Clima Laboral

clima laboralPara comenzar a hablar de clima laboral con propiedad, es necesario comenzar a adentrarse en el tema,  partiendo de las definiciones más básicas con  respecto al concepto y su utilización empírica en lo cotidiano.

En las siguientes líneas veremos cómo se desarrolla este importante aspecto de las relaciones laborales cotidianas, que muchos descuidan pero que como podrá verse en el artículo, es un aspecto fundamental que todo emprendedor y empresario debiera tomar en cuenta.

¿De qué estamos hablando?

El primer punto que necesariamente hay que dilucidar es tratar de responder de la mejor manera posible, la pregunta ¿a que llamamos clima? Es una palabra muy usada en infinitos tipos de ejemplos, y también lo hacemos en todo lo referente a toda clase de relaciones laborales. Clima, en este caso específico, estará vinculado con el grado de satisfacción que logra tener un individuo por su labor  en su  lugar de trabajo.

Este nivel de satisfacción se puede medir en distintos tipos de variables. Por ejemplo, está el grado de satisfacción que una persona puede tener con la tarea que desarrolla cotidianamente. En otro nivel se encontrará entonces el grado de satisfacción  en la relación laboral, social y humana con sus compañeros o  con su grupo de trabajo, mientras que en otro  punto se ubica la relación que tiene con su (s)  jefe (s) y por último, en su relación simbólica, formal y funcional que se tiene con la compañía o corporación a la que forma parte el empleado.

Todos estos puntos son los que definirán de manera importante el ambiente donde se desarrolla la actividad laboral cotidiana.

 

Dicho en otras palabras, lo que definimos como hace una directa referencia al contexto y al entorno en el que se desarrollan todas las relaciones en el trabajo anteriormente mencionadas.  La existencia de este clima, sin lugar a dudas, va a tener una inmediata repercusión en el comportamiento de cada uno de los miembros que forman parte de una corporación empresarial.

En ese sentido, se puede afirmar que actúa como un necesario nexo o aglutinante entre cada una de las partes con el entorno que rodea al trabajador, o dicho esto en términos institucionales, con la compañía, siendo en definitiva el barómetro del ambiente que podemos encontrar en las relaciones entre trabajadores y directivos de una compañía. También nos ayudará a definir el grado de satisfacción que se tiene con las estructuras formales de la empresa o con la compañía misma. De ahí su importancia y la necesidad de su comprensión y desarrollo en las siguientes líneas.

 

¿Es posible medirlo?

Así como cada mañana encendemos la televisión o la radio para ver cómo será el pronóstico del tiempo para el día de hoy, para poder saber cómo tenemos que salir vestidos a la calle, es necesario para el empresario el emprendedor, tener que buscar necesariamente  todos los mecanismos para poder saber de una mejor manera y de manera fehaciente, cómo se encuentra actualmente el clima laboral existente en la firma donde realizan sus actividades productivas.

En ese momento (verificar el entorno) es que se abre el juego para que intervengan las consultoras. Esta clase de especialistas son los que realizan las acciones que miden el ambiente que podemos encontrar en el emprendimiento. Estos son los actores institucionales (y extra corporativos) que nos ayudarán a saber en qué situación está el contexto que se respira en la corporación.

En caso de existir grandes problemas de convivencia y de relación, estos estudios nos ayudan a ver de qué manera se pueden buscar soluciones a las dificultades que afectan las relaciones laborales en el emprendimiento.

Este proceso de consultoría realizado por actores externos como son los consultores, puede ser asimilado como algo así como un chequeo médico general y profundo, en el que se diagnostica la problemática  que pueda existir en las relaciones humanas y laborales, además de presentar las  recomendaciones, por ende,  plantear los pasos a seguir, con el objetivo de poder curar el dañado clima laboral.

 

El primer acercamiento a la realidad que sufre la corporación del emprendedor, con el fin de poder tener claro cuál es el verdadero estado del entorno empresarial, el cual es a través de la implementación de un cuestionario. Lo ideal es que estos cuestionarios los puedan realizar personas (en lo posible) que sean ajenas a la corporación o emprendimiento, ya que así el empleado podrá contestar con  mucha mayor libertad que si fuera entrevistado por miembros de la empresa.

Esta clase de cuestionarios,  por lo general, suelen ser además estandarizados y  con  la condición de que puedan ser anónimos, ya que eso asegurará la calidad de las respuestas por parte de los trabajadores.

 

En una segunda instancia de este proceso para determinar el verdadero estado del ambiente en la compañía, se debiera tener que realizar una serie de entrevistas, las que tienen la particularidad de que debieran ser hechas con un poco más de profundidad, o sea,  tendrían que ser capaces de entregar la información necesaria para los consultores para que puedan tener una mejor impresión del clima laboral por parte de los que trabajan en la empresa.

Por eso es bastante importante, como decíamos en el apartado anterior, que la consultoría deba ser implementada por personal  que sea totalmente ajeno a la corporación.  A partir de allí, los encargados de realizar la consultoría,  deben ser capaces de tener que entregar un completo informe sobre el  real estado del ambiente empresarial ya que esta es una herramienta clave para el futuro del emprendimiento.

 

Acciones para lograrlo

Dicho en otras palabras, podemos asegurar que mediante las acciones de consultoría y de entrevistas,  se están midiendo  una serie de factores claves para el desarrollo de un clima laboral  que sea realmente agradable para cada una de las partes. Los factores a destacar son los siguientes para  poder lograr el objetivo de lograr un ambiente optimo tanto en las relaciones laborales como en las humanas en la empresa:

 

Beneficios y salarios: La primera batería de preguntas debiera estar relacionada con la sensación que tiene cada uno de los trabajadores  que forman parte de esta compañía, con una inquietud fundamental para cualquier trabajador:

 

¿Están conformes los trabajadores con los salarios que reciben?  Una pregunta que siempre sirve como un indicador de satisfacción (o no) de los empleados con respecto a la compañía. El hecho de que el sueldo sea justo o no, es un fuerte y claro indicador de cómo se encuentra el contexto interno en el emprendimiento.

 

Una segunda ronda de preguntas en esta parte que necesariamente tendría que estar en cualquier cuestionario que pretenda medir el clima son las siguientes :

¿Está de acuerdo el empleador con los salarios que paga?

La compañía ¿otorga beneficios?

¿Se preocupa por la salud de sus trabajadores?

Los empleados, ¿sienten cierta preocupación por parte de la corporación por su  bienestar?

Estas preguntas son importantes barómetros que no pueden ser desechados en cualquier intento de medir el ambiente que existe en el trabajo

 

En relación al ítem sobre Liderazgo,  que por lo general ocupan la segunda parte del cuestionario en cuestión, tendría que estar dirigida a una serie de preguntas sobre el tipo de liderazgo que hay en la organización, y allí evaluar si el liderazgo  que proyectan los directivos de la compañía es entendido por las distintas partes del todo de la misma forma.

Si se presentan algunos trabajadores que consideran que el liderazgo que se utiliza para llevar las directrices es de un tinte autoritario y que no genera puentes de interacción con los empleados,  este es uno de los puntos que se deben  resolver con toda urgencia, ya que si hay gente en la empresa que no considera que el liderazgo en la empresa no es constructivo, puede complotar con todos los esfuerzos que se puedan hacer. De ahí la importancia de este tipo de acciones.

 

– Motivación

Uno de los factores que también es importante en materia de poder generar un buen contexto laboral, tiene que ver con la motivación, es decir, conocer si sus empleados se encuentran motivados, contentos con su trabajo y comprometidos con los esfuerzos de la compañía. Pero en el caso de no se sientan motivados los trabajadores, esto significa que ha llegado el momento de tener que indagar y preguntar qué cosas le podrían ayudar a cambiar ese ambiente que hace extraño las relaciones entre las partes en el trabajo.

 

El último de los factores que pueden afectar  de manera importante el clima laboral del emprendimiento,  pero que por suerte es mucho más sencillo de solucionar,   tiene que ver con el estado de las herramientas o accesorios que ayudan a realizar el trabajo. Muchas veces, el tener que trabajar en una silla que no sea correcta, o más bien que resulte incómoda, o con un ordenador que tenga problemas,  son una suma de detalles que parecen ínfimos pero que hacen generar un ambiente adverso para un buena relación entre todas las partes y actores de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *