Gracias a los clientes Internet tenemos grandes posibilidades de lograr calidad de vida

Los clientes Internet son los que navegan buscando alguna información, buscando solucionar alguna necesidad. Y gracias a ellos, por poner al alcance de sus manos productos de calidad podemos lograr una buena calidad de vida.

Siempre escucho decir “el pasado fue mejor”, incluso algunos dicen “Nuestros padres tuvieron la fortuna de vivir en un mundo sencillo” y sin embargo si revisamos que decían ellos del pasado encontramos prácticamente las mismas palabras.

¿El pasado fue mejor?

El pasado pude ser mejor en el recuerdo, pero nadie esta viviendo el pasado, hace dos mil años quienes vivieron su presente también encontró dificultades.

Pensar que el pasado fue mejor es solo una forma de evadirse del presente, ¿que nos impide hacer de nuestro presente mejor?, solo es un clic en el pensamiento, un clic de reacciones positivas.

Ahora que podemos llevar relaciones virtuales, pienso, se hace fácil relacionarse con las personas que deseamos, que estén trabajando por lograr ser mejores, que se exponen sin miedo a los errores.

El recuerdo del pasado pude ser mejor, pero la mejor reacción en nuestro presente no nos permitirá extrañar el pasado y trabajar enfocados en el ahora.

Pienso que es mejor hacer sin temores, que tomar acción aun si estamos equivocados permite descubrir ese error y enmendarlo.

Sin duda cada época tiene sus ventajas y dificultades, pero ahora estamos entrando a un cambio tan grande, tan ligado al Internet y la velocidad que nuestra vida ya no es expectante de los adelantos de otras personas y culturas.

Posamos a ser parte de los adelantos con unos pocos clics. Nuestra vida ahora transcurre entre millas de vuelo, comida abundante, correos electrónicos, amigos virtuales, etc., y la posibilidad de abrir un negocio desde nuestras casas con una computadora e Internet.

No tenemos que salir a cazar nuestros alimentos, no tenemos que salir a buscar trabajo, podemos trabajar desde nuestras camas, sin vestirnos, es un cambio extremo de las costumbres.

Ahora agreguemos la posibilidad de delegar nuestro trabajo a un sistema que previamente construimos. Internet permite tecnologías de comunicación que pueden trabajar las 24 horas del día todo el año, sin descanso.

Con mucha facilidad podemos lograr tiempo libre, pero no nos engañemos, tan fácil no es, pero mucho mas fácil que trabajar 20 a 30 años para lograr un buen fondo de pensión como nuestros padres.

Los que navegan en Internet generan una enorme demanda de información

Gracias los que navegan en Internet hay una enorme demanda de información, ¿que es lo que buscan? De todo, lo que menos te imaginas, alguna cosa que te gusta y apasiona.

¿Qué hace un negociante cuando hay mucha demanda de algo?

Sabemos que la demanda genera ofertas, y la alta demanda significa buenos negocios. En este caso la demanda en Internet es información, ¿Qué información? La que te gusta, la que dominas.

Lo que estudiamos alguien mas estudia, lo que nos gusta a alguien mas le gusta, y si sacamos números a nivel global, podemos estar hablando de millones de personas con gustos similares demandando información.

Unos saben menos, otros más, y lo que encontramos en Internet mediante los motores de búsqueda o en las redes sociales es la oferta de quienes toman acción compartiendo eso que le gusta, o eso que domina o empieza a dominar.

Cuando compartimos con una herramienta de comunicación profesional nuestra oferta de información esta al alcance de quienes la demandan. Esto pude ser un buen negocio si nos dedicamos de forma profesional, ya que en todo lugar donde hay tráfico la publicidad da buenos ingresos. Imagina si añadimos productos.

Los que navegan en Internet, los que se convierten en visitantes frecuentes de nuestro sitio suelen convertirse en clientes Internet, y gracias a lograr un buen tráfico podemos tener un sistema que nos permite buenos ingresos, y de esa forma lograr calidad de vida.

Imagen Eishier.               Por Luis Samanamud en AbrirNegocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *