Cómo enseñar a administrar el dinero a los niños

chicos dinero Es una pregunta que muchos no saben cómo responderlo, dado que nunca les enseñaron a manejarlo de una manera correcta. La dilapidación y la falta de ahorro viene desde pequeño, por ello hay que enseñar a ahorrar a los niños, dado que esa formación de cómo manejar lo que es el dinero, les ayudará en su vida futura.

Es por ello que a lo largo de las siguientes líneas les daremos una serie de consejos de cómo manejar las finanzas personales desde la más pequeña edad, unos 10 tips que les será de gran utilidad para su presente y futuro en su relación con el patrimonio monetario.

En un primer lugar, tenemos que tomar en cuenta que siempre buscamos lo mejor para los más pequeños de la casa, es decir, los niños. Por eso, los adultos tenemos que necesariamente enseñarles de la mejor manera de cómo administrar el capital, es decir, que puedan saber desde la más tierna infancia que sepan para que sirve, para que lo usamos y sobretodo, que se les pueda transmitir la idea de que nunca vivan endeudados (en la medida de lo posible) cuando lleguen a la edad madura.  Es por eso que presentaremos estos 10 consejos previamente anunciados, los cuales serán casi como una especie de manual de aprendizaje de economía doméstica para los menores.

El primero de los 10 consejos que mencionaremos en esta ocasión, va por el lado de que necesariamente los adultos tienen  que educar con el mejor ejemplo posible ¿Por qué se preguntará el lector? Simplemente por el hecho de que los pequeños, por general, repiten lo que hacen los adultos. Igual situación pasa con el dinero, ya que si los hijos ven a los padres o abuelos gastar como poseídos,  los niños cuando tengan unas pocas moneditas en sus manos, la van a gastar en cualquier cosa.

Es por ello que a los más pequeños del hogar se les debiese enseñar  cómo debe manejarse con los billetes y las monedas, así como comenzar a mencionar sobre los gastos que se tienen  en la casa. De esta manera,  los menores comenzarán a conocer el valor de los billetes, no precisamente el que está impreso, sino que el simbólico, principiando a tener una idea general de las llamadas finanzas personales.

En un segundo gran consejo, tenemos que necesariamente mostrarles a los pequeños que el capital tiene un valor. Si lo que buscamos es enseñarles de una buena manera lo que son las llamadas finanzas personales, es totalmente indispensable tener que educar a los menores una serie de conceptos para que entiendan que esa cosa que son papelitos y monedas, es decir, el circulante monetario,  no es un juguete, sino que todo lo contrario.

Es indispensable tener que enseñar que el dinero no se recoge de los árboles, que cuesta mucho ganarlo y conservarlo es tan necesario. Poder transmitir esta idea eje del valor del dinero, es fundamental para la educación en finanzas para pequeños,  donde se un énfasis en que debe cuidarse y que no hay que desperdiciarlo en cualquier cosa sino en lo que se necesita.

Un tercer consejo que podemos tener en cuenta en este proceso de enseñar cómo administrar fondos a los menores, va por el lado de tener que generar fomento a que ahorren.  ¿Por qué es tan importante guardar algo de que lo gastan? Debido al hecho de que si aprenden a tener guardado, podrán tener mañana.

Una excelente forma de ejemplificarlo es enseñarles a que guarden todos los días una monedita para que después del transcurso de un tiempo, puedan comprar lo que quieran, ya sea un osito, una revista o una figurita. Poder aprender que es totalmente necesario ahorrar, será sin duda una gran lección para ellos que ya habrán aprendido algo de disciplina financiera, la cual les será bastante útil cuando sean adultos.

Una cuarta enseñanza de esta serie de consejos de finanzas personales y  que les será funcional a los más pequeños del hogar, es el hecho de que tendrán que aprender a tener que vivir  con lo que ganen cuando sean de mayores.

Este es algo que puede parecer algo abstracto para los más chicos, pero que le será fundamental para su futuro como adultos. Los mayores (padres, abuelos, tíos o tutores) que estén a cargo del menor debieran enseñarle de la manera más práctica o pedagógica de cómo deben gastar su ahorro, enfatizando sobretodo que no tienen ni deben gastar más de lo que se recibe por sueldo,  pensión, beca o jubilación,  de que no vivan endeudados ni ahogados por las deudas, en otras palabras, ser relativamente solventes dentro de lo que se lo permita su realidad.

Para ello puede recurrir a ejemplos de parientes o amigos que vivan con problemas financieros como consecuencia de las deudas, con el fin de ejemplificar de mejor manera las enseñanzas sobre manejo de fondos.

hijos financieros

Un quinto de los consejos de cómo administrar el dinero que presentaremos en esta tanda, va por el lado de poder planificar lo gastos. Esto es fundamental en el manejo de buenas finanzas personales, aunque para los niños puede parecer algo abstracto. Acá es necesario poder ser lo más pedagógicos posibles, puesto que si les hablamos como adultos, muy poco van a poder entender y asimilar a su cuerpo de conocimientos.

Es por ello que se debe ejemplificar con ejemplos satíricos, divertidos del tenor “que pasa si el Papá no se ordena con los gastos” o “Porque no podemos salir de vacaciones si todos tenemos ganas de salir”. Tal vez, de esa manera se le pueda enseñar de una muy buena forma a los chicos un mayor manejo de su estructura de gastos y así evitarse problemas innecesarios en su etapa adulta.

El sexto de los consejos que podemos colocar a disposición de cualquiera que quiera enseñar cómo manejar de una mejor forma las finanzas a los menores,  es el hecho de aprender a invertir un porcentaje de lo que ganan o de lo que tienen como capital.

A los menores se les tendrá que enseñar con una serie de ejemplos prácticos como enseñarles a que puedan invertir bien. Acá podemos ejemplificar usando al “Papa invirtiendo en un negocio” o la abuela “comprando bonos”, explicándole a los chicos por que buscan hacer eso y para que lo harían. En otras palabras, lo que habría que buscar hacer acá, es poder decirles de una manera amena y sencilla que son las llamadas oportunidades de negocio o que es una inversión, para que después en su vida adulta sepan que hacer.

El séptimo de los consejos tiene que ver con una cosa que es necesaria  enseñarles a los menores dentro de este proceso de cómo administrar el dinero y es como se debe armar un presupuesto. El poder enseñar a sacar cuentas a los chicos, les será bastante útil, puesto que en su enseñanza, les podrá quedar bastante claro cuál es la clara diferencia entre los gastos que hay que hacer porque no queda de otra, y cuáles son los que se puede prescindir de momento.

Esto, se puede ejemplificar en un juego  “que es lo que necesita Juanito”, escribiendo en un papel que es lo que necesita Juanito para ir a la escuela, sacando cuentas en lo que realmente necesita y que es lo que no hay que comprar con tanta urgencia.

El octavo de los consejos de cómo administrar el dinero por parte de los chicos, es el enseñarles a lograr una Independencia Económica. Para ello, los adultos le tienen que dar al niño una especie de  mesada semanal o mensual.

El hecho de que el menor pueda tener una mesada, le ayudará al pequeño a  aprender a manejar el capital, lo cual le servirá  de una muy buena manera para que aprenda a vivir con lo tiene a la mano, al igual que cuando sea grande lo tendrá que hacer con su sueldo.

El noveno de los tips para manejar las finanzas de una mejor manera por parte de los niños (y que también le pueden servir a los adultos, sin dudas), es poder que puedan manejar los créditos y las tarjetas.

Acá hay que ser bien prácticos y si es posible, poder ejemplificarles con tarjetas de crédito de juguetes  con historias tales como “la tarjeta de Pepito” y “como vive Pepito con dinero prestado”, recalcarndo la importancia de ellos puedan  saber utilizar el dinero prestado, es decir, el crédito. Debes dejar muy claro a los menores, cómo y cuándo se debe usar el capital prestado, reafirmando que no es para jugar sino para situaciones extraordinarias

Finalmente, la décima lección ya por el lado de aprender del error: Cuando se toma una decisión equivocada en las finanzas personales es bueno  que los chicos puedan entender que cualquier mala decisión siempre trae consecuencias y que de ellas es necesario sacar lecciones para no volverse a equivocar nunca más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *