Cheque comun, cruzado y certificado

chequesEl cheque es una orden de pago pura y simple librada contra un Banco en el cual el librador tiene fondos depositados a su orden en cuenta corriente bancaria o autorización para girar en descubierto”.

Es un documento cuya finalidad es inversa a la boleta de depósito. Mediante ésta, una persona deposita dinero; para extraerlo, debe hacer uso del cheque.

De ello se desprende que si libra un cheque contra un Banco no teniendo dinero depositado en el mismo, éste puede negarse a pagarlo, salvo que hubiera autorizado previamente a esa persona a girar en descubierto.

Requisitos

Los requisitos esenciales que deben contener son:

a) La denominación “cheque” inserta en su texto.

b) El número de orden impreso en el cuerpo y en el talón.

c) El lugar y fecha de su emisión.

d) Nombre y domicilio del Banco contra el cual se libra.

e) Expresión de si es a la orden, al portador o a favor de determinada persona.

f) La cantidad librada, que se escribirá en letras y números, especificando la especie de moneda. Cuando la cantidad escrita en letras difiriese de la expresada en números, se estará por la primera.

g) La firma del librador.

La impresión de los mismos está a cargo de los Bancos, quienes los entregan a sus dientes en talonarios que contienen 25, 50 o 100 formularios. Cabe añadir que no pagarán los que se les presentaren hasta después de obtener por escrito la conformidad del titular de haber recibido d talonario.

Ventajas que reporta su uso

Reporta, para la persona que lo usa, las siguientes ventajas:

a) Evita el desplazamiento de dinero efectivo y los peligros propios de su manejo, por pérdida, robo, etc.

b) Salvo en determinada circunstancia, que se verá después, es transferible de una persona a otra. Por consiguiente, con un solo cheque, varias personas pueden realizar pagos sin emplear dinero efectivo.

c) Extendido el mismo y observando para ello ciertas normas —que veremos más adelante— se hace muy remota la posibilidad de su cobro por un tenedor ilegitimo.

d) Como medio de pago, siempre deja una constancia de la entrega de dinero.

Plazos para su cobro

Deberán presentarse al cobro dentro de los treinta días contados desde la fecha del libramiento, sea cual fuere el lugar de su emisión y del domicilio del Banco sobre el cual se gira. Si al término venciese en un día inhábil, podrá ser presentado al Banco para su cobro el primer día hábil bancario siguiente al del vencimiento.

Dispone asimismo la Ley que si el cheque fuera presentado al cobro antes del día indicado como fecha de emisión será pagadero al día de la presentación. Por lo tanto, si el librador no tuviera fondos en ese momento depositados a su orden o autorización para girar en descubierto, será rechazado por el Banco, siéndole aplicables a su librador las sanciones relativas a la emisión de cheques sin provisión de fondos, según veremos a continuación.

Recurso por falta de pago

Cuando un Banco se niegue a pagar un cheque presentado al cobro dentro del plazo legal, deberá hacer constar esa negativa en el mismo cheque, con expresa mención del motivo en que se funda, de la fecha y hora de la presentación y del domicilio del librador registrado. La constancia consignada por el Banco surtirá los mismos efectos que el protesto, que hemos visto, es decir, que quedará expedita la vía para que el portador pueda iniciar contra el librador y los endosantes un juicio ejecutivo. Pero la presentación tardía del cheque tendrá por efecto perjudicar esta acción, por lo que el juicio, en tales circunstancias, será de carácter ordinario.

Cuando se ha negado a pagar, el portador debe dar aviso de la falta de pago a su endosante (persona de quien lo ha recibido) y al librador, dentro de las dos días inmediatos siguientes al del rechazo del cheque y cada endosante debe, dentro de los dos días siguientes al de la recepción del aviso, avisar, a su vez, a su endosante y así sucesivamente hasta llegar al librador.

Todas las personas obligadas (librador y endosantes) responden solidariamente hacia el portador, es decir que éste puede accionar judicialmente contra todas esas personas, individual o colectivamente, sin sujetarse al orden en que se obligaron. Cuando uno de los endosantes paga, puede exigir que el documento le sea entregado y, después de tachar su propio endoso y el de los endosantes siguientes, tiene el derecho de reclamar el pago a los endosantes anteriores y al librador.

Añadiremos, que en muchas legislaciones puede existir pena de prisión para los siguientes casos:

1 Al que librare sin tener provisión de fondas o autorización para girar en descubierto,

2 Al que librare y diera contraorden para el pago, fuera de los casos en que la Ley autoriza a hacerlo.

3 El que librare en formulario ajeno

4 El que librare un cheque a sabiendas de que al tiempo de presentación no podrá legalmente ser pagado.

 

Casos en que el Banco puede negarse a pagarlo.

Pueden negarse a pagar en los siguientes casos:

a) Cuando no hubieran recibido por escrito del librador la conformidad a la recepción del talonario que le hubiese entregado.

b) Cuando hubieren recibido aviso del librador de que el talonario a que corresponde el cheque le hubiese sido robado o lo hubiese extraviado.

c) Cuando no reuniese los requisitos esenciales señalados

d) Cuando estuviese raspado, interlineado, borrado, testado o alterado en cualesquiera de sus enunciaciones o si mediara cualquier circunstancia que hiciese dudosa su autenticidad.

e) Cuando el librador o el tenedor del cheque notificasen al Banco por escrito bajo su responsabilidad que no pague por haber mediado violencia al librarlo o al transferirlo o por haberle sido sustraído.

f) Cuando fuese extendido “a la orden” y no estuviese endosado con la firma del beneficiario o cuando, siendo regular la serie de endosos en cuanto a la forma, no se pudiese comprobar la autenticidad de la firma del último endosante.

g) Cuando, siendo extendido a nombre de determinada persona con la cláusula “no a la orden” no lo cobrase el beneficiario o un Banco.

h) Cuando tuviese conocimiento de que el librador fue declarado en quiebra con anterioridad a la fecha de la emisión del cheque o el tenedor se encuentre en ese estado al presentar el cheque al cobro.

i) Cuando tuviese conocimiento de la muerte o de la declaración de incapacidad del librador y el llevase fecha posterior a esos hechos.

j) Cuando se tratase de un cheque “cruzado” y no se presentare al cobro por un Banco o por el designado, en cato de que el cruzamiento fuera “especial”

 

Modos de extenderlos

Los distintos modos en que se pueden extender se clasifican desde dos puntos de vista:

Con respecto a las personas a cuyo favor se otorgan.

Con respecto a las medidas de seguridad que se adopta.

Están comprendidos en el primer grupo: los “al portador”, los cheques a favor de una persona determinada con la cláusula “a la orden” o sin ella, y los cheques, también a favor de una persona determinada, pero con la cláusula “no a la orden”.

En el segundo grupo figuran los “cheques cruzados” que pueden ser “en general” y “en especial”.

Analizaremos el significado que encierra cada uno de estos conceptos.

Cheque al portador. — Como su nombre lo indica, el Banco pagará el importe del mismo a cualquier persona que lo presente al cobro. Estos son transmisibles de una persona a otra por la simple entrega.

Para cobrar uno al portador, la persona que extraerá el dinero se presentará ante la ventanilla correspondiente y entregará el cheque al que previamente le habrá desprendido el talón que figura a la izquierda. El empleado, una vez comprobada la existencia de fondos en la cuenta del librador, menciona en voz alta el nombre del mismo o el número (generalmente las tres últimas cifras) y pagará el importe consignado, contra la presentación del talón a que nos hemos referido.

Cheque a favor de una determinada persona con o sin la cláusula “a la orden”. — Es aquél en el cual el librador consigna el nombre del beneficiario seguido o no de la frase “o a su orden”, frase esta cuyo empleo resulta indiferente a los efectos legales. La característica de esta clase de cheques es que son transmisibles de una persona a otra, por medio del “endoso”

El Banco lo pagará a quienes lo presenten a ese efecto, pero debiendo verificar previamente la autenticidad de la firma del librador y la del último endosante.

En lo tocante ni modo de hacerlos efectivo, el trámite es similar al indicado precedentemente para los cheques al portador.

Cheque a favor de una determinada persona con la cláusula “no a la orden”, — Estos cheques no son transmisibles por endoso y el Banco sólo los paga a la persona cuyo nombre figure en el documento, previa comprobación de su identidad. Asimismo, pueden ser depositados en la cuenta bancaria del beneficiario, a cuyo efecto éste deberá previamente cruzarlo “en especial” (ver n9 86) y endosarlo a favor del Banco.

Cheque cruzado en general. — Así se denominan aquellos que llevan trazadas dos líneas paralelas transversales a su texto. También se acostumbra a consignar entre esas líneas las palabras no negociable. Un cheque cruzado en general puede ser transferido de una persona a otra, siempre por la vía del endoso, pero nunca puede ser cobrado en la ventanilla del Banco, sino que tiene que ser depositado en cuenta. Por lo tanto, quien desee cobrarlo, deberá primero endosarlo y depositarlo en su cuenta bancaria y luego librar otro cheque de su propia firma que podrá hacer efectivo una vez transcurridas 24, 48, 72 o 96 horas —según el domicilio dcontra el cual se giró el cheque cruzado— a contar del momento del depósito.

Se desprende de lo expresado que cuando el librador cruza en general el cheque que emite, lo hace con el propósito de poder individualizar la persona que lo hubiere cobrado, para el supuesto caso de que ésta lo hubiese hecho ilegítimamente. Obsérvese que, si así fuera, tal persona dejaría consignado el fraude en el propio cheque, puesto que para depositarlo en su cuenta bancaria, previamente tuvo que endosarlo, es decir, firmarlo al dorso.

Cheque cruzado en especial. — Tiene las mismas características que el anterior, pero consignando entre las líneas transversales el nombre de un determinado Banco. Cuando el librador procede en esa forma, el Banco contra el cual es librado sólo puede pagarlo al Banco cuyo nombre figura entre dichas líneas o a otro expresamente autorizado por aquél. Se acostumbra a cruzar de este modo aquellos que tienen por finalidad transferir fondos de uno a otro Banco como ocurriría, por ejemplo, cuando el librador tiene que levantar un pagaré firmado a la orden de un Banco y lo hace con un cheque librado contra su cuenta en otra entidad financiera.

Cheque certificado. — También llamado cheque conformado, es aquel en que el Banco contra el cual fue girado el cheque deja una constancia en el mismo, asegurando que el librador posee fondos en su cuenta. Al mismo tiempo registra en sus libros la certificación efectuada, para evitar que esos fondos, así comprometidos, se agoten por otras libranzas del titular de la cuenta. La certificación puede hacerse por un plazo convencional, aunque no mayor de cinco días y si a su vencimiento el cheque no hubiese sido cobrado, la entidad bancaria acreditará en la cuenta del librador la suma que hubiese reservado. Esta clase se emplea cuando se realizan determinadas transacciones y tienen por objeto garantizar la existencia de fondos ante quien ha de recibirlos.

Cheque de viajero. — También llamado travelers check, es el que expiden los Bancos a su propio cargo, siendo pagadero en la misma entidad, en sus sucursales o en otros que actúan como corresponsales de aquél. Esta clase son utilizados preferentemente por personas que viajan (de ahí su nombre) y no desean llevar consigo una cantidad abultada de dinero. Deben contener las siguientes enunciaciones esenciales:

a) La denominación “cheque de viajero” inserta en ¡mi texto

b) El número de orden.

c) El nombre del emitente.

d) El lugar y fecha de emisión.

e) La cantidad, expresada en letras y número, así como la especie de moneda.

f) La indicación de los Bancos, agencias o corresponsalías donde puede cobrarse.

g) El nombre y la firma del tomador, esto es, de quien loa compra.

h) La firma de la persona que actúe en representación del Banco emitente.

i) Un espacio en blanco destinado a contener la fecha y la firma de control del tomador o beneficiario.

j) El plazo de validez, debiendo entenderse que es de cinco años si no se dijera otra cosa. Transcurrido el plazo, el beneficiario podrá cobrar su importe únicamente en el Banco emisor y, transcurrido un año más, prescribirá el derecho de cobrarlo.

Los trámites a cumplir son los siguientes: quien desee obtener la libranza de cheques de viajero concurrirá a un Banco que preste estos servicios y solicitará la emisión de un talonario por un determinado importe, especificando la cantidad de formularios que desea, sus valores y la clase de moneda en que deberán ser extendidos. Preparado el talonario, el solicitante pagará la suma convenida y firmará todos los chequea, uno por uno, en presencia de un empleado ante quien habrá demostrado previamente su identidad. Más tarde, cuando desea convertir nuevamente los cheques en moneda, sea nacional o extranjera, concurrirá al propio Banco o a la agenda o corresponsalía que corresponda donde, también en presencia de un empleado autorizado, volverá a firmar en el espacio reservado a este fin. Dicho empleado coteja las firmas que figuran en el documento y, si las halla de conformidad, procede a efectuar el pago.

Endoso. — Los cheques pueden ser endosados en forma y condiciones similares a los pagarés

Giro en descubierto. — Hemos dicho que para girar un cheque, el librador debe tener fondos depositados en el mismo; sin embargo, sin existir tal requisito, puede emitir igualmente cheques, pero siempre que el Banco girado haya autorizado previamente al librador para hacerlo. En esas condiciones el giro toma el nombre de en descubierto o el da adelanto en cuenta corriente. Al formalizarse la operación con el Banco, se establece el monto hasta el cual se podrá librar cheques, el plazo en que deberá ser devuelto el importe girado y el interés que deberá pagar el librador por tal servido. Como puede observarse, el giro en descubierto reviste el carácter da un verdadero préstamo.

Cuando una persona desea obtener un préstamo, le resultará más conveniente hacerlo por la vía del giro en descubierto que firmando un pagaré, puesto que de obtenerlo en esta última forma, deberá abonar anticipadamente el monto integro de los intereses por todo el capital prestado y computando el factor “tiempo” por el que media entre la fecha de libranza y la del vencimiento del documento. En cambio, obteniendo el préstamo por el sistema del giro en descubierto, el importe de los intereses será menor, pues se calcularán teniendo en cuenta el monto del capital usado y sólo por el tiempo en que ese capital permaneció en su poder.

Precauciones a adoptar por el titular de una chequera. — Cuando un cheque es falsificado y, en esas condiciones, pagado por entidad bancaria, esta, en principio, se hace responsable, salvo los siguientes casos:

a) Si ha sido extendido por el falsificador en un formulario de los entregados por el Banco al titular de la cuenta.

b) Si la falsificación no es visiblemente manifiesta.

El Banco tampoco se hará responsable en los casos en que sea firmado por un empleado o persona que habitualmente lo hace en representación del titular de la cuenta.

Por estos motivos, es recomendable adoptar las siguientes precauciones:

a) Guardar el talonario bajo llave.

b) Comunicar de inmediato toda pérdida o sustracción de un cheque o de un talonario.

c) Escribir los sin tachaduras ni enmiendas, y sin dejar espacios en blanco. Tampoco debe utilizarse secador, a fin de que la tinta penetre en los poros del papel.

d) Tachar lo que se hubiera escrito, al anular, con trazos gruesos y utilizando el propio firmante la tinta que emplea para firmarlos.

e) Repetir la cantidad manuscrita con máquinas protectoras especiales, que perforan el papel.

f) Controlar, al recibir el talonario—y especialmente cuando la trae un empleado— la cantidad que contiene, así como también verificar con cierta frecuencia la existencia de los mismos mientras está en uso.

g) En lo posible, extenderlos a la orden y cruzados en general y cumplir siempre este propósito, cuando el cheque se remite por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *