web también es muy sencillo falsificar información.

Una vez que tenga los presupuestos de viviendas a habitar o a construir, la entidad bancaria o financiera elegida y el plan al que pretende acceder estudiado y determinado, además de la confirmación de que cumple con los requisitos que se le solicitarán, no le quedará más que ajustar todos los detalles que le informen para terminar de concretar el trámite. El camino a la nueva casa propia ya estará marcado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *