Balanza comercial

balanza comercialUn país tiene como parte fundamental de su funcionamiento el comercio de lo que produce o genera. Un país comercia con otros países y esto es lo que se llama importaciones y exportaciones, básicamente todo lo que compra a otro son importaciones y todo lo que vende son exportaciones; la balanza comercial es la relación entre lo que entra y lo que sale.

No tiene en cuenta prestación de servicios o inversiones entre países, sólo contempla mercancías, y ofrece dos resultados posibles: déficit o superávit.

Cuando está en déficit quiere decir que se importa más de lo que se exporta, por lo que el importador no tiene un resultado positivo de su economía, gasta más de lo que produce.

Cuando está en superávit, quiere decir que exporta más de lo que importa, por el contrario de la situación anterior, la economía, hablando sólo de las mercancías, gana más de lo que gasta.

En el caso de la balanza comercial con déficit, tiene que evaluar cuánto influye en su gasto y cómo modifica la inflación, por lo que las medidas a tomar para sustituir importaciones o disminuirlas de alguna manera tienen que ser exhaustivamente analizadas.

Uno de los principales problemas de la deficitaria es que para solucionar esa diferencia el país necesita invertir, es decir, necesita dinero y el dinero se obtiene aumentando los impuestos o endeudándose (para decirlo de una forma muy sencilla y poco profunda), por lo que puede afectar el nivel de vida de sus habitantes.

La productividad y la competitividad son los principales “pesos” dentro de una balanza comercial. Si es solamente productor de materias primas y no realiza nada, tendrá que importarlo todo hecho, y así puede provocar endeudamiento.

La productividad, debería tender a mejorar, es decir aumentar, pero sin afectar demasiado los recursos que utiliza, logrando generar mayor rentabilidad de su producción. Para mejorar la productividad será imprescindible realizar un análisis de los sistemas de producción de cada uno de los bienes que se exportan (o que se venden en una empresa) y encontrar los puntos que puedan mejorarse, cambiarse o eliminarse con el fin de aumentarla.

En el caso de competitividad, es cuán bien puede ubicar sus productos en el mercado mundial, hablando de empresas, es cómo funciona en relación a sus competidores. La relación entre productividad y competitividad es muy estrecha porque de la calidad, precio y forma de ofrecer los productos depende cuán competitivos sean.

La forma en la que se gestiona un país o una empresa son determinantes para modificar los pesos en la balanza y el análisis periódico de los factores que la influyen es importante para saber cómo adaptarse a los cambios.

La balanza comercial forma parte de lo que se denomina balanza de pagos, que es un registro del comercio entre países a lo largo de un tiempo determinado. A su vez, está formada por una cuenta corriente que nos indica cuánto se pagó y qué bienes se comercializaron y la balanza de movimiento de capitales, es decir los pagos y cobros realizados.

De este análisis se puede saber cómo funciona el país en lo que respecta a su relación comercial con el mundo, teniendo en cuenta todas las formas de ingreso y egreso de capital. Y así tomar las medidas necesarias para mejorar la situación.

En el caso de los países, solucionar el déficit es complejo ya que implica modificar los sistemas de producción tanto del Estado como de los organismos privados, implica generar sustitución de importaciones, como ya dijimos, pero hacer esto no es tan sencillo como es decirlo, porque para que comience a producir lo que importa tiene que invertir en industrias y sistemas de desarrollo, tiene que tener verdadero interés en logar bajar del déficit y tener el consenso de los productores y trabajadores.

En el caso de una empresa, mejorar los sistemas de producción es más sencillo porque supone el consenso de menos personas, más cercanas entre sí y con un mismo objetivo común. Los problemas que puede suponer este análisis de la situación, es que se requiera disminuir la planta de personal o aumentar el patrimonio y que no se cuente con el dinero para logarlo.

Cuando una empresa se plantea mejorar su producción y competitividad necesita tener una visión clara y objetiva de su situación actual y su relación con el mercado, por eso en muchos casos es bueno que este análisis lo realice una persona ajena a la empresa, que garantice objetividad y resultados, de este modo, quienes tengan que tomar la decisión estarán más tranquilos y no herirán susceptibilidades, más aún si en la empresa hay familiares o amigos.

Las posibilidades que tiene una empresa para mejorar el resultado de su balanza comercial son muchas y cuanto más minucioso sea el análisis que realiza mejor podrá ajustar cada sector o departamento, optimizando su forma de trabajar al máximo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *