Como educar a los niños en el uso del dinero y asegurar su futuro financiero

La mayoría de problemas de los adultos con el dinero provienen de su niñez, de un desconocimiento de los padres de cómo educar a los niños en el uso del dinero. El futuro financiero de un adulto comienza en la niñez, con sus primeras ideas de dinero.

La mayoría de niños que viven ajenos a la procedencia del dinero y no participan en las finanzas del hogar, cuando son adultos, enfrentan serios problemas de manejo del dinero.

Pensemos por un momento, nuestros niños están ahí jugando con algún juguete que costo dinero; suelen ser distraídos y pueden olvidar sus juguetes, lo que significa comprarle otro, pregunto ¿por ser niños no son responsables por sus juguetes?

Pienso que al satisfacer todo capricho de un niño sin involucrarlo en el proceso de adquisición de un juguete lo estamos privando de buena parte de la diversión.

Los niños siempre juegan a lograr algo, la mayoría de los juegos son competencias, y los adultos seguimos jugando esos juegos, pero no hay juego honesto si no conocemos su valor.

Los padres opinan que no tienen tiempo de jugar, o de hablar de dinero con sus niños. La otra vez a un amigo le dije “ya se va acabar el combustible de tu auto” el dijo, “si, lo se, pero no tengo tiempo, estoy muy ocupado conduciendo”

Lo básico es sacar presupuestos en la mesa de la casa, con toda la familia, y hacer una diversión de distribuir el dinero entre comprar cosas prioritarias.

Hacer un listado de cosas que necesitan los miembros de la familia y lo que quieren, pude ser muy divertido, con todas las cosas graciosas que dice en un niño cuando lo dejan opinar.

Tenemos este dinero, y deseamos estas cosas, por otro lado necesitamos estas otras, opiniones por favor, aprecio la genialidad de los niños cuando opinan.

Los niños aprenden mejor del ejemplo mucho mejor que de horas destinadas a enseñarles lo mejor que deseamos.

Tienes dinero o no tienes dinero igual lloras, pero el que tiene dinero llora encima de un Ferrari, bueno, lograr lo mejor es solo hacerse responsable desde muy niños por lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *