Comenzar a trabajar desde casa con Internet

internet casaHay momentos en los que mucha gente se plantea la necesidad de un cambio en su trabajo, pero no siempre se anima a realizarlo y sigue prefiriendo la tranquilidad de un sueldo seguro a fin de mes a cambio de una profunda insatisfacción laboral. ¿Es tu caso?

Entonces te interesará saber que el mundo de Internet ofrece muchísimas oportunidades para trabajar y ganar dinero, permitiéndote adoptar un estilo de vida completamente diferente, en el que dispones y organizas tu propio tiempo.

Oportunidades de trabajo en Internet
Un breve repaso por los diferentes sitios en Internet en los que puedes conseguir trabajo muestra las casi infinitas posibilidades que ofrece el mundo global. Es que hoy en día, prácticamente cualquier tarea que no necesite el contacto físico entre quien presta el servicio y quien lo recibe… ¡puede realizarse en forma remota utilizando Internet! Los trabajos posibles van desde los relacionados con la misma Internet, como creación de contenidos (textos, dibujos, fotografía, videos, música) o diseño y posicionamiento de sitios web, hasta servicios personales como diversos tipos de asesoramiento, enseñanza de idiomas, diseño y arquitectura o lo que tu imaginación te dicte. La gran ventaja de trabajar desde casa con Internet, es que una vez que hayas encontrado algo que sepas o te guste hacer, puedes comenzar dedicándole unas pocas horas por día hasta que casi sin darte cuenta… ¡se convierte en tu actividad principal!

Demasiado bueno para ser verdad
Una de las razones por las que la gente no se anima a trabajar desde casa con Internet es la desconfianza. En realidad tienen parte de razón, ya que a poco que comienzas a buscar trabajo con Internet aparecen testimonios de personas que informan ganar miles de dólares al día sin hacer ningún esfuerzo, o imágenes de felices teletrabajadores hogareños rodeados de niños. Demasiado bueno como para ser verdad, ¿no es cierto? Trabajar desde casa con Internet es, como su nombre lo dice, “trabajar”, o sea: dedicar horas, esfuerzo, capacidad y voluntad, a una tarea que nos redituará un beneficio económico (probablemente al comienzo, más horas, más esfuerzo y más voluntad que en un empleo común). Por eso te recomendamos descreer de falsas promesas, informarte y prepararte para un gran cambio en tu vida.

Cómo comenzar a trabajar desde casa con Internet
Para empezar, es importante tener en cuenta que es fundamental conocer dos herramientas básicas: navegación por Internet y manejo de correo electrónico (como ves, nada del otro mundo). Si vas a trabajar desde casa, obligatoriamente debes contar con un ordenador y una excelente conexión a Internet de banda ancha. El segundo paso es averiguar qué sabes hacer o qué te gustaría hacer, aunque también puedes comenzar probando algo nuevo, y elegir algunos sitios web serios para teletrabajar; es decir, un sitio que no prometa nada ni tenga excesiva publicidad, sino simplemente ofrezca proyectos de trabajo y permita la postulación de aspirantes a realizarlo. El tercer paso (quizás el más difícil) es animarte a postular para un proyecto. ¿Estás listo? Sigue nuestras recomendaciones:

  • No te desanimes, los comienzos no son fáciles;
  • Sé perseverante, paciente y organizado;
  • Asume tus compromisos con entusiasmo y buen humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *