Bitcoin, ¿la moneda del futuro?

bitcoinUna de las principales dificultades que encuentran los usuarios del comercio electrónico es la desconfianza hacia la seguridad de las formas de pago.

En realidad, la mayoría de los usuarios duda antes de brindar datos sensibles como el código de seguridad de su tarjeta de crédito para una compra por internet.

La solución sería realizar la operación mediante el envío de dinero físico pero… de esta forma inevitablemente necesitan un intermediario que también nos solicitará datos sensibles.

¿Sabías que éstos y otros impedimentos pueden ser superados? Es precisamente lo que se proponen los creadores, lo que comenzó como un sistema seguro de pago electrónico y se está convirtiendo en la moneda del futuro, ganando día a día más entusiastas seguidores.

Un sistema de pago seguro.
Básicamente, comenzó como una plataforma de pago electrónico seguro, que permite a los usuarios ponerse en contacto directamente y realizar la transacción sin necesidad de la intervención de un tercero (por más confiable que resulte).

Es definida como una moneda electrónica y la seguridad se basa en el control colectivo ya que cada beneficiario puede verificar las operaciones y además las transacciones son públicas aunque se mantiene la privacidad de la información, ya que el sistema no permite identificar individualmente a los usuarios.

La clave del éxito está en su tecnología, que según aseguran sus creadores y actuales administradores, no permite duplicar, falsificar o robar Bitcoins.
Esta aseveración se basa, en primer lugar, en que utiliza un protocolo de “código abierto”, es decir que cualquier usuario puede acceder a su programa.

También en que la red utiliza un sistema de contabilidad pública de triple control llamada “block chain” que permite verificar la validez de cada transacción. Por último cualquier usuario puede procesar las transacciones y obtener una recompensa en Bitcoins (“mining”).

Un poco de historia.
En realidad, no se sabe muy bien quién o quiénes fueron los creadores. Lo cierto es que las primeras pruebas se realizaron en el año 2009 y fueron publicadas por una persona o equipo que usaba como seudónimo Satoshi Nakamoto.

Hacia fines de 2010 los creadores abandonaron la idea para dedicarse a otras cosas legando Bitcoin al mundo. En el año 2012 se creó la Fundación Bitcoin para proteger y promover este modelo que cada vez alcanza mayor popularidad.

La economía de esta criptomoneda.
Al tratarse de una moneda virtual y, como todas las monedas del mundo, tiene una emisión limitada (de otro modo caeríamos en la consabida inflación y desvalorización de la moneda).

La cantidad de bitcoins creadas cada año se reduce a la mitad de forma automática a lo largo del tiempo y la emisión se detendrá al llegar a los 21 millones; esta característica hace única a la moneda bitcoin, junto con la posibilidad de subdividirla hasta en 8 posiciones decimales.

Se calcula que el valor de mercado a fines de agosto de 2013 de las bitcoins existentes superaba los 1.5 billones de dólares. Las operaciones que se realizan mayormente son gratuitas aunque por algunas se debe abonar una pequeña comisión.

Más allá de sus condiciones de seguridad que han sido calificadas como sorprendentes por diversos especialistas, la popularidad de Bitcoin puede medirse por sus estadísticas: se calcula que se realizan 40.000 transacciones diarias por un volumen de 1 millón de dólares.

¿Es un medio de pago legal?
Cuando realizamos una operación en Internet sabemos que estamos utilizando monedas de curso legal, sean dólares, euros o la moneda de nuestro país. A veces abonamos nuestras operaciones con otros elementos, como cupones de descuento o puntos obtenidos por nuestras compras con tarjeta de crédito.

Es más, en el mercado financiero existen bonos, títulos y valores que actúan como “cuasi-monedas”. ¿En qué categoría entran? ¿Son un medio de pago legal? Se podría decir que son un medio de pago aceptado por una comunidad de usuarios que progresivamente se va ampliando, incluyendo diversos comercios y empresas en el mundo, para la compra y venta de productos digitales y físicos.

La BTC (bitcoin) puede ser adquirida en casas de cambio o tiendas autorizadas mediante tarjetas de crédito o transferencia bancaria, y tiene una cotización en dólares o euros. A mediados del año 2013, por ejemplo, este valor oscilaba entre los 94-95 dólares cada BTC según se tratara de compra o venta.

Desde este punto de vista, acceder y operar con esta moneda no es diferente a comprar títulos, acciones o una moneda de curso legal diferente a la de tu país. La diferencia está en la seguridad y la novedad del sistema.

¿Cómo puedo obtenerlos?
Según los administradores hay dos formas de obtener las monedas: adquiriéndolas en una casa de cambio autorizada o mediante la “minería”, una actividad que pretende a la vez reforzar la seguridad.

La minería se basa en utilizar la capacidad de los ordenadores de los usuarios para procesar transacciones, garantizar la seguridad de la red, y conseguir que todos los participantes estén sincronizados.

Este servicio, que puede ser realizado por cualquier usuario, es recompensado con bitcoins y esta actividad continuará hasta que se emita la totalidad programada.

Guía de recursos
Hay muchísimo más para investigar y aprender acerca de este tema. Si quieres saberlo todo, consulta nuestra Guía de Recursos:
Bitcoin en español:  Sitio oficial, con videos explicativos, cómo funciona y cómo participar.
Fundación Bitcoin: Dedicada a la difusión, estandarización y financiación de la estructura para hacerla más respetada , confiable y útil.
Bitcoin Magazine: Revista electrónica con información actualizada acerca de esta y otras cripto-monedas.
Bitcoin Argentina:  Comunidad apoyada por Asociación Civil Eudemocracia que permite a sus miembros realizar operaciones para intercambiar entre sí.
Minería de Bitcoin:  Todo sobre la minería y cómo convertirte en un minero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *