Beep: Franquicias españolas rentables de tecnología

beepFue en enero de 2008 cuando se presentó en rueda de prensa, por primera vez, la fusión de dos grupos líderes en el sector de las tecnologías de información y la electrónica de consumo en España. Data Logic y Sistac unieron así un potencial y una trayectoria de las que Beep formaba ya una parte importante.

Esta franquicia española pasó desde entonces a integrar el mayor grupo especializado en tiendas de proximidad de electrónica de consumo e informática. Con más de 25 años de experiencia en el mercado, esta enseña perteneciente al grupo Ticnova ha conseguido expandirse por toda España y en julio de este año contaba ya con más de 300 tiendas de las cuales 290 son franquicias.

Beep apuesta a diferenciarse de sus competidores ofreciendo el valor añadido del asesoramiento y la personalización, ocupándose de brindar a sus clientes soluciones sencillas y a medida. Se define a sí misma como decana en el sector de las firmas de informática, caracterizada por la proximidad, la rápida introducción de los últimos avances tecnológicos, la implicación en la atención al cliente y el servicio técnico a un precio altamente competitivo.

Como prueba del éxito de su crecimiento, la cadena tiene previsto la apertura de 16 nuevas tiendas antes de la finalización del año. El número de puntos de venta –aspecto central de su fuerte política de expansión para conseguir el objetivo clave de la proximidad- y el  monto de facturación, la diferencian ampliamente de sus competidores.

No obstante esto, el fundamento de esta empresa es también la calidad de los productos exclusivos de factura propia tales como NETWAY (una línea de artículos que combinan calidad y estilo) o INNOBO (sus artículos de bajo costo) y la excelente relación calidad-precio de los mismos. En el marco de su política de expansión actual está a la búsqueda de Master franquiciados en México y los países de habla hispana con una propuesta basada en un modelo de convergencia de tecnologías con productos de Internet, telefonía, fotografía, informática video, etc…a fin de ofrecer soluciones tecnológicas globales.

Si bien es cierto que las previsiones de crecimiento del mercado en este rubro son más que positivas, también es cierto que sus gestiones como franquiciadores son responsables y operativas, aportando formación continua, inversiones en marketing y publicidad, fórmulas financieras exclusivas, gestión de garantías y reparaciones, centralización de suministros y devoluciones, soporte comercial, etc.

Respecto de su sistema de franquicias rentables también es importante destacar que en el último año ha sabido adaptarse muy bien a las nuevas condiciones económicas de recesión generalizada en los mercados. Proponiéndose a sí misma como una fórmula eficaz de autoempleo, ha optado por mejorar considerablemente las condiciones de entrada a la cadena siendo la inversión mínima desde 9000 euros.

Ha mejorado también los costos de montaje tanto en el área de publicidad como en mobiliario y decoración (cartelería) dirigiéndose a emprendedores con conocimientos de informática y capacidad para la gestión de ventas y el servicio de asistencia técnica que son los dos fundamentos de sus tiendas.

Además de ser la primera que incorporó la venta de telefonía e imagen digital su imagen de marca es de gran vigor, solidez y capacidad de negociación por sus relaciones comerciales directas con los principales grupos tecnológicos e informáticos multinacionales. Todo lo anterior redunda también en la competitividad de sus precios porque dada la unión de sus más de 400 tiendas –que llegan a un total de 600 si se cuentan todas las pertenecientes al grupo Ticnova- su capacidad de negociación con dichos grupos aumenta al mismo ritmo que la apertura de sus puntos de venta.

Es a través de un sistema único de subasta diaria que mantiene en la relación con sus proveedores lo que le permite obtener unos precios altamente competitivos. En esta relación con los grandes grupos tecnológicos también se ha beneficiado estableciendo acuerdos de prioridad para la comercialización de productos informáticos y tecnológicos novedosos de los principales fabricantes disponiendo, además, de oficinas de compras propias en China y Taiwán.

La apuesta de Beep, con su políticas de “tiendas a pie de calle” como clave para facilitar el acceso a la informática y las nuevas tecnologías ofreciendo al inversor las ventajas del asesoramiento y el apoyo constante cubre un amplio segmento del mercado ya que toda la oferta de sus servicios y suministros están al alcance no solamente del consumidor final de informática sino también de las pymes.

Respecto de los locales de sus puntos de ventas podría decirse que tampoco son un aspecto que resulte un obstáculo dado que para su correcto funcionamiento basta una superficie de entre 40 a 100 metros cuadrados dependiendo del tamaño de la población en la que se ubique el negocio. Por último, destacar que su programa de gestión también es exclusivo, dispone de programas propios de control de pedidos on-line y boletín informativo diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *