El Branding personal y los negocios rentables caminan de la mano

El sueño de todo emprendedor es lograr que sus ideas se conviertan (branding personal) en negocios rentables. Pero uno de los mayores riesgos que se presenta en todo negocio somos nosotros mismos.

¿Qué ideas nos mueven ha hacer negocios? ¿Nuestras ideas realmente nos llevaran a lograr hacer rentable los procesos de negociación? Los procesos que gestionamos para lograr rentabilidad de una idea son los mismos que nos lleva a construir una marca. En Internet necesitamos entender como se comportan las personas que navegan y nos interesan para nuestro negocio.

Los clientes Internet tienen la enorme libertad de escoger en un medio que le facilita comparar, por lo que la diferenciación, el branding personal, el poder de una marca, es el único factor que pude decidir las preferencias.

El Branding es personal

Por Joan Jimenez

El objetivo de las empresas es ganar dinero. Las empresas desarrollan productos o servicios que utilizan una marca como vehículo para obtener ingresos.

Los accionistas invierten a cambio de un beneficio económico y dan la responsabilidad a unos directivos para que consigan este objetivo. La misión de los directivos es alcanzar unas determinadas cifras en un determinado periodo de tiempo para satisfacer a los accionistas.

Los empleados realizan sus funciones para satisfacer a los directivos que los contratan.

Para posicionar sus marcas en las mentes de sus consumidores, las empresas utilizan agencias que enfocan la comunicación a través de los medios.

Los consumidores conforman un mercado en el que eligen según sus necesidades productos o servicios que tienen una marca, que es enfocada por agencias, trasmitida por medios, desarrollada por sus empleados, dirigida por sus directivos y controlada por sus accionistas.

Los accionistas, los directivos, los empleados, las agencias, los medios y los consumidores son personas con intereses propios, que les hacen tomar decisiones personales.

Las decisiones personales no son siempre racionales ni previsibles e influyen directamente en el resto de las personas de su entorno y en sus respectivas decisiones.

En una sociedad digital e interconectada, los consumidores también son marcas personales que representan una identidad social, agencias de los productos que recomiendan y medios de comunicación con multitud de contactos para otras marcas y para la suya propia.

El vínculo que une a las diferentes marcas, personales o corporativas en un entorno social es la Identidad.

Sin Identidad es más difícil tener beneficios, mientras que los beneficios no generan necesariamente Identidad… así que decidir que compramos o en qué invertimos, se está convirtiendo una cuestión cada vez más personal.

La pregunta es ¿Cuánto dominamos las herramientas de comunicación para lograr un branding personal efectivo que permita llevar nuestras ideas a ser negocios rentables?

Imagen PicApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *