¿Buscando negocio?, no eludas los errores

Cuando nos acostumbramos al miedo, lo seguro es nuestro consuelo.

Con frecuencia me cruzo con afirmaciones como “soy perfeccionista”, “no me gustan los errores”, etc.

No entiendo que es ser perfeccionista, lo que entiendo es que vivimos en un mundo con acuerdos morales, sociales, y económicos cambiantes. Y lo perfecto tendría que ser algo que se acomode a la justa medida de estos acuerdos.

Prefiero usar la palabra perfecto para lo que se acomoda a mi circunstancia “me cae perfecto”, “perfecto, es un buen momento”, “esta perfecto”, lo cual no obliga a los demás a la misma consideración.

De todo esto, al considerar una persona, y su entorno social como únicos, identificables y con todos sus derechos, no puede haber una consideración universal única de perfección.

La cultura y la industria fija estándares, que son perfectos en su función y en conjunto con los elementos que están ligados, más allá de esto son objetos extraños.

Al no encontrar asidero para ser perfeccionista solo puedo pensar que es una expresión de miedo, temor a los errores y ocio a gestionar soluciones.

Tenemos ejemplos muy mencionados como el de Edison, que para inventar el foco tubo que equivocarse 10,000 veces.

Mi conjetura n° 1.- Soy perfeccionista.- buscar lo perfecto a Edison lo animo a la acción, a una continua solución de errores.

Mi conjetura n° 2.- No tengo miedo a los errores.- gracias a los errores Edison pudo seguir gestionando soluciones.

No se como pensaba Edison, pero pienso que solo puedo seguir adelante si estoy en acción, y al buscar aprender, los errores serán comunes, y el abandono o el lamento solo frenaran mi emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *