Clima Organizacional

clima organizacional El manejo estratégico del clima organizacional es una de las consultas que más ha crecido por parte de distintas firmas a especialistas en trainee corporativo en los últimos tiempos. El buen manejo de este ítem puede hacer que con poco, una empresa se convierta en una las mejores posicionadas dentro del mercado, generando así la posibilidad de que los especialistas más buscados en cada área quieran migrar a su emprendimiento.

Algunos de los conceptos básicos de la gestión estratégica del clima organizacional son los siguientes.

–          La gestión como si se tratara de la construcción de liderazgo

–          Verificar el impacto de la gestión en los negocios

Construcción del liderazgo

Se podría decir que el correcto manejo del clima organizacional es la mejor herramienta para construir liderazgos. En los tiempos que corren, el tipo de liderazgo socialmente válido, es el liderazgo generado en el consenso y el diálogo. Ya poco quedan de las épocas en que el liderazgo podría construirse mediante la fuerza, el grito o el simplemente menospreciando a sus colaboradores para sentirse más.

En la actualidad, el liderazgo es positivo, un líder es respetado, no es odiado ni temido, por eso es de vital importancia evaluar cómo se hacen las cosas en las compañias, y de qué manera, sus empleados se relacionan con usted que ocupa el cargo de jefe. Las nuevas generaciones, tienen la posibilidad de hacer que los liderazgos sean creíbles y confiables, esto significa que la idea es que en el futuro ya no haya esos  jefes malos de las “chistes” o “bromas” de jefes, si no que el jefe sea una persona que si bien tiene cierto poder, no tiene sentimientos de ser el rey del lugar en donde se hace absolutamente todo lo que su palabra obliga.

El desarrollo de distintas instancias en donde se premia el talento y el trabajo de otros, ha hecho que esta posibilidad de liderazgo consensuado sea el que se esté viviendo como más natural en esta época.  La idea del manejo del ambiente laboral, en algunas empresas aparece como parte de su piedra fundacional o mejor dicho como si se tratara de parte de su cultura. Desde allí se construye todo. Por eso se pueden ver como algunas nuevas  compañías mundiales como puede ser Google, generan un espacio de trabajo muy amable, en donde sus trabajadores se sientan parte todo el tiempo. Eso habla mucho del tipo de liderazgo que se ejerce desde el gerenciamiento de la compañía.

El impacto de la gestión en los negocios 

Crelaciones de trabajouando el ambiente dentro de una compañía es ameno,  esta realidad no solo se vive dentro de las paredes que componen la empresa, si no que empieza a afectar de forma positiva al entorno, esto puede ser entendido como a la comunidad en donde está radicada la firma, así como también en la relación con el cliente. A menudo, una compañía con una buena catalogación por parte de los especialistas en Recursos Humanos, puede tener un gran éxito como estrategia de venta. Los consumidores van a querer premiar de alguna manera todo lo bueno que esta compañía hace por sus empleados por ejemplo, y la mejor forma de hacerlo es consumiendo lo que produce.

Para conocer cuál es el clima organizacional de una firma o mejor dicho en qué nivel se encuentra en un momento determinado, las compañías concurren a los especialistas en el tema, por lo general personas con experiencia en investigación de mercado y de entrenamiento laboral para que den cuenta sobre que se necesita mejorar o que ayuden a encontrar el rumbo a tomar.

Por lo general se realizan una serie de entrevistas a los empleados, pueden ser mediante encuestas cerradas, con un par de preguntas abiertas para conocer un poco más sobre ellos. Los especialistas, tienen ya armado una serie de programas que les permiten poder procesar esta información de modo operativo y saber cuáles son las verdaderas necesidades de una compañía en materia de gestión integral y estratégica del clima organizacional.

Para ello se analizan algunas de las variables antes mencionadas como por ejemplo la influencia del medio empresarial interno para con el entorno, como esto influye en las cifras de facturación etcétera. Estas herramientas son las que le permiten, con posterioridad, entregar a la gerencia, trabajos cualitativos y cuantitativos a cerca de la naturaleza de su empresa.

Son muchas las compañías que recién luego de un examen exhaustivo sobre la calidad del clima organizacional de su negocio puede llegar a entender como era  su desempeño en el mercado. Por eso este tipo de diagnósticos institucionales son de tal importancia.

Uno de los problemas más frecuentes que se pueden detectar en el manejo del clima organizacional, es que cuando por un motivo ajeno a la empresa, o departamento dentro de una organización, algo comienza a fallar, son los gerentes de esas áreas los que pierden un poco de vista el tema de haber llegado a esa posición por consenso y comienza a presionar a sus empleados para mejorar el problema que allí dentro se ocasionó.

El problema es muy grave ya que comienza una espiral de presión en muchos sentidos que nunca se sabe para donde puede disparar el tema. Por eso, si alguien detecta algún elemento que está haciendo que las cosas no funcionen como funcionaba, recuerde que la respuesta nunca está en ejercer el poder de forma tradicional, si no que se está generando un conflicto  aún mayor dentro de la compañía.

Muy probablemente, si el líder o  persona que se encuentra en una posición estratégica dentro de una organización sienta que la única forma de solucionar el déficit de su área se hace mediante un “grito” o una sanciones, este líder no ha comprendido nunca la cultura del consenso de la nueva empresa. Será su responsabilidad pues, tratar de cambiar y de adaptarse a los tiempos que correr, o aceptar que ese desafío no era para personas con su carácter o formación y elegir abandonar la compañía o seguir con su camino hacia nuevos horizontes.

ambiente laboralUn punto importante a tener en cuenta en esto de medir los estándares de clima organizacional es que si la firma que ordena la investigación sobre qué es lo que sucede dentro de su compañía no piensa establecer una política de estrategia y/o organización del ambiente laboral, es mejor que directamente no convoque a la auditoría.

A menudo, las firmas medianas escuchan hablar de que el manejo inteligente de los recursos humanos, le permitirá tener una planta de empleados mucho más feliz y eficaz. Lo cierto que dicho así parece por demás sencillo, pero no siempre lo es.

Por lo general, estas compañías que llegan con estas premisas a quienes contratan para medir el ambiente laboral, funciona mediante una serie de prejuicios y valores de las compañías tradicionales, con lo que este visión de la nueva empresa no siempre esté acorde a estos perfiles.

Imaginemos que pese a esto, la empresa piensa que puede ser de utilidad contratar a una serie de consultores para que vean cual es el ambiente laboral de la organización.

Lo primero que se van a encontrar con esto es que el resultado de las entrevistas a los empleados,  no sea el esperado. Por ejemplo, si se encuentran con un jefe muy rígido, de estos típicos de las bromas de jefes que antes mencionábamos, por lo general no tendrá una aceptación positiva del resto de los compañeros. Esta respuesta, muy lejos de hacer cambiar la postura de este líder negativo, lo que va a  generar, es que este no pare de buscar a ese “quien” que habla mal de su labor a sus espaldas.

Por eso es de vital importancia que si alguien comienza a hacer un estudio sobre cuáles son los niveles de clima organizacional luego este decidido sinceramente a trabajar sobre esta materia.

Pero no solamente puede ser negativo para el líder negativo, sino que pasa también con los empleados que han sido consultados. Supongamos que se encuentran en una oficina no muy limpia, en donde sus jefes suelen no hacer caso a las quejas. O aquellos que piden un comedor, o mayor flexibilidad horaria,  o mejor comunicación entre los distintos departamentos.

Estas personas, confían profundamente en un grupo de especialistas, externos a la compañía, que llegan para prometerles que se trabajará en mejorar las condiciones laborales. Los empleados sin tapujos comienzan a hacer sus reclamos e imaginan cual sería la oficina ideal.

De esta manera se crean una serie de expectativas que no existían antes de la llegada de estos consultores /entrevistadores a las empresas, dejando abierta una puerta que no se esperaban.

En este caso se dice que se presenta una falsa expectativa, que  luego puede llegar a incidir de forma más negativa en el clima laboral, ya que  a la mala o regular situación que se encuentran viviendo los empleados, se le suma ahora una sensación de frustración ocasionada por la posibilidad de que algo cambie y que esto finalmente no suceda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *