Comenzar mi propio negocio

En el artículo del día de hoy, hablamos de la figura del emprendedor y aquellas características que este debe tener desarrolladas para poder desarrollar un negocio propio.

Si eres un emprendedor listo para comenzar tu proyecto, debes ser consciente que tiene que contar con ciertas características de tu personalidad desarrolladas ó tienes que ser capaz de desarrollarlas.

Todo exitoso tiene que ser creativo, estar dispuesto a conseguir sus objetivos, ser persistente, estar dispuestos a asumir riesgos, ser flexible a los cambios, saber liderar un equipo, saber comunicar y escuchar a los otros miembros del equipo, entre muchas otras características.

Recuerde que ahora:

  1. Será su propio jefe. No habrá nadie que le insista o lo persiga para que realice una actividad, ni para que se supere a sí mismo. Tampoco habrá nadie que le diga qué es lo que hay que hacer o la manera más beneficiosa para hacerlo. Sólo deberá realizar todo este trabajo.
  2. Planificar y coordinar sus actividades. Nadie determinará qué se debe hacer, cómo se debe hacer y en qué momento debe hacerse. Todo estará a su cargo, ya sea a cargo de realizarlo directamente o de coordinarlo si es que lo realiza otra persona.
  3. Ser fuerte física y emocionalmente. Habrá momentos de agotamiento, cansancio, momentos en los que creerá que no puedo, que todo fracasará. Pero solo son contratiempos… fracasa el que se rinde, el que se deja caer. No lo haga, no permita flaquear… sea fuerte, persista y logre sus objetivos.
  4. Tener en cuenta que los primeros años de su negocio afectarán a su familia. El iniciar tu propio negocio implicará ajustar los gastos para que puedas invertir en él, te ocupará más tiempo que quizás debas restarlo a estar con tu familia. Por eso, es esencial que toda la familia esté dispuesta a hacer el esfuerzo.
  5. Es el responsable del éxito o el fracaso. Nadie luchará por usted, tomará sus decisiones, ni se pondrá al hombre el negocio. Es usted el que cada día tendrá que luchar por sus objetivos y buscar el éxito.

 

Un emprendedor exitoso cada día elige buscar el camino del éxito. Y los días en donde no todo sale también, no elige rendirse sino seguir peleando. Esperemos que usted tenga esa fortaleza necesaria para lograr desarrollar y decir “quiero trabajar en mi propio negocio”.

Te deseamos los mejores éxitos y te invitamos a seguir compartiendo nuestras próximas lecciones.