Características del emprendedor

caracteristicas del emprendedor¿Puedo ser emprendedor? ¿Qué es ser emprendedor? ¿Cuáles son las características? Son preguntas que no se hace cualquier persona, y quizás esa sea una de las primeras y más importantes diferencias entre las personas que nacieron para iniciar sus propios negocios o aquellas que no podrán ser más que empleados exitosos, o simplemente empleados.

Comencemos, entonces, definiendo qué es ser emprendedor, según el diccionario de la Real Academia Española, es un adjetivo que se utiliza para describir a una persona “que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas”, entonces, es aquella que no se achica cuando las cosas se ponen complejas y sabe estar a la altura, aunque luego el azar no lo favorezca o sus presunciones no sean la adecuadas, el sólo hecho de haberlas afrontado con tenacidad ya lo hace un emprendedor.

Pero esa definición solo alcanza para saber cuáles son las características de un emprendedor, no de uno que además logre el éxito en sus tareas y en aquellas cosas que afronta resolutivamente hasta lograr el mejor de los resultados. Existen otra cantidad de cualidades que esta debe poseer o adquirir para serlo.

Entre las cuestiones más importantes que lo hacen exitoso, encontramos que además de resolución o valentía para afrontar los desafíos y las nuevas propuestas también tiene que ser alguien con la capacidad para interpretar las necesidades y prioridades tanto de las personas como del fin común que las reúne, por ejemplo, en una empresa o en un emprendimiento tiene que poder comprender cómo funciona el negocio y cuáles son sus objetivos principales para poder diseñar las estrategias que conformen al objetivo principal y también a las que deberán trabajar en proyecto.

Otra característica indispensable de cualquiera que quiera tener éxito en alguna empresa que comienza o en la que está trabajando es la de poder aprender con rapidez y constantemente. Convengamos en que nadie nace sabiendo todo y que por mucha edad o experiencia que tenga, seguramente siempre existe algo que no conocía o una manera diferente de conseguir resultados. Un emprendedor tiene que ser capaz de aprender de su entorno, de asimilar los conocimientos que puedan ofrecer las conversaciones en grupo, las personas de diferente edad que pueden conocer nuevas tecnologías o viejas formas de proceder. A esto, hay que sumarle la necesidad o intención que tienen de capacitarse periódicamente.

De poder escuchar a los otros con quien comparte la tarea y la vida diaria, una persona emprendedora, además de aprender podrá adquirir capacidad de pensamiento lateral o alternativo para resolver las cuestiones, es decir ser hará más creativo y podrá aportar mayores conceptos a sus actos.

La creatividad, también ayudará a que sea escuchado y atendido por la gente con las que trabaja, un emprendedor suele ser líder en los proyectos porque sabe escuchar y hacerse entender, tiene ideas claras y conoce un camino para lograrlas, y permite que otros modifiquen u opinen sobre este proceder antes de concluir con las acciones a realizar.

Entonces ya sabemos que las más importantes son su actitud frente a las situaciones, cómo se relaciona con su entorno y qué tiene en cuenta a la hora de realizar las acciones, pero también una persona que inicia o que emprende, tiene que aprender a organizarse exhaustivamente.

La organización exhaustiva hará que la persona que desea emprender un negocio o lograr un objetivo pueda manejar la mayor cantidad de variables al mismo tiempo, y como puede que sea el líder del proyecto, podrá tener mayor control sobre lo que hacen sus compañeros de trabajo. Y nota que escribí compañeros de trabajo, y no puse subordinados o liderados, porque una emprendedora sabe que todos son importantes para el proyecto y sabrá organizar y repartir las obligaciones sin necesidad de dar cargos o nombres que pueden herir susceptibilidades.

Llegamos a otra de las cualidades que son fundamentales para el éxito que es la de saber rodearse de la gente indicada, es cierto que se puede llevar un proyecto adelante en soledad, pero una persona que alcanza el éxito en soledad no es tan común como los emprendedores que saben aprovechar los conocimientos y capacidades de quienes quieren ayudarlo para colocarlos en los espacios donde verdaderamente pueden ser útiles.

Cuando un individuo logra acomodar a todos sus colaboradores, explicarles el proyecto y avanzar, entonces pondrá a prueba su verdadero carácter lidiando con las situaciones fortuitas y con las cuestiones que puedan surgir entre sus colaboradores, ya que como lo tendrán de referente esperarán que sea él quien determine en los conflictos y tenga la última palabra frente a las decisiones, por lo cual, otra gran característica es la de ser asertivo tanto en sus ideas como en la forma de explicar sus ambiciones.

Hablando de ambiciones, alguien que quiera emprender tiene que tener ambición, sueños y deseos que cumplir y hacia ellos debe apuntar con cada una de sus actitudes y actividades. Los emprendedores no sueñan solamente con el éxito, en realidad disfrutan tanto el proceso de llegar al objetivo que el verlo cumplido, y una vez logrado ya están pensando en qué otra actividad puedan emprender.

Y quizás del punto anterior se desprende otra de las cualidades, y es que debe tener paciencia y saber reconocer los logros para poder disfrutarlos y verlos en quienes trabajan con él. La planificación y el saber delegar las responsabilidades le permitirá a quien busca iniciar una tarea poder lograrlo con paso firme, pero si no es paciente como para esperar los resultados y no tiene la capacidad de ver y reconocer los logros intermedios, propios o de sus colaboradores, por mucha buena intención, organización y control que tenga sobre el proceso, no sabrá llegar con éxito a la meta, ya que no podrá esperar el tiempo que cada paso requiere para su implementación y perfeccionamiento. Recuerda que la planificación bien redactada permite las modificaciones que exige la realidad, ya que muchas veces sucede que las cosas no pueden realizarse exactamente como uno las planeó sea por cambios en la economía, por faltante de algunos materiales o porque simplemente sobre la ejecución surge una forma mejor de hacer las cosas.

Alguien con las cualidades de liderazgo podemos encontrar en muchos espacios, pero descubriremos que el entorno y la capacidad para darse valor a sí mismo cambian radicalmente la posibilidad de éxito que pueda llegar a tener. Por esto, otra de las cualidades debe ser la autoconfianza y el autoestima, ya que debe ser capaz, incluso de sobreponerse a las personas más cercanas que intenten desalentarlo, no por envidia (o quizás sí), o por falta de interés en lo que hace, sino por miedo a que su empresa fracase y lo vean luego destrozado por no haber conseguido su sueño.

Un individuo que confía en sí mismo sabrá que puede hacerlo o que al menos, peor será no intentarlo nunca, y también sabe que a pesar de lo que otros piensen de sí mismo o de su proyecto, y se lo digan tratando de intimidarlo o de echarlo para atrás en su decisión, si conoce sus capacidades y tiene confianza en que su plan está bien realizado, con estimaciones realistas, tiempos posibles y objetivos intermedios provechosos, sabrá que puede seguir adelante a pesar de todo.

¿Eres entonces, alguien con las características del emprendedor? Repasa tranquilamente las cualidades nombradas, y responde por sí o por  no a cada una, o quizás también puedes responder más o menos, porque es probable que necesites cultivar algunas de esas cualidades, cosa que puedes hacer.

Si necesitas cultivar algunas de esas características, tendrás que esforzarte un poco, pero seguramente vas a lograrlo, por ejemplo si tienes que cultivar tu resolución para afrontar las situaciones, será bueno que a la par cultives tu autoconfianza, que analices los problemas desde varios ángulos y que planifiques con cautela cada uno de tus actos, así verás que pueden confiar en tu intuición y en tu capacidad de discernimiento.

En el caso de que tengas que cultivar tu capacidad de liderazgo y delegación de tareas, pues tendrás que trabajar en la confianza que tienes en los otros. Lo que puedes hacer es conocer mejor a tus colaboradores, intentar averiguar qué les gusta hacer y qué hacen mejor aunque no les guste tanto, si delegas en ellos una tarea que sabes disfrutaran hacerla, estarás más tranquilo, y serás mejor líder porque has escuchado las necesidades de los colaboradores.

Puede ser también que de las cualidades, la que más te cuesta es la de ser claro al expresar tus ideas y objetivos, lo que debes hacer es leer y luego practicar explicar lo que leíste, grábate y escucha repasando la lectura para ver qué detalles quedan en tu mente y cuáles no, qué es lo que te parece importante del texto, así podrás comprender dónde está una de las dificultades a la hora de comunicarte. Luego, otra opción es, antes de hablar frente a tus colaboradores, escribir lo que quieres comunicar y redactarlo para que sea más claro y no te enredes a la hora de explicar, puedes hacer notas de apoyo, pero no leas cuando hables con tus colaboradores.

Espero que te sirvan estos concejos y pueda ser también una de las personas con características de emprendedor para llevar adelante todos tus sueños.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *